Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

NA+ denuncia que la MCP niega a Noáin toda participación en el proyecto del centro de residuos para Imárcoain

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

NA+ denuncia que la MCP niega a Noáin toda participación en el proyecto del centro de residuos para Imárcoain

El Grupo de Navarra Suma en la Mancomunidad la Comarca de Pamplona (MCP) ha denunciado hoy la decisión del equipo de gobierno de “coartar la autonomía municipal” en la instalación de la planta de residuos de Imárcoain. “Quieren negar toda partipación a Noáin-Valle de Elorz y vaciar de contenido las competencias del Ayuntamiento mientras avanzan e imponer por las bravas una instalación ilegalmente localizada y que es un despilfarro millonario”, ha criticado Sebastián Marco, alcalde de Noáin-Valle de Elorz.

Marco ha explicado la intención de la MCP de promover un segundo Proyecto de Incidencia Supramunicipal, eliminando así la capacidad del Ayuntamiento de controlar las obras que se hacen en su territorio. “Es un nuevo fraude para los ciudadanos de Noáin-Valle de Elorz”, ha sentenciado.

Además, a su intención de derruir las instalaciones de residuos en funcionamiento en Góngora (Aranguren) y reconstruirlas en Imárcoain (Ciudad del Transporte) en lugar de ampliar las del Valle de Aranguren, se suma las nuevas pretensiones que el equipo de gobierno de la Mancomunidad ha manifestado esta semana. Desde la MCP aseguran que las instalaciones no están solo pensadas para la Comarca de Pamplona.

“¿Desde cuándo la Mancomunidad puede tratar residuos de otras zonas o comunidades autónomas? ¿Por qué tenemos que pagar los ciudadanos de la Comarca de Pamplona unas instalaciones que no se sufragan por otros que, según dice la Mancomunidad, también las van a usar?, ha denunciado Marco.

Ubicación arbitraria

Asimismo, el alcalde de Noáin-Valle de Elorz ha denunciado la “decisión arbitraria” en la elección de la ubicación de las instalaciones. “El informe que la Mancomunidad elaboró en 2018 se cae por todas partes, puesto que no utiliza los criterios establecidos en el Plan de Residuos de Navarra”.

“La aplicación correcta de los criterios determina que no sea Imárcoain la elegida, y así lo va a hacer valer el Ayuntamiento de Noáin-Valle de Elorz ante los tribunales”, ha asegurado.

Para Navarra Suma, la sociedad mercantil gestora de la Mancomunidad (SCPSA) “debe construir la necesaria e indispensable planta de tratamientos de residuos, pero sin el coste millonario que supone la reconstrucción en Imárcoain de todas las instalaciones que están operativas actualmente en Aranguren”.

A este respecto, la concejala de NA+ en el Ayuntamiento de Pamplona y miembro del consejo de SCPSA, María Caballero, ha incidido también en “el coste medioambiental que tiene, porque impone la urbanización de terrenos que a día de hoy están destinados a usos agrícolas”.

Según Caballero, “SCPSA se escuda en un Convenio firmado en 2008 con el Ayuntamiento de Aranguren que se puede modificar según la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas. La Disposición Adicional Octava obliga a adaptar al interés público todos los convenios que estaban vigentes en 2015, porque han cambiado las circunstancias que lo originaron”. “La Mancomunidad está obligada legalmente a modificar un convenio que supone un coste millonario para los ciudadanos”, ha asegurado.

Cabe recordar que el Convenio obliga a clausurar el vertedero en 2023, cerrar la instalación en 2028 y no construir allí la de tratamiento de residuos. Se firmó bajo una premisa acreditada por un informe técnico donde el incremento previsto de la generación de residuos en la Comarca iba a llenar el vertedero en 2023. Una previsión que cambió en 2016, cuando otro informe técnico interno informó de que la anterior crisis económica generó menores recursos alargando hasta 2044 la previsión de llenado.

En otro informe, más preciso y actualizado, del ingeniero Francisco Galán –redactor del proyecto del vertedero de Góngora y director de su ejecución- se ajustan las previsiones del anterior según el Plan Director de Residuos de Navarra de 2017 (25% de los residuos). Este informe lleva el cierre del vertedero a 2091.

“Vamos a continuar denunciando que se entierre el dinero público de esta absurda manera. La Mancomunidad está obligada a modificar el Convenio y así se le ha exigido por escrito”, ha explicado Caballero, que ha asegurado que “no entiende cómo esta estrategia es compartida ahora por partidos políticos que entonces manifestaban su desacuerdo con semejante dispendio inútil y caprichoso”.

No podemos compartir el despilfarro millonario que siguen pretendiendo al continuar con la estrategia dilapidadora de EH Bildu”, ha asegurado también Caballero.

La MCP, recuerda también la concejala de NA+, señala que la única instalación nueva que está obligada a hacer, la de tratamiento de residuos que ocupa 12.000 m2, no cabe en el recinto de Aranguren. “Resulta incomprensible que diga que no cabe en Aranguren cuando hay zonas sin uso de mucha mayor dimensión que esos 12.000m2”, ha criticado.

Además, agrega, la MCP ha explicado que va necesitar un lugar donde verter el “rechazo”, que es el 25% de la basura y que lo hará en “canteras” o “zonas degradadas” de la Comarca de Pamplona. “Quieren ahora convencernos de que no necesitarán un vertedero y cuando ya hayan acabado con su pretendido despilfarro nos dirán que además es necesario un vertedero”, ha dicho.

La concejala del Ayuntamiento de Pamplona ha criticado la “huida hacia adelante” para cumplir con el capricho de construir la planta de Imárcoain. “Son capaces de decir cualquier cosa, aunque sea absurda, con tal de avanzar en su política de hechos consumados”, ha aseverado.

“Esta semana han presentado a bombo y plantillo el macro proyecto de planta en Imárcoain sin hacer referencia a todas estas cuestiones pendientes que debieran resolver antes de comprometer tantos millones”, recalca, por lo que ha anunciado que han registrado hoy una serie de preguntas escritas dirigidas tanto al presidente de la Mancomunidad como al gerente en relación con este proyecto “y con el incumplimiento de todos los compromisos adquiridos por todos los grupos de respetar la autonomía municipal de Noáin en todo este proceso”.
Navarra Suma ha advertido de que, de seguirse el proyecto antes de que los Tribunales se pronuncien, exigirán la restitución patrimonial de todo el dinero público despilfarrado.

“No tenemos ninguna duda de que los Tribunales determinarán que la pretensión de la Mancomunidad es un completo despilfarro ilegal”, ha asegurado. “Solo es necesario construir una planta de tratamiento de la materia orgánica y modificar la de envases que hay en Góngora para que acoja la fracción resto. Esto son 15 o 20 millones. Ellos quieren derruir todo Góngora y trasladarlo entero y eso son 55 millones más 10 del terreno”.

“Realmente, se compran votos del Valle del Aranguren para la Asamblea con el dinero de todos los ciudadanos de la comarca”, ha concluido.

Preguntas de NA+

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies