Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La destrucción de nuestro orden social y el tercer acto de la felonía

Asistí el martes a otro acto de los que convocan desde Enero de 2017 las Fundaciones Villacisneros y Valores y Sociedad, a las que en este curso se une la Fundación Cultural Cardenal Herrera Oria desde la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación San Pablo CEU. El tema era “La destrucción de nuestro orden social”, dentro del ciclo “La Alternativa Cultural al Frente Popular”. Nuevamente se llenó el magnífico auditorio de la Mutua Madrileña y, como de costumbre, asistimos los de casi siempre que, siendo generoso, formamos un colectivo de unos 60 años de media. Parece que la juventud está en otra onda. La propia mesa de ponentes, y gracias a que su moderadora, María San Gil -expresidente del PP vasco-, la bajaba sensiblemente, subía al menos en 10 años la cifra anterior, eso sí, con unas cabezas perfectamente amuebladas y una jovialidad muy destacable. Acompañaban a María Fernando García de Cortázar, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto, y dos políticos, Francisco Vázquez, exalcalde de La Coruña y exembajador en el Vaticano, y Alejo Vidal-Quadras, expresidente del PP catalán y ex vicepresidente del Parlamento Europeo tras su “decapitación” de la política nacional en aquellos “Pactos del Majestic” que, tal vez, traigan parte de causa en esta destrucción del orden social que en 2011 ya era evidente tras el efecto Zapatero y que, tal vez también, se podría haber evitado, o al menos paliado, de haber actuado de otra forma los que podían y tenían medios para hacerlo durante, al menos, las tres décadas anteriores, sin excusar a aquellos votantes viscerales que algo tuvieron que ver, en especial desde aquel triste 2004. Pero no hay que llorar por la leche derramada sino actuar de una vez para intentar que este gobierno socialcomunista -reedición de aquel frente popular de 1936 que ya sabemos a lo que condujo- sea corto y destroce lo menos posible, que no será poco, me temo.

Abrió fuerte el acto María San Gil: “este frente popular ha venido para quedarse” y llamó a ser conscientes de ”la gravedad del momento político que vive España”, porque esta coalición de socialistas, comunistas, independentistas y filoetarras “tiene como objetivo romper nuestro orden social”, título de la sesión de hoy. Destacó que a este gobierno “le molesta nuestro orden social basado en el humanismo cristiano” y pretende implantar la “dictadura del relativismo”.

García deCortázar achacó “cierta indolencia de la ciudadanía” y que “en España falta la conciencia nacional”. Apunto yo que despertar esa conciencia lo hacía la denostada Formación del Espíritu Nacional, lejos de mítines políticos, desaparecida en el tardofranquismo tras la reforma educativa de Villar Palasí de 1970, que implantó la EGB y BUP. También, el Servicio Militar -la “odiosa” Mili- suspendido por José Mª Aznar de la mano del entonces ministro de Defensa, Federico Trillo-Figueroa. Llamó a la movilización de la sociedad en defensa de baluartes entregados sin lucha: libertad, patriotismo, defensa de la familia, educación al servicio de la igualdad de oportunidades -¿nos acordamos de aquel Patronato de Igualdad de Oportunidades (P.I.O.)?-, propiedad y trabajo…”. Terminó diciendo que: “Todas las revoluciones se han iniciado por cambios en el lenguaje”, especialidad de la izquierda para hacerse con las ideas y citó a Miguel de Unamuno, precursor de los que “confunden el género gramatical con el sexo” a través del protagonista de su novela Niebla.

Francisco Vázquez empezó aludiendo a la composición de la mesa: “Hoy, poder hablar de España un vasco, un catalán y un gallego encierra un buen simbolismo” y advirtió que “La ciudadanía no es consciente del drama que vive España, en deriva hacia su propia destrucción”. En una especie de acto contrición dijo que la “descomposición cívica y la fragmentación territorial, consecuencia de la responsabilidad compartida por muchos que han, o hemos, dejado hacer, permitiendo que se haya deslegitimado el proceso de la transición democrática y de su mayor éxito, la Constitución”,  resaltó que “41 años después, todos los partidos que impulsaron el No o la abstención, conforman el gobierno en minoría y apuntalan la mayoría que garantiza la gobernabilidad” y afirmó rotundo que “el PSOE apuntala hoy la sedición separatista y pone en grave riesgo la continuidad histórica de España”. Concluyó llamando a “empezar entre todos a hablar de España sin matices”, citando a Pérez Galdós: “Es obligación que contribuyamos todos a formar lo que tanta falta hace hoy en España, la fe nacional” y su deseo de que “Cualquier España, mejor que una España rota”. Dijo algo con lo que no estoy en absoluto de acuerdo: “No hay ninguna diferencia con el régimen en el que vivimos nuestra propia juventud”, porque esa juventud fue la mía -nos separan tres años- y aseguro que no es así, por mucho que viera coartada su libertad, que lo dudo, pero sería largo de explicar.

Alejo Vidal-Quadras tuvo una intervención brillante y con notas de humor que no venían mal para hablar sobre un tema que “no invita a la tranquilidad”.  Empezó explicando “qué entendemos por orden social, por qué es nuestro y cuáles son los agentes que pugnan por acabar con él”. Lo definió como un “conjunto de instituciones, normas, hábitos de conducta, reglas morales y creencias, que articulan y configuran una sociedad humana” que “Cuando evoluciona gradualmente… construyendo sobre lo previamente establecido…, abre paso al progreso y mejora la vida de sus integrantes”. De lo contrario “el daño es invariablemente superior al eventual beneficio”. Añadió que “en España, pese a amargas experiencias de los últimos dos siglos, hay irresponsables que abogan por la ruptura del orden social para reemplazarlo por utopías fracasadas, religiones laicas proclives al totalitarismo o agregaciones de nacioncillas agrestes o inventadas”. Después de la transición, “nuestro orden social se encuentra seriamente amenazado” por una serie de “ismos” entre ellos “totalitarismo invasor, ecologismo apocalíptico, feminismo radical, identitarismo excluyente, animalismo sentimentaloide laicismo agresivo, infantilismo extemporáneo, estatismo invasivo, igualitarismo empobrecedor,  indigenismo bucólico y subjetivismo relativista”. Tuvo especial sutileza al referirse a la creciente “corrección política” y a su “icono” Greta Thunberg, “la pobre”, y a la ministra de igual-da y su compartido vídeo del “cumple”, coreada por exultantes vestales”. Se despidió citando a Pablo Ruiz Picasso: “Que la inspiración nos encuentre trabajando”.

Mientras, en la tarde de ayer -tras una bochornosa sesión de “control” al desgobierno, en la que un hipócrita y chulo José Luis Ábalos recurrió al 11M para esconder sus mentiras con las contradicciones del PP sobre el luctuoso atentado, que inició el cambio de sistema- se escenificó el tercer acto de la rendición de Moncloa ante el nacionalismo, después de los dos de Barcelona, el de la entrega de las instrucciones al “mocionador” por el hoy condenado e inhabilitado Torra y el segundo tras el aviso del socio de investidura, Gabriel Rufián: “Si no hay mesa no hay legislatura”, que llevó a Mr. Falconeti a rendir pleitesía de nuevo al “molt miserable” presidente cesado de la Generalidad al que el doctor Fraude cum Laude sigue obedeciendo y sentándose de “igual a igual” en la mesa de destrucción de España como Nación, que los separatistas quieren convertir en Estado asociado.

Y hoy comienza en el Casino de Madrid el I Congreso de Sociedad Civil Ahora, que esperemos sea el primer paso para atajar lo que se traslucía el martes como enorme inquietud de buena parte de la sociedad española y que no se quede en un fenomenal libro de diagnósticos y “soluciones” teóricas y se pase “de las musas al teatro”.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior El carnaval político y sus máscaras… con algunos disfraces recomendados

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies