Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Europa pone en su sitio a un megalómano, mediocre y sin credenciales

Sé que mucho de lo que voy a decir a continuación será repetir lo que de una u otra forma vienen recogiendo los distintos medios desde que en la tarde del jueves se supo el varapalo, no por esperado menos serio, al régimen socialcomunista español por parte de sus colegas europeos, pero no me resisto a exponer mi particular visión de lo sucedido. La decisión final dejó con la miel en los labios a una de las vicepresidentes “todo a cien”, que el pretencioso “hombre anuncio” que tenemos por presidente del desgobierno se sacó de la chistera para camuflar la que tenía que darle a su socio de investidura tras el abrazo de la traición con el que festejaron sus particulares “reyes magos” -con minúscula- y a la sexta intentona de llegar al ansiado puesto de una forma más o menos legal -no estoy muy seguro de si del todo legítima-, después de sustentar en una falacia, exagerada por sus medios subvencionados -casi todos- una moción de censura sustentada en una tan débil como presuntamente injusta sentencia, objeto de un voto particular en contra de más de cien folios,

El doctor Plagio cum Fraude recibió el pago en la misma moneda que le valió la investidura, cuando diecisiete mil votos de Teruel Existe decidieron -aunque estaba al quite ERC, de haber hecho falta algún voto-, despreciando la propuesta de pacto de Estado del líder de la oposición, Pablo Casado, como dejó claro hace pocos días a Il Corriere della Sera italiano: “Nunca he pensado en pactar con el Partido Popular. Así desapareció el PASOK”, y pusiera de manifiesto con su “No es No” y “¿Qué parte del No, no entiende?” a Mariano Rajoy, cuando éste le propuso lo mismo tras las muy tristes elecciones de Diciembre de 2015 en las que ambos, pero especialmente Pedro Sánchez, llegaron a un suelo que nunca hubieran pensado y que este último perforó seis meses después, motivo, en parte de que lo expulsaran de la Secretaría General -craso error no haberlo echado del PSOE entonces-, además de su demostración de “principios” -mantenerse como fuera- en ese intento conocido de manipulación de urnas en su sede.

Ahora, en Europa, los países minoritarios unidos, cuyos votos valían igual que los de los grandes, pudieron más. Creía la marioneta de veinte hilos que con el aparente voto favorable de estos últimos lo tenía hecho, pero no fue así. No me sorprendería nada que ese supuesto voto “favorable” hubiera sido ficción tras la significación de los pequeños en contra de dar recursos gratis para el despilfarro clientelar característico de las “artes” socialistas, especialmente en España -recordemos las prácticas en Andalucía, Extremadura y Castilla La Mancha, por citar las tres más notables y extendidas durante casi cuatro décadas-, pero le salió mal la jugada y la mayoría impuso la lógica de apostar por el representante de un país, Irlanda, que gestionó bien la última crisis de 2008 y dobla hoy nuestro PIB per cápita cuando a su entrada en la UE era menor que el español, frente al de otro que agrandó esa crisis, incrementó el desempleo por encima del 26%, mintió en casi tres puntos en la cifra de déficit que dejaba en 2011 y que ahora, con un socio comunista en su gobierno, apunta a más de lo mismo, si no peor. En Europa no hay la memoria de pez que demuestran muchos españoles, “producidos” por las universidades colonizadas para ese fin por la izquierda durante los últimos 40 años.

Desde Europa le han dicho lo que nadie se ha atrevido a decirle aquí y alguien debería hacer más pronto que tarde -soñar es gratis- si queremos que “la sangre no llegue al río” -que podría ser literal de seguir por estos derroteros, como ya pasó aquí en otra época y pasa en otros países de nuestra “herencia hispánica”-: “Muchacho, ya has llegado siete -o setenta- veces muy por encima del nivel al que, en el más optimista de tus sueños, te hubiera permitido llegar tu formación -escasa- y tu experiencia de gestión -nula- y además te encontrarás con un puesto vitalicio -generosísimamente remunerado- en el Consejo de Estado, gracias al que te precedió en felonía, inutilidad y mezquindad, que se preparó -a sí mismo y a su vice De la Vega “vogue”una lucrativa salida dudando de poder encontrar otra mejor -hasta que llegó a la Venezuela chavista para seguir alimentando su traición-, así que deja ya de j…r a España y a los españoles”. Esa triple combinación que tan engoladamente cacareaba el presidente anuncio el viernes en uno de sus mítines preelectorales para convencidos palmeros: “mujer, socialista, española”, fuera de la “progresía” buenista y relativista de buena parte de nuestra España, se entiende en Europa en sus justos términos para el actual socialismo español: “cuota, comunista, derroche”, y eso tiene difícil venta lejos del bolchevismo podemita que ahora manda y prima de nuevo en el Partido Siempre Opuesto a España, del que, pese al disfraz 1982/96, nunca anduvo lejos. De aquellos polvos… y otros, estos lodos.

Y mientras su socio “blindado” -20 guardias civiles y el alcalde socialista del municipio lo protegen-, el “vallecano de Galapagar”, nos deja otra muestra de “espíritu democrático” desde el llamamiento de sus huestes a terminar con los mayores: “A día de hoy, nadie entiende por qué -ellos lo escriben con falta de ortografía, faltaría más- los viejos deciden el futuro de los jóvenes cuando ya lo han arruinado” -entre otras “perlas” expresivas de su “tolerancia”- o su “respeto” a la escasa prensa libre que queda: “Que existan medios de comunicación privados ataca la libertad de expresión” -que sólo ellos tienen-, el yerno del empresario de saunas gay madrileñas -dicen que con cámaras para clientes- insiste en su intento de asaltar la Jefatura del Estado, relegando al Rey Felipe VI a un segundo plano en la invitación a su “auto-homenaje”: “El Presidente del Gobierno transmite su deseo de compartir con … el Acto de Homenaje de Estado -¿desde cuándo un presidente de gobierno puede convocar un acto de Estado si no es por delegación de la Primera Magistratura?- a las víctimas del coronavirus y de reconocimiento a la sociedad, que presidirá Su Majestad el Rey”, aquí “el orden de los factores sí trata de desvirtuar el producto”, cuando lo correcto hubiera sido “Su Majestad el Rey Felipe VI y en su nombre, el Presidente del Gobierno,…”. No tengo duda de que este pretencioso personaje, que hasta en la elección de la fecha -el Día de la Virgen del Carmen, Patrona de la Armada y de los pescadores- pretende meter el dedo en el ojo de la media España que odia, sólo busca con este acto “su” propio “reconocimiento” de la parte de opinión pública que le interesa. Un homenaje, sin duda, poco sentido y desde luego extemporáneo -ya vimos lo que esperó para declarar luto nacional y el corto periodo que lo mantuvo, desatendiendo la petición al respecto de Casado-, además de parcial, porque desconocemos un buen número de esas pobres víctimas de la pandemia que siguen sin estar bien contadas y reconocidas, así que tendrá que hacer otro cuando “aparezcan” los fallecidos que exceden a la cifra oficial de 28.403, que el I.N.E., el Instituto Carlos III y el Registro Civil elevaban hace semanas por encima de las 45.000, buena parte de ellas por culpa, probablemente, de su pésima gestión de la crisis y -como toda la información que se va conociendo, apunta- del deliberado retraso en tomar medidas, porque el 8Morado les iba “la vida en ello”Carmen Calvo “Pixie” dixit- y había que esperar a toda costa a que sus mujeres y… se manifestaran, desoyendo lo que la O.M.S. les venía diciendo desde el mes de Enero, como algunos de los responsables parecen haber reconocido. Espero que haya Justicia terrenal, que será el mejor homenaje que se pueda hacer a todas las víctimas actuales y futuras.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior “¡Noli me tang… ERE!”, medios amigos, o sea casi todos

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies