Últimas noticias

Un juez condena al Servicio Navarro de Salud a indemnizar con 100.000 euros por un contagio de meningitis en un hospital

Un juez condena al Servicio Navarro de Salud a indemnizar con 100.000 euros por un contagio de meningitis en un hospital

La niña, que padecía una leucemia, falleció al no poder superar el trasplante de médula ósea al que fue sometida

El titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Pamplona ha condenado al Servicio Navarro de Salud (SNS) a abonar una indemnización de 100.000 euros a los padres y dos hermanos de una niña que se contagió de una meningitis tuberculosa en el Hospital de Navarra. La sentencia puede ser recurrida.

La paciente, que padecía una leucemia linfoblástica, falleció. En la demanda, sus padres alegaron que el contagio sufrido por su hija agravó la enfermedad que padecía e impidió que tuviera éxito el trasplante de médula ósea al que fue sometida. Por este motivo, reclamaron 700.000 euros, una indemnización a la que se opuso el SNS y su compañía aseguradora, según ha informado el TSJN.

El magistrado expone que en lo único en lo que coincidieron todos los peritos que han intervenido en la causa es en que la paciente fue contagiada de meningitis tuberculosa en su ingreso hospitalario. Discreparon, en cambio, sobre la relación de causalidad entre la enfermedad que sufrió a consecuencia de la infección y el fracaso del trasplante de médula ósea y su posterior fallecimiento.

En la sentencia, el juez no alberga duda alguna de que la joven se contagió debido a un medicamento inoculado en el hospital. «Lo cierto es que se produjo un daño a consecuencia de una acción de la administración y que ha de ser indemnizado», asegura.

Sin embargo, el magistrado considera que la familia de la víctima «no ha conseguido acreditar que la causa del fallo de los diversos tratamientos, quimioterapia y trasplante de médula ósea» fuera la interacción entre los medicamentos suministrados para curar la tuberculosis y los proporcionados para asegurar el éxito de la quimioterapia y, asimismo, evitar el rechazo del trasplante.

Según concluye el juez, la niña había sido ya curada de la meningitis tuberculosa antes de su fallecimiento, que se debió a la leucemia aguda que padecía, «de una variedad especialmente agresiva».

El juez cifra la indemnización a percibir en 100.000 euros, distribuida a razón de 30.000 para cada uno de los padres y 20.000 para cada uno de los dos hermanos.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies