Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Turquía detiene a 2.839 militares y destituye a 2.745 jueces, acusados de respaldar el golpe

El presidente turco anuncia la aplicación del “máximo castigo” a quienes querían derrocarle

El presidente turco pide a EE UU que extradite al clérigo Fethullah Gülen, a quien considera promotor de la sublevación.

 

Las detenciones y purgas no se han hecho esperar tras el fallido golpe de Estado, del que el Gobierno acusa a los seguidores del clérigo Fetulá Gülen. Es parte de la “limpieza hasta que no quede mancha” en las Fuerzas Armadas que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció que emprendería para evitar nuevas sublevaciones y que además se ha extendido al estamento judicial.

El presidente Recep Tayyip Erdogan ya ha anunciado que aplicará el “máximo castigo” contra los responsables de la asonada militar que buscaba derrocarle. El dirigente islamista se enfrentó a su prueba más dura y sale reforzado tras unos momentos de gran incertidumbre.

Solo en Ankara se han entregado alrededor de 700 uniformados, según la agencia Anatolia. Un total de 150 golpistas han sido detenidos en el cuartel general del Ejército turco en Ankara, sede principal de las Fuerzas Armadas. Entre los arrestados en esa ciudad figura el excomandante del Estado Mayor de la Fuerza Aérea turca Akin Ozturk, uno de los presuntos jefes de la asonada militar.

Un total de 2.839 oficiales y soldados fueron detenidos a medida que las fuerzas leales al Gobierno acababan con los focos de rebeldía durante este sábado. Más de 2.700 jueces y fiscales serán suspendidos de sus funciones. Entre los militares capturados por haber participado supuestamente en el golpe se encuentran los comandantes del Segundo y Tercer Ejército de Tierra.

Nuevas detenciones

Las autoridades turcas intensificaron hoy la ola de detenciones en el Ejército tras el fallido golpe militar , informan medios locales, que se refieren a decenas de arrestos de generales, jueces y fiscales.

Según la agencia de noticias Anadolu, fueron detenidos 52 militares en la base de Denizli, incluyendo un general, mientras que en la base de la OTAN de Incirlik fue detenida una docena de soldados, incluyendo otro general.

Por su parte, ocho generales de la Fuerza Área, que estaban supuestamente en una lista para ser comandantes regionales en el caso de un golpe exitoso, fueron detenidos anoche en el aeropuerto de Sabiha Gokcen, en la parte asiática de Estambul.

Desde allí fueron trasladados al departamento antiterrorista de la policía de Estambul para ser interrogados.

Según la emisora de noticias NTV, en total han sido detenidos ya 34 generales del Ejército turco, todos sospechosos de estar involucrados en el golpe.

Entre los detenidos hasta ahora destacan los responsables máximos del segundo y tercer ejército, respectivamente, Erdal Öztürk y Adem Huduti.

Otro de los arrestados es Akin Öztürk, excomandante de la fuerza aérea, que iba a ser supuestamente el nuevo jefe del Estado Mayor en caso de prosperar el golpe, asegura la prensa.

El propio Öztürk ha negado en los primeros interrogatorios cualquier implicación en el golpe, informó hoy la emisora CNNTürk.

Los otros militares detenidos, en total casi 3.000 hasta el momento, empezaron a ser interrogados hoy por la policía.

Varios soldados rasos, que estaban haciendo el servicio militar obligatorio en el momento del golpe, aseguraron que no sabían nada de un levantamiento militar.

Indicaron que fueron llamados a salir de los cuarteles en lo que pensaban iba a ser un ejercicio militar.

Por otra parte, la agencia de noticias privada Dogan informa de que en el centro y sur del país fueron detenidos hoy un total 136 jueces y fiscales.

Ayer se había anunciado el despido de unos 2.700 del estimado total de 15.000 jueces de Turquía.

La fiscalía de Ankara, que dirige las investigaciones, los acusa de estar relacionados con la red del predicador conservador Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos y al que el Gobierno culpa de estar detrás del golpe.

El propio Gülen ha rechazado categóricamente ser responsable de la intentona golpista y ha insinuado que ésta podría haber sido organizada por el propio presidente del país, Recep Tayyip Erdogan.

Éste exigió anoche de Estados Unidos la detención y extradición de Gülen a Turquía. NAVARRA INFORMACIÓN/EFE

El golpe fallido en Turquía motiva purgas en la Judicatura y unidad en el Parlamento

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies