Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La pala de vuestras mentiras

En los últimos doce días – los transcurridos desde que el fiscal especial nombrado para investigar la posible colusión de Trump con Rusia concluyera su informe, señalando que no hay semejante colusión – el nivel de aprobación de Donald Trump ha subido en EE.UU. del 45% al 51%, mientras que el porcentaje de los que desaprueban su gestión ha caído del 54% al 47%. De perder por 9 puntos, Trump ha pasado a ganar por 4. Más de dos años de dar la matraca con la mentira de la trama rusa, para que al final sean mayoría los americanos que tienen una buena opinión de su presidente.

Si a alguien ha dañado la campaña de mentiras puesta en marcha contra Trump por los medios de comunicación progres es…a los propios medios progres. Una encuesta de Knight Foundation y Gallup publicada el pasado mes de septiembre desvelaba que el 69% de los estadounidenses ha perdido la confianza en los medios a lo largo de la última década. El fiasco de la famosa trama rusa viene a dar la puntilla a una credibilidad ya muy dañada.

Porque no es solo que los medios de comunicación progres publicaran, para dañar a Trump, algo que al final ha resultado ser mentira: es que a lo largo del proceso se fueron desvelando parcialmente esas mentiras y, a pesar de ello, los medios siguieron insistiendo. Igual que siguieron insistiendo después de saberse que detrás de esas mentiras estaba el Partido Demócrata. Igual que siguieron insistiendo después de saberse que quienes habían apadrinado esas mentiras eran agentes corruptos del FBI. El carácter espurio de las acusaciones contra Trump estaba claro hacía tiempo, pero los medios de comunicación siguieron insistiendo, como si pudieran crear la realidad (en vez de reflejarla) o como si pensaran que sus lectores y telespectadores no iban a ser capaces de contrastar sus informaciones con las de otras fuentes menos manipuladoras. Al final, quien ha quedado por mentiroso son los medios de comunicación progres, no Trump.

La pregunta es: ¿y ahora qué? Pues ahora nada. ¿Rectificarán esos medios? De ninguna manera. Esos medios de comunicación no tienen nada que rectificar, porque en realidad no estaban dando información, sino haciendo propaganda: propaganda contra Trump. Y ahora que les ha fallado lo de la trama rusa, buscarán cualquier otra cosa, da igual lo que sea.

Su problema es que cada ataque fallido les resta potencia de fuego, porque un medio de comunicación solo vale lo que vale su capacidad de influencia, y mal puede influir en nadie un medio cuando todo el mundo opina que ese medio carece de credibilidad. Sus mentiras disminuyen su capacidad de seguir propagando mentiras. Lo que les queda a esos medios es una lenta agonía hasta su cierre definitivo, por razones económicas.

Y el día del entierro, el responso fúnebre deberá incluir una frase, para que piensen en ella los responsables del descrédito de los medios: “Cavasteis vuestra propia tumba con la pala de vuestras mentiras”.

Luis del Pino, Director de Sin Complejos en esRadio, autor de Los enigmas del 11-M y 11-M Golpe de régimen, entre otros. Analista de
Libertad Digital

Artículo anterior Vacunando a los indios

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies