Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Gobierno central y Generalidad de Cataluña suavizan sus diferencias a dos días del 9-N

Gobierno central y Generalidad de Cataluña suavizan sus diferencias a dos días del 9-N
Reunión del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir. (Foto: La Vanguardia).
Reunión del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir. (Foto: La Vanguardia).

La consigna parece clara: Ninguna parte contribuirá a la polémica ni entrará al trapo de la confrontación en las horas previas al 9-N. Es la estrategia de aquí al domingo. La Generalitat ha optado por rebajar el impacto institucional de la cita en las próximas horas y lanzar mensajes de que su actuación se mantiene dentro de la legalidad. Lo hará hoy mismo en las alegaciones que presentará ante el Tribunal Constitucional en contra de la suspensión del proceso participativo del domingo, así como en la reunión del Pacte Nacional pel Dret a Decidir, en la que la previsión es hacer una defensa de la libertad de expresión de los catalanes. El Govern no tiene previsto dar un paso atrás, pero tampoco monopolizará el protagonismo del 9-N, que cederá a los voluntarios y la sociedad civil.

En la Moncloa, por su parte, ya se emplazan políticamente al lunes, con los datos de la jornada en la mano, y con la carta que Artur Mas ha anunciado para abrir una nueva etapa. El presidente del Gobierno no pronunció ayer ni una sola palabra que pudiera interpretarse como referencia al proceso soberanista de Cataluña. En su visita a las instalaciones de la Agencia Espacial Europea, en Villanueva de la Cañada, sólo habló cuestiones aeroespaciales y científicas.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, fue el encargado de verbalizar la posición del Gobierno sobre la suspensión del proceso participativo. Lo hizo tras la reunión de la conferencia sectorial de Justicia, que coordina al Gobierno y a los responsables de Justicia de las Comunidades Autónomas, y a la que no asistió el conseller catalán. Catalá confirmó la prudencia con la que Ejecutivo quiere moverse en las horas previas al 9-N.

“Si el Gobierno de la Generalitat no promueve actuaciones en el desarrollo de una consulta no autorizada, no parece que sea necesario requerir ante el Constitucional ni a los jueces y tribunales para actuar, porque no hay infracción del ordenamiento jurídico”, señaló. El Gobierno considera que con los recursos ante el Constitucional, y la suspensión de los dos procesos, el de la consulta y el del proceso participativo, ya ha cumplido con su obligación. Si se plantea como un acto de protesta política, siempre que la Generalitat no actúe, Catalá marcó el camino: “El ejercicio de la libertad de expresión de los ciudadanos nadie lo va a impedir”. Y no lo hará por una razón, dijo el ministro: “En una sociedad democrática como la española, cada día hay movimientos populares y recogidas de firmas”. ¿Qué llevaría, pues, al Gobierno, o a sus servicios jurídicos, a recurrir a los tribunales?. El ministro de Justicia también dio pistas: “Si se identifican actuaciones concretas relevantes en términos de incumplimiento, volveremos a ejercer las actuaciones que correspondan”, subrayó.

Mientras, la Generalitat presenta hoy ante el Constitucional las alegaciones a la segunda suspensión del proceso participativo del 9-N en las que habrá mensajes sobre la voluntad de actuar dentro de la ley.

En esa línea de evitar la confrontación, la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo, en la inauguración del Foro España Japón, en Santander, que tanto entre países, como “dentro de ellos”, “es más positivo enfatizar en lo que hay en común, que enfrascarnos en lo que nos separa”. Una actitud más necesaria en contextos como el actual, por la importancia de la “estabilidad institucional, a la que no contribuyen las iniciativas que discurren en sentido contrario”. Lo mismo opinó el ministro de Economía, Luis de Guindos, que aseguró que Catalunya y España pueden “lograr más juntos que separados”.

Reunión del Pacto por el derecho a decidir

Por su parte, El Pacte Nacional pel Dret a Decidir, que agrupa a partidos, instituciones y entidades favorables a la consulta independentista en Cataluña, se reunirá por cuarta vez este viernes en el Parlamento catalán para buscar cómo afianzar el 9-N tras la suspensión dictada por el Tribunal Constitucional (TC) y el rechazo del Tribunal Supremo (TS) a suspender el recurso del Gobierno contra el proceso participativo.

El coordinador del Pacte, Joan Rigol, ya avanzó que la celebración del 9-N será el único punto en el orden del día del encuentro, que empezará a las 11.00 horas y que tiene lugar dos días antes de la fecha prevista para la votación.

Con la determinación del Govern de seguir adelante con la votación, en el encuentro se prevé debatir si la organización del 9-N debe seguir pilotándola la Generalidad o la delega totalmente en las entidades de la sociedad civil, tales como la ANC y Òmnium Cultural.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies