Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La Policía no pudo controlar al “violador del ascensor” tras quedar en libertad porque era ilegal hacerlo

La Policía no podía controlar al “violador del ascensor” porque en 2013 quedó en libertad sin posibilidad de “aplicar ninguna medida extraordinaria” según la ley, por lo que su detención por cuatro violaciones en Madrid se ha debido a una laboriosa investigación que comenzó con múltiples posibilidades.

Así lo han explicado dos responsables de la Unidad de Familia y Atención a la Mujer que han comparecido junto al jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso José Fernández, para informar sobre la detención el miércoles de Pedro Luis Gallego, que tras ser condenado a 273 años de prisión salió de la cárcel en 2013 debido a la derogación de la Doctrina Parot.

“Nosotros tenemos millones de datos y archivos, pero en este caso es una persona que había sido puesta en libertad y sobre la que no cabía aplicar ninguna medida extraordinaria“, ha dicho el jefe superior al ser preguntado si a Gallego se le tenía controlado de alguna manera.

Sobre las declaraciones que hicieron en su día fuentes del Ministerio del Interior sobre este tipo de delincuentes reincidentes que quedaron en libertad al derogarse esa doctrina, asegurando que se velaría por la seguridad de la población en el marco de la ley, el mando policial ha dicho que como policía solo puede contestar que los agentes no legislan, sino que cumplen la ley.

Fuentes de la investigación han precisado a Efe que no había ADN del “violador del ascensor” para hacer comparaciones durante la investigación, ya que una vez cumplida la condena esta opción no es legal.

Secuestros a punta de pistola

Sobre su forma de actuar, el jefe superior de Policía de Madrid ha explicado que el “violador del ascensor” secuestraba a sus víctimas, todas mujeres jóvenes de alrededor de 20 años, a punta de pistola y por la noche en las inmediaciones del Hospital de La Paz de Madrid.

Allí las amordazaba, les tapaba los ojos y las llevaba su piso de Segovia; después de agredirlas sexualmente, las devolvía a la misma zona de Madrid donde las había raptado. Este “modus operandi” lo completó en al menos dos ocasiones, mientras que en las otras dos se quedó en intento de violación.

Su localización ha sido complicada por diferentes aspectos, entre ellos que vivía en un sitio y actuaba en otro, según se ha puesto de relieveen la rueda de prensa.

La investigación comenzó en diciembre de 2016 con la denuncia de la primera víctima, a la que en cinco meses se sumaron tres más -todas de unos 20 años- cuyo testimonio ha sido determinante para la detención.

“Abrimos muchísimas líneas de investigación y al pasar los meses se fueron acotando y concluyeron en la persona detenida el miércoles”, ha relatado la responsable de la UFAM, Irene Niño, que ha precisado por ahora solo existen esas cuatro denuncias y no se tiene constancia de más víctimas, aunque “no se puede descartar que aparezcan en un futuro”.

Los tres mandos policiales han incidido en que no podían dar detalles ni de cómo se ha llegado a él ni de sus víctimas, ya que quedan diligencias por practicar, como ruedas de reconocimiento, y han pedido comprensión porque su objetivo es presentar una investigación que permita una condena efectiva y “ejemplarizante” para “este monstruo”, en palabras del jefe superior.

Vida en Segovia

Sí han precisado que, a pesar de ser oriundo de Valladolid, tenía su vida hecha en Segovia, donde tenía una novia “que desconocía absoluta y totalmente su actividad” delictiva y donde fue arrestado precisamente cuando salía del piso de esta mujer. No tenía trabajo conocido. Fue arrestado por la Policía “sin oponer ninguna resistencia”.

Una vez arrestado, Gallego “reaccionó como un detenido normal, sin hablar, encerrado en si mismo”, ya que la mayoría de este tipo de delincuentes “son personas serias, muy introvertidas y es difícil conectar con ellas”, y “se suelen perfeccionar cada vez más”, ha añadido.

La inspectora jefa de la UFAM, Irene Niño, ha recordado que el juez ha ordenador el secreto de las actuaciones. Asimismo Niño asevera que “esto todavía no ha acabado”, y no se descarta la existencia de más víctimas del violador.

Prisión sin fianza

En cuanto a su situación jurídica, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Segovia, en funciones de guardia, ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el “violador del ascensor”.

Pedro Luis Gallego está acusado de dos delitos continuados de violación, tres delitos de robo con violencia e intimidación, dos delitos de detención ilegal y dos delitos de lesiones, todos ellos consumados, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Además, se le investiga por dos delitos de detención ilegal en grado de tentativa con la finalidad de atentar contra la libertad sexual de las víctimas.
El Juzgado 5 de Segovia se inhibirá al Juzgado de Instrucción 33 de Madrid, que ya conocía las actuaciones declaradas secretas.

Tras su detención ayer en Segovia, el detenido fue trasladado a Madrid, donde se interpusieron las denuncias de estas nuevas agresiones. Sin embargo, el juez de guardia de Segovia consideró que debía ser él quien le tomara la primera declaración ya que la detención se produjo en la ciudad castellano-leonesa. EFE

La prisión permanente revisable

Por otro lado, el ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha planteado este viernes que la “alarma social” causada por el caso del “violador del ascensor” debería “hacer reflexionar” a aquellos partidos políticos que pretenden derogar la prisión permanente revisable.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Méndez de Vigo ha recordado que fue la derogación de la doctrina Parot lo que llevó al Gobierno a incluir la figura de la prisión permanente revisable en el Código Penal de 2015 para casos como el del violador del ascensor, para “delitos extremadamente graves en los que la reinserción sea muy problemática”.

Aunque ha reconocido que como la reforma del Código Penal se realizó con posterioridad a la salida de la cárcel del “violador del ascensor”, en su caso, al no tener la ley carácter retroactivo, no se le habría podido aplicar.

Aún así, a su juicio, este tipo de casos debería hacer “meditar” a quienes, como el PSOE o Podemos, pretenden derogar la prisión permanente revisable. Desde que el PP perdió la mayoría absoluta, el Congreso ya ha pedido en dos ocasiones al Ejecutivo que saque esa medida del Código Penal. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies