Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Pastor, a un paso de presidir el Congreso ante la falta de un candidato alternativo

La ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, se encuentra a un paso de ser elegida mañana nueva presidenta del Congreso tras el acuerdo alcanzado por el PP y Ciudadanos para repartirse la Mesa de la Cámara y ante la ausencia -a priori- de un candidato que aglutine al resto de partidos.

De nada parecen haber servido los movimientos de última hora de Podemos para convencer al PSOE y a los independentistas catalanes de que apoyaran todos juntos a un candidato alternativo y evitaran que el PP recuperara la tercera autoridad del Estado.

Durante toda la jornada, Podemos ha intentado sin éxito que el PSOE aceptara un acuerdo de “reciprocidad” por el que ambos apoyarían mutuamente al candidato que consiguiera más votos en la primera vuelta.

Los socialistas han rechazado la oferta y han anunciado que apoyarán a su candidato, el hasta hoy presidente del Congreso, Patxi López, frente al portavoz de En Comú Podem, Xavier Doménech, propuesto por Podemos.

El partido de Pablo Iglesias admite sin embargo que si Patxi López pasa a la segunda vuelta y tienen que elegir entre el candidato socialista y Ana Pastor, “al 95 por ciento” se verán obligados a optar por el antiguo lehendakari.

Pese a ello, López tampoco podría llegar a ser presidente sin el apoyo expreso de los nacionalistas, ya que PP y Ciudadanos suman 169 votos, frente a los 156 del PSOE y Unidos Podemos.

Para liar aún más la madeja, el portavoz de CDC, Francesc Homs, también ha decidido presentar su propia candidatura como un “revulsivo” político frente a su proceso judicial.

Homs tiene nulas posibilidades de ser el próximo presidente de la Cámara porque, de momento, sólo parecen apoyarle los ocho diputados de su propio partido, con lo que ni siquiera pasaría la primera criba.

No ha desvelado eso sí, a quien votará en la segunda votación cuando sólo queden los dos más votados -probablemente Ana Pastor y Patxi López- y ha desvinculado cualquier apoyo a que su partido consiga tener grupo parlamentario propio.

Maniobra de CDC que han rechazado hasta sus socios de ERC en el Gobierno de la Generalitat.

Gabriel Rufián ha dado por hecho que la ministra de Fomento será mañana la nueva presidenta del Congreso y ha evitado entrar en el “juego y en la “ceremonia de la confusión” porque su partido no está “para hacer paripé ni teatro”.

Rufián ha descartado también su apoyo al candidato de Unidos Podemos, Xavier Domènech, mientras no tenga los apoyos necesarios, algo que no ocurre en este momento.

“Nos guste más o nos guste menos, y a nosotros nos gusta más bien poco, el PP volverá a presidir el Congreso”, ha lamentado.

Salvo sorpresas, el PP tendrá tres miembros en la Mesa de la Cámara -una de ellas la presidenta- y PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos tendrán dos cada uno.

Se conocen ya los nombres de todos los puestos de la Mesa salvo la vicepresidencia y la secretaría que corresponden al PP, candidatos que serán anunciados mañana por Mariano Rajoy ante su grupo parlamentario, apenas una hora antes de que se voten en el pleno.

Celia Villalobos, hasta ahora vicepresidenta primera de la Cámara, y que en el mejor de los casos quedaría relegada a la Vicepresidencia tercera, ha reconocido a Efe que acatará la decisión del líder del partido.

Más allá de ese encaje, el PP se garantiza una mayoría de bloqueo junto a Ciudadanos en este importante órgano del Congreso, que sirve de filtro de todas las iniciativas que presentan los grupos.

Además, tendrá la llave para que partidos como CDC o las confluencias consigan grupo parlamentario propio.

El acuerdo entre el PP y Ciudadanos para repartirse la Mesa del Congreso tiene también sus consecuencias políticas ya que, en teoría, allana el camino para la investidura de Mariano Rajoy.

Una lectura que ha rechazado el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, que ha dejado claro que el pacto con el PP sobre la Mesa del Congreso no les compromete con la investidura de Rajoy porque ya tienen decidida su abstención en la segunda votación.

Ciudadanos, ha subrayado Villegas, “no entrará en ninguna negociación” con el PP sobre la investidura, y ha recordado que su partido ya ha hecho el “gesto” de abstenerse en la segunda vuelta y ahora “les toca a otros” hacerlo para desbloquear la legislatura. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies