Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

¡Es el socialcomunismo, imbécil! Entrevista a un “iluminado”

Seguramente, muchos recordarán aquella frase “Es la Economía, estúpido” que, sin el verbo inicial y original de su asesor, James Carville, ayudó a llegar a la Casa Blanca a Bill Clinton en 1992. Inspirada en la misma, algunos lectores quizás recuerden que, allá por el verano de 2014, la adapté a mi tema favorito: “Educación: ¡es la excelencia, estúpidos!” y me parece que se puede recuperar ahora para aplicarla a la situación actual, de la que parece que muchos siguen sin enterarse y que llegó en buena parte porque otros muchos no alcanzaron a ver a lo que podía llevarnos su empecinamiento visceral.

El General Rafael Dávila recuerda en su Blog algo que podría resumir lo que alberga en su mollera el “socio” principal del que será el peor gobierno de España de los últimos cuarenta y cuatro años -yo diría últimos ochenta- y los que dure, que espero no sean muchos. Recogía el general: “HACEMOS SABER: Desde la aparición de este bando -y añado yo, de esta coalición PSOE/Podemos- queda constituido el Ejército Rojo, pudiendo pertenecer a él todos los trabajadores que estén dispuestos a defender con su sangre los intereses de nuestra clase proletaria…”, todo un aviso a navegantes si seguimos jugando a los sentimientos quijotescos y aparcando la razón. Decía Voltaire que “La política es el camino para que hombres sin principios puedan dirigir a hombres sin memoria”.

Lo que ya nos está dejando este desgobierno de “coalición”, que puede degenerar en “de división” de España, si Dios y muchos españoles no lo evitamos, puede empezarse a ver en la composición del mismo y en el “racimo” envenenado de altos cargos que van conociéndose -mezcla de sectarismo y nepotismo-. Para empezar, la hasta hace poco ministra portavoz, Isabel Celaá, que conserva la cartera de educación -también con minúscula- se estrenó en su primera comparecencia con una frase propia del comunismo y fascismo -tanto montan- más radicales: “Los hijos no pertenecen a los padres”, que confirma el verdadero espíritu de este movimiento fracasado en los países en los que consiguió implantarse por el engaño y que parecía erradicado de la civilización occidental en espera de que se fuera extinguiendo en los reductos hispanoamericanos en los que desde Cuba, Venezuela o Nicaragua se extendió más de lo deseado por las circunstancias socioeconómicas de unos pueblos deprimidos. El adoctrinamiento desde la infancia suele ser la principal arma que utiliza el comunismo para “crear escuela”, nunca mejor dicho, porque ahí empieza el “aborregamiento doctrinario”. De entrada, conculca lo que recoge con nitidez el Art. 27.3 de la Constitución: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. Consecuencia evidente de lo que ha producido la indebida transferencia de competencias, interpretada unilateralmente, que ha hecho que, de facto, se venga incumpliendo lo que dice claramente el Art. 27.5: “Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza…”, algo que se permitió que hacer a su manera a cada reyezuelo autonómico, empezando por los mal llamados “históricos” y extendido al resto en la “diligente” réplica del “café para todos”.

Mención especial merecen las nombradas por esa “premio nóbel” con minúscula que ostenta el ministerio de “Igual-da, que me da lo mismo”, empezando por ella misma, que parece que llegó a un acuerdo económico con la miembro de su equipo de seguridad que la denunció por abusos en el servicio -compras a deshoras en Madrid (a 35 Km), acondicionamiento térmico del coche, por el frío en la zona residencial de los “marqueses de Galapagar”, etc.-, muy propio de los “nuevos ricos” del proletariado. Del “igualitario” árbol ministerial brotaron siete “ramas” -ningún “ramo”, por cierto-, todas procedentes del colectivo feminista y LGTBI que idolatra la izquierda en su clásico disfraz de igualdad por abajo. Darán que hablar sin duda y como muestra algunas declaraciones de quien va a “dirigir” un Instituto de la Mujer en el que no quedará vestigio masculino, si lo hay, una tal Beatriz Gimeno. Entre ellas: “la heterosexualidad no es la manera natural de vivir la sexualidad, sino una herramienta política y social con una función muy concreta que hace décadas denunciaron las feministas: subordinar las mujeres a los hombres” o esta otra: “La sexualidad es un foco de desigualdad heteropatriarcal” y por las redes circulan otras peores. ¿En qué familia y colegio habrá “aprendido” esta cenutria “monogamética” mental? Se me ocurre que ya que están redenominando ministerios, éste podría llamarse de “Igual-da y suripantas (1ª acepción, aclaro).

Hay que hacer una breve referencia a la mano de jabón que le dieron a Pedro Sánchez el lunes en “la casa de Podemos” en que se ha convertido hoy la hace décadas buena TVE -hasta que aparecieron las privadas-. El resumen, una palabra, caradura, que habría que añadir a los acreditados epítetos de doctor Plagio cum Fraude, Falconeti y los que cantaba en su copla Rocío Jurado, que reproduje la semana pasada. Volvió a mentir descaradamente cuando dijo que había “interpretado lo que los electores votaron” pasando por alto que los que lo votaron, muy pocos para sentirse orgulloso, lo hicieron en buena parte por las dos grandes mentiras de su campaña, “No dormiría tranquilo con Podemos en el gobierno, ni yo ni el 95% de los españoles” y “nunca permitiré que la gobernabilidad de España dependa del independentismo”, pero posiblemente lo que se llevó la palma fue reconocer que “El señor Torra -al que no le cogía el teléfono- ha exigido reunirse conmigo antes de que se reúna la mesa de negociación entre los dos gobiernos y estaré encantado de hacerlo en los primeros días del mes de Febrero” y, como el que no quiere la cosa añadió: “iré yo a reunirme con cada presidente autonómico…”, en mi opinión para cubrir que la reunión con el golpista será en Barcelona, en una humillación más después de que Oriol Junqueras reafirmara en Lledoners que “Lo volveremos a hacer”. Parecía imposible “superar” al que dejó frases para la antología del disparate como “La palabra nación es un concepto discutido y discutible” o “La Tierra no es de nadie, sino del viento”, hoy “destacado” asesor de los comunismos bolivarianos más radicales. Presumía hace pocos días en la entrevista de su “ahijado” político PabLenin Iglesias en su tele -¿es compatible esto con la vicepresidencia del gobierno?-: “Condoné a Evo Morales la deuda de Bolivia” -con el dinero de los españoles y, lo más importante ¿a cambio de qué? Ahora se está viendo”- ¿Irá a declarar a Bolivia?

Pues esto es el socialcomunismo, “imbéciles”. Mentiras, adoctrinamiento, pobreza directamente proporcional a la riqueza de los que gobiernan, etc., etc. “Cuando un político de izquierdas dice que acabará con la pobreza, se refiere a la suya”, decía Paulo Coelho. Pero muchos lo hicieron posible de nuevo en España. Unos, ignorantes, que lo querían desde intereses encontrados, con el objetivo común de romper la única Nación posible, y otros, no tanto, que no estuvieron a la altura y a los que pudo la visceralidad a la razón y lo propiciaron por su cerrazón mental. Lo malo es que ahora lo pagamos todos. Y es que “La hormiga -el cabreo y descontento-, por odio a la cucarachaMariano Rajoy y su Vice-, votó al insecticida -VOX- y murieron todos, hasta el grillo que se abstuvo”. Como decía Mahatma Gandhi “Si hay un idiota -o un mentiroso sin escrúpulos- en el poder, es porque quienes lo eligieron -directa o indirectamente- están bien representados”. ¡Ah! Se me olvidaba que todavía puede ser peor porque, como decía Francisco de Ayala, “La incompetencia es tanto más dañina cuanto mayor sea el poder del incompetente” y éste lo tiene. A disfrutarlo, “amigos”.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo relacionado Satisfecha la visceralidad irresponsable de muchos, llega la hora del “agradecimiento” a no pocos (…y 3)

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies