Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Cultura edita un libro sobre la historia de las centrales hidroeléctricas en Navarra

Cultura edita un libro sobre la historia de las centrales hidroeléctricas en Navarra

NAVARRA INFORMACIÓN.ES

Cultura edita un libro sobre la historia de las centrales hidroeléctricas en Navarra que recoge los 120 años de estas instalaciones que impulsaron la industria y la economía de los pueblos navarros

La presentación ha corrido a cargo del director general de Cultura, Ignacio Apezteguía, la directora del Servicio de Patrimonio Histórico y coordinadora de la obra, Susana Herreros, y la subdirectora del departamento de Economía de la UPNA Mar Rubio Varas que también ha participado en la publicación. Han asistido, además, representantes de entidades y empresas vinculadas con la energía hidroléctrica y que participaron en el inicio y promoción de las energías renovables en Navarra.

Navarra se incorporó desde el primer momento a la construcción de centrales de energía hidráulica para la producción de electricidad, cuyo destino principal fue en un primer momento el alumbrado de los centros urbanos. En 1880 Thomas Edison patentó la bombilla eléctrica y ya en 1888 Pamplona / Iruña instaló el alumbrado eléctrico en la ciudad. A partir de este momento y sobre todo desde la implantación de la corriente alterna, numerosas localidades navarras comenzaron a utilizar equipos hidráulicos para iluminar sus calles. Así, en 1944 eran pocas las que no disponían de una modesta instalación o fábrica de electricidad.

Más de 300 centrales

En el libro presentado hoy, que cuenta con la colaboración del Instituto INARBE de la UPNA, han colaborado especialistas de todas las facetas relacionadas con las centrales hidroeléctricas: ingenieros, economistas, cartógrafos, historiadores, archiveros y fotógrafos. En sus 322 páginas, la obra recoge, a modo de catálogo, más de 300 instalaciones cuyo estudio permite ahondar en el uso y aprovechamiento de la fuerza del agua como fuente de energía a lo largo de más de un siglo. Partiendo de las fichas del Inventario de Minicentrales Hidroélectricas elaborado por el Departamento de Industria en 1986, se ha completado la información con datos de otros repertorios existentes.

De las 304 instalaciones catalogadas, 198 habían dejado de funcionar antes de la realización del inventario, 72 permanecían en funcionamiento, 31 son de nueva creación y 16 se reflotaron en años posteriores al proceso de inventariado. Actualmente se documentan 119 centrales en activo.

Para facilitar la consulta e incidir en su valor patrimonial, industrial, económico-laboral y paisajístico, se han organizado estas instalaciones por localidades, siempre tomando como referente la casa de máquinas, aunque el resto de los elementos estuvieran en otra demarcación. En total, cuentan con centrales de hidroeléctricas un total de 140 municipios navarros, algunos con sus diferentes concejos o lugares. Cada una de estas instalaciones lleva asociada una ficha descriptiva y una breve historia de su existencia.

Gran potencial hidráulico

Navarra es una comunidad con un potencial hidráulico importante, estimado en 10.335 Hm3 de agua en circulación anual por los ríos, y quizás esta circunstancia favoreció la creación de centrales de pequeño tamaño, al menos durante la primera mitad del siglo XX. La creciente demanda de la industria y de los núcleos urbanos requirió una mayor producción y, sobre todo, que fuera más estable, no sometida a las variables meteorológicas.

El análisis de los distintos modelos de producción, distribución y uso de la energía eléctrica ocupan una destacada sección de esta publicación. El estudio se aborda desde un punto de vista de la historia económica, analizando los datos desde los inicios y sin olvidar los años de transformación hacia otras formas de energía renovable, de la que Navarra es un referente de primer orden. En una comunidad en la que la producción de energía limpia es una constante prioritaria, se plantean algunas posibilidades de que las minicentrales hidroeléctricas puedan ser una buena opción para satisfacer parte de la demanda de autoconsumo de manera autóctona.

El libro, de cuidada presentación, no olvida el aspecto patrimonial de estas instalaciones. Hasta ahora se había tratado este tema de forma puntual y quizás desde un punto de vista de historia empresarial. Además de destacar el valor arquitectónico de las casas de máquinas, se trata de poner en valor toda la obra de ingeniería que llevan aparejada. Presas, canales, cámaras, tuberías, compuertas, rejas, turbinas o generadores constituyen atractivos elementos industriales que es preciso estudiar, evaluar y, en su caso, patrimonializar y conservar.

Se han editado 400 ejemplares de la obra, de cuidada presentación, que pueden adquirirse a un precio de 20 euros en las librerías y en el fondo de publicaciones del Gobierno de Navarra.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies