Últimas noticias

Sube ligeramente la preocupación por el paro y baja por la corrupción, según el CIS

Los españoles continúan considerando el paro y la corrupción los principales problemas del país. En el caso del desempleo, la inquietud sube sube ligeramente, mientras que baja por la corrupción, el fraude y los políticos en general, según el barómetro del mes de julio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hecho público este miércoles.

En concreto, el desempleo es considerado como problema para el 78,8% de los encuestados, frente al 78,2% que lo hacía en junio, En cuanto a la corrupción, inquieta al 43,7% y cae 3,4 puntos respecto al anterior barómetro.

El sondeo se realizó durante los primeros nueve días de julio, poco después de los pactos alcanzados entre los partidos tras las elecciones autonómicas y municipales celebradas a finales de mayo. Se basa en un total de 2.486 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en un total de 256 municipios y 46 provincias.

En cuanto a la preocupación que generan los políticos y la política en general, que se sitúa como cuarto problema de España, también baja ligeramente al 19,1% frente al 20,7% del mes pasado.

En tercera posición vuelven a situarse los problemas de índole económica con un 25%, un 0,4% menos que el mes pasado. La sanidad se mantiene como quinta preocupación en el 11,8% de los cuestionarios, frente al 11,2%.

Los problemas de índole social siguen preocupando al 10,7%, porcentaje que se mantiene tal cual, mientras que la inquietud por la educación baja del 9,1% al 8,5%.

La situación económica y política

En cuanto a la situación económica, la ven buena el 3,5 de la población y muy buena el 0,2. Más del 51% cree que está igual que hace un año y el 25,9 dice que está peor, mientras que para un 21,5 ha mejorado la economía.

Un 42,2% considera que dentro de un año estará igual; un 27,6 piensa que estará mejor y un 14,5, que estará peor, frente a los datos de junio cuando los preguntados señalaron que iba estar igual el 39,6 y que mejoraría el 28,4, mientras que el porcentaje de los más optimistas es el mismo.

La situación política está regular para el 26,1 de la población; buena para el 3,6 y muy buena para el 0,2, con lo que aumenta sobre los datos de junio, que señalaban a un 2,6% que la valoraba como muy buena o buena y el 25,6, regular.

El 55,4% de los encuestados cree que está igual que hace un año y el 30,3 que está peor, mientras que un 10,5 considera que está mejor.
El 36,7% cree que la situación política no mejorará dentro de un año, por lo que aumenta siete décimas respecto a junio, en tanto que mejora para el 23,6 (25,8 en junio) y empeora para el 17,4%, una décima más que en junio.

Los nacionalismos y el estado autonómico

En pleno debate soberanista en Cataluña y poco más de dos meses de las elecciones catalanas, destaca el ligero aumento de la preocupación por los nacionalismos -el 1,3% frente al 1% del anterior barómetro- y baja por la Monarquía, al pasar del 0,2% de junio al 0,1 de ahora.

Por otro lado, el número de partidarios de que el Estado autonómico permanezca como está ha crecido casi seis puntos, del 32,4% al 38,2. El sondeo refleja que los partidarios de que en España se reconozcan los estados independientes permanecen en el 9,7%, el mismo porcentaje que en la encuesta de junio.

Desciende el número de ciudadanos que apoya un modelo de Estado sin autonomías al bajar del 19,6% en junio al 18,2 del pasado mes. El sentimiento más mayoritario sigue siendo que el modelo autonómico permanezca como está, pero sus partidarios han crecido casi seis puntos en solo un mes y ya son casi uno de cada cuatro españoles.

Quienes apuestan por que existan comunidades pero de que tengan menos autonomía aumentan del 11,9 al 12,1% y los favorables a que esos territorios tengan más autonomía pasan del 12,3% al 14,6.

Se reduce más de tres puntos el porcentaje de ciudadanos que afirma sentirse únicamente español -del 18,8% en junio al 15,7% en julio- y también caen, aunque menos, quienes se sienten únicamente de su comunidad autónoma al pasar del 6,9% al 6,6%.

Aumentan, por contra, los encuestados que se sienten tan español como de su comunidad, pues representaban un 49,4% en junio y un mes más tarde ya eran el 54,3%.

Hay poca variación entre quienes se sienten más españoles que de su región (un 5,3%, dos décimas menos que en junio) y también entre los que dicen sentirse más de su comunidad que de su país (un 13%, seis décimas más que un mes antes).

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies