Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

CARTA: STOP Cristianofobia

CARTA: STOP Cristianofobia

Por fin ha finalizado la polémica exposición de Azcona que ha traído la crispación a Pamplona durante dos meses de la mano del Ayuntamiento de Euskal Herria Bildu y sus mariachis, con el beneplácito del alcalde Asirón y la concejala de Cultura Maider Beloki.

En principio iba a ser la exposición “Desenterrados” realizada en el “Monumento a los Caídos” actual Sala de Exposiciones, cosa que hubiera pasado totalmente desapercibida. Pero Azcona no puede pasar desapercibido, es lo suyo. Y flaco favor les ha hecho a las asociaciones de fusilados, que se han visto envueltos en esta polémica.

Ha aprovechado la excusa de un “homenaje a los represaliados de la guerra civil” para hacer autobombo mediante una retrospectiva sobre su obra. En resumen, en vez de esforzarse en hacer algo original y novedoso, ante la falta de material y trabajo, ha traído de relleno material de segunda mano de “performances” ya presentadas en otros lugares.

La crispación ha venido por la ofensa a la mayoría cristiana de la ciudad, debida a una parte de la exposición que nada tenía que ver con el proyecto “Desenterrados”. Esta parte incluía unas Hostias consagradas con las que formó la palabra “Pederastia” y luego se fotografío desnudo junto a ellas. Las sagradas Hostias fueron retiradas por una persona anónima pero permanecieron las fotos.

Todo esto se podía haber evitado si el Ayuntamiento de Bildu y sus mariachis no hubiera aprobado esa parte de la exposición, o posteriormente la hubiera retirado ante la petición de más de 100.000 firmas, movilizaciones en la calle y denuncias judiciales. Pese a todo ha preferido mantener la provocación, acusando encima a los que protestaban de ultras que gritaban amenazas contra el alcalde, apoyado en una “información” dada por el Diario de Noticias, y asegurando a la oposición que tenían pruebas y grabaciones que nunca ha presentado.

La población navarra se ha movilizado estos meses de forma pacífica con concentraciones, manifestaciones y actos de desagravio en las queRosario exposicion Azcona han participado miles de personas, a las que el alcalde ha hecho caso omiso.

Finalmente ha sido admitida a trámite una denuncia contra Azcona y quedan pendientes otras contra Asirón y Beloki. Esperemos que el juez no ceda a posibles presiones externas a las que ya estamos tan acostumbrados de cuando se hacían con cartas de ETA, y se mantenga valiente en obrar de forma independiente.

Y la exposición acabó de forma polémica, como empezó. El último día una persona decidía hacer una “performance” reivindicativa, pacífica y respetuosa, sin ofender a nadie, entrando en la exposición y desplegando una pancarta en el exterior del Monumento en la que leía “STOP Cristianofobia”. En solo quince minutos ya había 5 agentes de la Policía Municipal requisando la pancarta. ¿Y la libertad de expresión?

Bandera republicanaComo antecedente curioso el día de la apertura de la exposición (20 de Noviembre de 2015) otros desconocidos colgaron una gran bandera republicana exactamente en el mismo lugar que la pancarta “STOP Cristianofobia”. La bandera estuvo colgada toda la tarde sin que nadie la denunciara pese a haber personalidades y políticos que incluso se fotografiaron con el puño en alto. Esta imagen fue twitteada por el propio Azcona y políticos como Txema Mauleón Jefe de Gabinete del Vicepresidente de Derechos Sociales de Navarra y marcada como favorita por Miren Aranoa, parlamentaria de Euskal Herria Bildu entre otros políticos que vieron la bandera y al parecer nadie considero que la Policía Municipal tuviera que retirarla. De nuevo la doble vara de medir.

Pues sí señor, el lema de la pancarta no podía ser más acertado, muchos de nuestros mandatarios padecen una auténtica cristianofobia que raya lo patológico.

El Ayuntamiento de Asirón y Beloki (Euskal HerriaBildu) y el cuatripartitato que los mantiene (IU, Aranzadi y Geroa Bai) han generado una crispación de forma gratuita al permitir una exposición gravemente ofensiva para miles de navarros en un edificio de propiedad municipal y pagada con el dinero de todos. Pero ellos siguen a lo suyo, aplicar el rodillo contra viento y marea. ¿Qué necesidad había?. Aquí hacen falta responsabilidades políticas y dimisiones, a espera e independientemente de las judiciales. Merecemos un Ayuntamiento que ni ofenda ni mienta.

Y a Azcona le deseo que se lleve tanta paz como la que deja en Pamplona.

Juan Ángel Conesa

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies