Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Boceto de semana

Y se han cumplido los 100 días de gobierno de la socialista/nacionalista vasca Maria Chivite. 100 días que para una parte de los navarros (según resultados del 26 M, la mayoría) en una escala del “uno a cien”, la valoración no llegaría ni a 20. Muy alejada de la autocomplacencia del PSN, su partido, que acerca el resultado a la máxima puntuación.

100 días que sólo han servido para engrosar y aumentar desmesuradamente los cargos y puestos en el Gobierno, incluido el de la cuñada del consejero de Educación, con un presupuesto astronómico a costa de las arcas forales, es decir, de nuestros impuestos. Una estructura que, a pesar de las críticas políticas y sociales, PSN y sus socios la mantienen.

100 días que han servido para comprobar el carácter de este Gobierno de Chivite como testaferro del nacionalismo vasco. Al que las urnas retiraron la raspada mayoría absoluta que sumaron Geroa Bai, Bildu, Podemos e I-E para poder conseguir el gobierno de Navarra la pasada legislatura. Y que hoy el PSN, siendo segunda fuerza política, les ha devuelto, en contra de la voluntad de los votantes navarros (por mucho que insistan en decir lo contrario)

Y poco antes, en España, a las pocas horas de conocer el resultado de las elecciones del 10N, el pacto oculto de Sánchez e Iglesias salía a la luz.

Aquel que Sánchez aborrecía porque no podría dormir tranquilo con Iglesias como vicepresidente y controlando el CNI. Aquel, se fundía en un abrazo de Gobierno enarbolando la bandera comunista de Lenin  la de “la mentira es un arma revolucionaria”. Solo que, en España, la revisten de democracia y del laissez faire.

Un pacto que necesitará de los independentistas secesionistas. Un pacto que también en Navarra ha supuesto un cambio de caras, en función de la dirección donde sopla el viento.

Ahora los socialistas navarros tampoco le “hacen ascos” y lo alaban porque se conforma, dicen, un gobierno progresista. Cuando lo que se pretende es lo más parecido a un gobierno como el de antaño, el llamado Frente Popular español, que precedió a la Guerra Civil.

Me pregunto: ¿Son sólo los nacionalistas quienes quieren destruir a este país? Podemos tiene entre sus principios el republicanismo, pero si uno analiza los principios del socialismo, puro y duro, la Monarquía no está entre sus preferencias.

Y es que una mala ley electoral cubre con su velo España. Una Ley que en las Elecciones Generales otorga más beneficios y poder a aquellos que sólo se presentan en su Comunidad Autónoma. Así partidos secesionistas, nacionalistas, obtienen representantes en el Congreso español, al que odian, con un número desproporcionado de votos, infinitamente mayor al que obtendrían si se presentaran en todas o en la mayoría de las circunscripciones electorales.

Hecho que está causando un grave perjuicio para la configuración de Gobierno en España, ya que de ellos depende su formación. Provocando inestabilidad política en un país que se encuentra en el «filo de la navaja» a nivel económico, social y político.

Y de totalitarismo va la cosa.  El ataque interesado de la ministra Celaá hacía la enseñanza concertada no ha dejado indiferente a nadie y ha demostrado la falta de escrúpulos de lo que va a ser el futuro con un gobierno de España.

Ignorando el sentido real de nuestra Constitución y del Concordato con la Santa Sede, el Gobierno de Sánchez ataca a una institución educativa, la de iniciativa social, que alberga en su seno a miles de estudiantes por toda la geografía española y que los padres la pagan y con sus impuestos la pagan por duplicado a la vez que también pagan la pública.

Lo que se pretende por lo visto es un totalitarismo que borre el pensamiento y las creencias diferentes y de diferentes.

Nieves Ciprés, periodista

Twiiter Facebook

Boceto anterior Boceto de semana

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies