Últimas noticias

El promotor Michael Lang cree que un nuevo Woodstock sería posible

Hordas de gente, amor y, sobre todo, mucha música, eso es lo que se suele asociar con le mítico festival de Woodstock, una cita que, según su promotor, Michael Lang, aunque fue un «producto de su tiempo», «podría volver a repetirse recuperando su esencia».

Michael Lang (Nueva York, 1944) está en Madrid, junto al fotógrafo Baron Wolman (Ohio, 1937), para rememorar esos días de julio de 1969 con una exposición de 32 fotografías que se engloba dentro de la programación del Mad Cool Festival, que se celebra en la Caja Mágica.

Lang explica en una entrevista con Efe que para que un «nuevo Woodstock» fuera posible «sería necesario recuperar su esencia y que la gente se implicara más en las cuestiones sociales», porque «lo cierto es que su espíritu no ha desaparecido».

En opinión de Baron Wolman, considerado uno de los fotógrafos más influyentes del rock, Woodstock fue una «oportunidad» para que la gente «demostrase el poder de la paz, algo en lo que muchos no creían», explica a Efe el que fue durante años jefe de fotografía de la revista Rolling Stone y que ha captado en imágenes, entre otros, a Jimi Hendrix, Joan Baez, Iggy Pop o Pink Floyd.

Wolman describe esta cita como algo muy especial. «Todos éramos parte de una comunidad. Nunca hasta ese momento se había visto tanta gente congregada en un evento musical y para mí fue toda una fuente de inspiración. Quería contar con mi cámara lo que sentía en mi corazón», argumenta con emoción Wolman.

En esta exposición, además de las instantáneas más típicas del público y los artistas, también se puede apreciar una perspectiva más íntima y sencilla de lo que realmente fue el festival.

«Baron Wolman fue capaz de captar el espíritu de la gente, las expresiones, las experiencias, ofreciendo una perspectiva totalmente única», dice el promotor musical sobre la obra de Wolman.

«Hoy en día hacer 2.000 fotos no es nada» reconoce Wolman sobre su trabajo durante el mítico festival y añade que «con carrete tenías que pensar todas y cada una de las fotos que tomabas».

Esta cita histórica, que reunió en el mismo escenario, entre otros, a Creedence Clearwater Revival, The Who, Janis Joplin o Jimi Hendrix, artistas que según Lang, estaban «alucinados e incluso superados» por la cantidad de público que se agolpaba en la pradera.

A pesar de esa afluencia masiva, se esperaban 50.000 asistentes y se cree que se llegaron a reunir cerca de 500.000 personas, fue un ejemplo de «pacifismo», ya que durante esos tres días no se registraron altercados, añade Wolman.

Por otra parte, Lang lamenta que haya festivales en los que la organización priorice las cuestiones económicas a las musicales, aunque recuerda que también hay otros en los que la música es «lo más apreciado».

El promotor musical de Woodtock planea para 2019, cuando se celebren el 50 aniversario del festival, hacer un macroconcierto en el que figuras tanto del pasado, del presente y del futuro, pero para la que, «ante todo, tienen que tener algún tipo de implicación social», algo que, en su opinión, «no está muy presente en la música actual». EFE

Helena Nuñez Guasch.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies