Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La Policía Foral realizó 1.452 controles en la N-121-A en 2019, 259 más que el año anterior

NAVARRAINFORMACIÓN,.ES

En total el año pasado se interpusieron en la vía 4.205 denuncias, 3.029 por exceso de velocidad

El Área de Tráfico y Seguridad Vial de la Policía Foral incrementó el pasado año su presencia y número de controles efectuados en la Nacional 121-A. A lo largo de 2019, se realizaron 1.452 controles, 259 más que en 2018. Además, si no se contabiliza la campaña especial por el cierre de los túneles de Belate, el incremento de controles de 2018 a 2019 es de 571.

De los controles efectuados por la Policía Foral en 2019, 422 fueron dispositivos estáticos de vigilancia (controles que se realizan en puntos de la vía y franjas horarias relacionadas directamente con la accidentalidad), 255 de alcoholemia, 247 de documentación, 142 de detección de consumo de drogas, 135 de pesaje de transporte, 107 de velocidad-radar y 144 relativos a otras campañas.

En el último año, destaca el incremento del número de controles efectuados por la Policía Foral para detección de consumo de drogas al volante pasando de 16 en 2018 a 142 en 2019. Así mismo, aumentó el número de controles de detección de alcohol, pasando de 120, en 2018, a 255 el pasado año.

Crecen las denuncias en la vía

El año pasado la Policía Foral interpuso en la Nacional 121-A un total de 4.205 denuncias, 321 más que en 2018 cuando se tramitaron 3.884 denuncias. En el año 2017, Policía Foral extendió 2.039 denuncias mientras que en 2016 fueron 3.721.

De las 4.205 denuncias de 2019, 3.029 fueron por superar la velocidad permitida y 1.176 por otras causas: Entre ellas, 216 por no respetar la señalización, 204 por consumo de drogas, 62 por alcoholemia positivas, 69 por distracciones al volante, 59 por no llevar colocados los sistemas de retención y 15 por adelantamientos no permitidos.

Proyecto Piloto de inteligencia artificial

La Policía Foral ha incrementado en los últimos años su actividad en la Nacional 121 A realizando además un patrullaje proactivo. La presencia policial hace que los conductores y conductoras activen su atención y por tanto, junto a los controles contribuye a minimizar actitudes de riesgo. Sin embargo, tanto desde Policía Foral como desde la Dirección General de Interior el trabajo en seguridad vial se realiza de forma transversal sabiendo que son muchos los factores que intervienen en la accidentalidad: trazado, situación de la vía, climatología, densidad de tráfico, parque móvil, etc.

Se considera que la seguridad vial no es una ciencia exacta, el factor humano influye en la mayoría de accidentes mortales en carretera con lo que también hay que tener en cuenta el porcentaje de imprevisibilidad.

Por ello tanto la Dirección General de Interior como la Policía Foral consideran que es necesario además incorporar a la sociedad civil y aplicar los avances que proporciona la tecnología para atajar la siniestralidad.

Actualmente se está trabajando en la puesta en marcha de un proyecto piloto con el fin de chequear el tramo con mayor siniestralidad de esta carretera (tramo 6: cantera de Bera-Endarlatsa). A través de cámaras y tecnología artificial se pretende poder observar la vía en tiempo real para establecer las pautas de actuación de los conductores y conductoras. Factores como la velocidad, trayectoria, climatología, etc. facilitan obtener más información y se espera que puedan ayudar a reducir la siniestralidad.

La Policía Foral trabaja además potenciando la sensibilización de la sociedad por medio de la educación vial, formando a escolares y a colectivos en movilidad y recordando las graves consecuencias que puede acarrear la imprudencia al volante.

31 personas fallecidas desde 2010

Otro factor importante que se suma al trabajo en prevención es el conocimiento, con el mayor detalle posible, de las características de la siniestralidad en la vía.

La N-121-A constituye la vía de la red principal de carreteras de Navarra con mayor accidentalidad con 125 accidentes al año de media por lo que la Policía Foral lleva años estudiando los datos de siniestralidad en la misma.

Desde 2010, han fallecido 31 personas en 23 accidentes de tráfico en la N-121-A. En la mayoría de estos siniestros la causa ha sido el choque entre un vehículo en movimiento y otro parado o una colisión frontal (de dos vehículos en movimiento) generalmente producido a consecuencia de un adelantamiento indebido, salida de vía o invasión del carril contrario.

Si observamos la siniestralidad en general, en 2010 se registraron 123 accidentes, 135 en 2011, 114 en 2012, 139 en 2013, 122 en 2014, 109 en 2015, 128 en 2016, 140 en 2017, 137 en 2018 y 154 en 2019.

Un informe elaborado por la Policía Foral sobre la siniestralidad de la N-121-A entre los años 2010-2018 analiza la accidentalidad general según tramos de la vía. El informe refleja que el tramo 6 (con 4,9 kilómetros desde la cantera de Bera hasta Endarlatsa) es el que presenta una media más alta de siniestros con 33 accidentes por kilómetro y 163 accidentes en total, con un resultado de 3 personas fallecidas. Se trata de un tramo corto, en el que casi la mitad es un trazado 2+1. En este tramo destacan los accidentes ocasionados por salidas de vía y por colisiones frontolaterales, frontales y laterales.

Le sigue en mayor accidentalidad, el tramo 1 (11,3 kilómetros desde el túnel de Ezcabarte hasta la gasolinera de Burutain) con una media de 25 accidentes por kilómetro y 283 accidentes en total y 6 fallecimientos en el período 2010-2018.

Este informe relativo a los años 2010-2018 refleja que el día con mayor accidentalidad de la semana en la Nacional 121-A es el martes, siendo enero el mes con más accidentes. Por tipo de accidente, en el conjunto de tramos, el más frecuente es la salida de vía pero los que dejan efectos más graves son las colisiones frontolaterales o por alcance.

Este tipo de informes y el estudio de la siniestralidad permite a la Policía Foral y a la Dirección General de Interior establecer conclusiones y diseñar de manera más adecuada patrullaje, controles y campañas en los puntos de la vía con mayor accidentalidad.

En 2020 la Policía Foral mantendrá su presencia en la N-121-A, labor que comparte con la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, incrementando el número de patrullas cuando se considere necesario. Además, mantiene su compromiso en materia de prevención para reducir la accidentalidad a medio y largo plazo.

La Policía Foral hace un llamamiento todos los conductores y conductoras para circular a la velocidad adecuada y para respetar las señales y limitaciones de la vía al mismo tiempo que recuerda las graves consecuencias que supone la conducción imprudente y la falta de atención al volante.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies