Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Howard: “Si escuchas pop, la clásica resulta difícil por ser imprevisible”

El compositor y pianista australiano Leslie Howard señala en una entrevista con Efe que el concierto que protagonizará en Córdoba “resultará difícil a los amantes del pop, porque, al contrario que éste, la música clásica es imprevisible”.

Este maestro australiano (Melbourne, 1948), afincado en Londres, es uno de los concertistas de piano más importantes, está considerado el mayor experto en el compositor austro-húngaro Franz Liszt y actúa esta noche en el Festival Internacional de Piano del Guadalquivir, que se celebra en Córdoba.

Howard explica a Efe que Liszt fue la primera gran estrella de la música -“él inventó el recital”, señala-, y a quien ha dedicado gran parte de su vida.

“Lo primero que he aprendido en el proceso de conocer la obra de Liszt es que es uno de los más prolíficos músicos de la historia. Liszt es música para piano. Tiene 1.400 piezas. Nadie si quiera se le ha acercado”, señala el compositor australiano, que tiene el récord Guinness por haber grabado e interpretado todas las obras que compuso el pianista austro-húngaro.

Sonará Liszt en el repertorio de esta noche. El maestro australiano tocará “Armonías Poéticas y Religiosas” y “Melédiction”, dos obras que, según especifica, recogen dos épocas distintas de la vida del pianista clásico, y una muestra “de su amplitud y talento como compositor”.

“Creo que es un programa muy bien escogido para tocar en la Mezquita” cordobesa, afirma Howard, quien rememora la visita que Liszt hizo a Córdoba en 1844, donde tocó en el Liceo Artístico y Literario dentro de una gira por la Península ibérica, y que, según indica, aprovechó recopilar canciones tradicionales españolas, que luego incorporaría en obras “muy complejas” como ‘Romancero Español’ o ‘Rapsodia Española’.

Él, por su parte, ha llegado a Córdoba en medio de la escritura de una pieza para órgano que guarda en su ordenador y cuya creación avanza “lentamente” pero firme, puesto que Howard es un compositor reputado, que ha creado 48 obras, tanto para ópera como para orquesta, música de cámara o canciones.

“No tengo mucho tiempo para hacer lo que me gustaría, pero sobretodo porque paso mucho tiempo en los universos musicales de otras personas. Especialmente de Liszt, pero no solo de Liszt”, reconoce el pianista, que no descarta, al igual que el austro-húngaro, incluir en su composición algo inspirado en España. “Sería interesante colocar en esta pieza para órgano algo inesperado”, ríe.

Y es que, según defiende, es esta característica y no otra, la capacidad de sorpresa, la que define mejor a la música clásica, y la que la aleja a veces del público general.

“La gente que escucha música pop, encuentran la clásica difícil porque el pop es completamente previsible. La mayoría del Pop te marca en el primer medio minuto cómo va a ir el resto de los cuatro minutos”, defiende Howard, quien, como buen anglosajón, también reconoce que “hay por ahí muy buen pop”.

En cualquier caso, el australiano está en Córdoba para hacer su trabajo, que define como “lograr que lo que se ha compuesto permanezca bello”, frente a aquellos pianistas e intérpretes que “quieren hacer las cosas más altas y lo que consiguen es hacerlo más feo”.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies