Últimas noticias

Dos personas investigadas por abandono animal al tener en mal estado 3 perros

La investigación se inició tras recibir varias llamadas anónimas que relataban el estado de perros en varias perreras y hacían especial mención a tres perros encerrados en una cueva

La Guardia Civil de Navarra ha identificado por un supuesto delito de maltrato animal a dos personas que tenían a tres perros encerrados en una cueva en Lodosa en unas condiciones higiénico-sanitarias “muy deficientes”.

Agentes de la sección de Seprona de la Guardia Civil se han ocupado de la investigación que se inició ante las llamadas de diferentes ciudadanos que relataban el estado de perros en varias perreras y hacían especial mención en la situación de esos tres perros.

Los agentes inspeccionaron diferentes perreras de la zona de Lodosa y verificaron que una de ellas presentaba unas condiciones mucho mas agravadas con respecto a las otras.

Se trataba, según informa la Guardia Civil, de una construcción aprovechando una cavidad natural, una cueva, en cuyo interior se encontraban tres perros de las razas, setter inglés, podenco y mestizo en unas condiciones higiénico-sanitarias “lamentables”.

Los agentes pidieron colaboración a un veterinario del servicio de Ganadería del Gobierno Foral para realizar una inspección conjunta., en la que se concluyó que las condiciones en las que se encontraban los animales son “incompatibles” con unas condiciones de vida adecuadas.

Asimismo se determinó que podían suponer “un inminente grave problema” de salud para los animales, que se encontraban rodeados de excrementos, con comida putrefacta y agua corrompida.

No se tiene constancia de que los perros salieran en ningún momento del lugar donde se encontraran cautivos. A la vista del estado de los animales y los nulos cuidados que sus supuestos propietarios, se procedió a su retirada y a la búscada de un lugar adecuado para ellos.

Finalmente el Ayuntamiento de Lodosa se pudo hacer cargo de los perros hasta su posterior traslado al Centro de Protección de Echauri.

Gracias a que el perro de raza podenco presentaba microchip se pudo localizar al propietario, indica la Guardia Civil, que precisa que se podría deducir que los otros dos perros también eran de su propiedad. No obstante, como esta no quedaba clara se procedió a la investigación como responsables de un supuesto delito de abandono animal de las dos personas que se declararon propietarios, dos personas de una misma familia de 32 y 46 años.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies