Últimas noticias

La consejera Gómez subraya la importancia económica, social y ambiental de las choperas

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

La consejera Gómez subraya la importancia económica, social y ambiental de las choperas

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, ha defendido la importancia de las choperas por su valor económico, social y ambiental para Navarra. Así lo ha trasladado hoy en la apertura, junto con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Mª Dolores Pascual, de las jornadas organizadas por la Asociación Forestal de Navarra (FORESNA-Zurgaia) y el Gobierno de Navarra en torno al chopo.

“Nuestra apuesta por una gestión forestal sostenible es clara y en ella el cultivo del chopo juega un papel relevante”, ha señalado la consejera en la apertura de la jornada. En este sentido, Gómez ha recordado a los presentes la “relevancia económica de las chopera, con la producción de madera de alta calidad, que se suma la social, como generadora de puestos de trabajo a nivel local en todos los eslabones de la cadena”.

No obstante, éstos no son los únicos beneficios de las choperas que han destacado la consejera. “También aportan un beneficio ambiental, puesto que las choperas ayudan en los procesos de fijación de carbono, son barrera frente a avenidas, ayudan a la conservación de los suelos y conforman corredores verdes a lo largo de los ríos navarros”, ha recalcado.

Dados los beneficios de estas plantaciones, la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Mª Dolores Pascual, ha señalado que las choperas están muy presentes en los trabajos de preparación del futuro Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro 2021-2027, y ha reiterado la apuesta de la CHE por facilitar esta actividad. Así lo ha anunciado en su intervención, de forma telemática, en la jornada.

Pascual ha incidido en que el objetivo de la CHE es ir poco a poco simplificando la burocracia y trabajar para evitar que los cánones supongan un lastre para este cultivo, importante “no sólo para renaturalizar riberas y zonas aledañas, sino también como instrumento de adaptación a las inundaciones en el tramo medio del Ebro”.

Tanto Gómez como Pascual han subrayado el papel del chopo, como una especie de crecimiento rápido, con demanda en el mercado de la industria, un gran fijador de carbono y que puede permitir el desarrollo rural de algunos pueblos con la creación de puestos de trabajo.

En la actualidad, tal y como ha quedado de manifiesto en la jornada, la cadena de transformación del chopo proporciona empleo a unos 11.000 trabajadores entre puestos directos e indirectos en España. La facturación del sector industrial que utiliza el chopo como materia alcanzó los 350 millones de euros en 2019.

Madera, biodiversidad y avenidas

En la actualidad, las choperas ocupan sólo el 1% de la superficie arbolada de La Rioja, Navarra y Aragón, tal y como se ha puesto de manifiesto en la jornada. No obstante, aportan más del 37% de la madera que producen estas comunidades autónomas. En cuanto a su calidad, la madera de chopo puede sustituir a las maderas tropicales de importación que se utilizan en la fabricación de tablero contrachapado, evitando así la tala incontrolada de madera en los países con bosques tropicales de África e Indonesia, por ejemplo. De ahí que el chopo juegue un papel fundamental para satisfacer la demanda de madera durante el siglo XXI.

A todo ello se suma que su cultivo en el Valle del Ebro conserva y mejora la biodiversidad y ayuda al control de avenidas y su laminación. Su plantación se realiza bajo el marco de criterios de sostenibilidad y es supervisada por las autoridades autonómicas. En líneas generales, cada hectárea de chopo regada con aguas residuales, utilizadas como filtros verdes, depura los vertidos equivalentes a 250 habitantes. Las plantaciones de chopos en las riberas depuran el 70% de los nitratos y fosfatos procedentes del cultivo agrícola antes de que se produzcan los vertidos a los ríos. En cuanto a su poder depurativo, cada hectárea de chopo fija anualmente 21 toneladas de CO2, por lo que, se convierte en uno de los árboles europeos que más contribuye a la lucha contra el cambio climático.

Sectores implicados

En la jornada, celebrada en Baluarte, también han participado la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), la Asociación Española de Fabricantes de Tablero Contrachapado (AEFCON), expertos de la Universidad Politécnica de Madrid y las empresas TABSAC y Garnica Playwood.

Entre los ponentes que han intervenido, se encuentran Fermín Olabe. jefe del Servicio Forestal y Cinegético del Gobierno de Navarra, que ha destacado el cultivo del chopo como recurso rural en una economía circular; Pablo Munilla, de control del dominio público hidráulico de la CHE, y José Anastasio Fernandez Yuste, catedrático de la Escuela Universitaria del Departamento de Ingeniería y Gestión Forestal del Medio Natural de la Universidad Politécnica de Madrid, quien ha incidido en la oportunidad de futuro de las choperas.

El evento ha permitido también conocer la experiencia de varias empresas navarras que usan el chopo como materia prima. En la charla han participado Ignacio García, director de AEFCON; Oskia Saldise, directora de la empresa TABSAL; Pedro Garnica Ortiz, presidente de Garnica Playwood.; y Patricia Gómez Ayala, gerente de COSE. El director de FORESNA- Zurgaia ha sido el encargado de clausurar la jornada.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies