Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El Supremo confirma la pena de cuatro años de prisión al exalcalde de Peleas de Abajo (Zamora) por cobrar 14.000 euros en dietas sin justificación

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

El Tribunal Supremo confirma la pena de cuatro años de prisión al exalcalde de Peleas de Abajo (Zamora) por cobrar 14.000 euros en dietas sin justificación

La Sala de lo Penal indica que no existen documentos que demuestren que obedecían a actuaciones relacionadas con el cargo

La Sala II del Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 4 años de prisión y 8 años de inhabilitación especial para cargo o empleo público al exalcalde de Peleas de Abajo (Zamora) M.J.R. por el cobro de 14.559 euros de dietas sin haber justificado los gastos, entre los años 2007 y 2009, periodo en el que era alcalde de la localidad.

El Supremo desestima el recurso del exalcalde y ratifica los pronunciamientos que sobre él realizaron tanto un tribunal del jurado de la Audiencia Provincial de Zamora como posteriormente en apelación el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. El alto tribunal explica que no se discute que percibió esas cantidades, y que en el acuerdo de percepción de dietas constaba la obligación de justificarlos, lo que no hizo a pesar de ser requerido por los funcionarios y de las advertencias o reparos de la Secretaria municipal. Añade que no existen documentos que demuestren que obedecían a actuaciones relacionadas con el cargo, y consta que la Secretaria municipal que le advirtió de la necesidad de justificar.

En vía de responsabilidad civil, el exalcalde deberá indemnizar al Ayuntamiento de Peleas de Abajo (Zamora) en la cantidad de 14.559,51 euros, incrementada con los intereses legales.

El Supremo sí estima el recurso del segundo acusado en el caso, que era el concejal que, como tesorero, firmó las órdenes de pago de las dietas del alcalde, y a quien la Audiencia de Zamora y el TSJ castellanoleonés condenaron a 3 años de cárcel y 5 años de inhabilitación como cooperador necesario de la malversación.

El alto tribunal anula esa condena y le absuelve al entender que no quedó probado que supiera que los gastos no habían sido justificados.

he, cuando el condenado fue a la vivienda de la víctima, que ya conocía porque había acudido con anterioridad para prostituirse.

Según el relato de hechos probados de la sentencia, agresor y víctima mantuvieron relaciones sexuales y mantuvieron después una discusión durante la que el joven cogió un cuchillo y le hizo dos cortes en el pecho al fallecido.

A continuación, le golpeó la cabeza con un bote de insecticida, lo que dejó herido e inconsciente al agredido. Posteriormente, le tapó la boca, le ató las manos en la espalda y lo asfixió.

Antes de abandonar la vivienda, el agresor se llevó un teléfono móvil, una bicicleta eléctrica y un monedero con tarjetas de crédito de la vivienda. Posteriormente, quedó con el otro condenado y ambos decidieron deshacerse de los efectos robados para evitar que les relacionaran con el crimen.

Durante el juicio, que comenzó el pasado 11 de noviembre y se celebró mediante el procedimiento del jurado popular, las defensas de los dos jóvenes y la acusación particular se adhirieron a la calificación y a la petición de penas formulados por el Ministerio Fiscal.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies