Últimas noticias

¡Ríndete, Paris! Dos 14, en ocho días

 

Cuando escribo este artículo, la política, que no ha dejado de empeorar en los últimos siete días, queda en un discreto segundo plano, ante la realidad del deporte español de los dos últimos fines de semana. Tiempo habrá para volver sobre el desastre y la pequeña esperanza que se vislumbra. Pero hoy es obligado hablar del segundo hito deportivo que, en escasos ocho días, se ha repetido en París. La cuna del chauvinismo francés se tiene que volver a rendir al triunfo de otro grande de España, Rafael Nadal, en este caso, socio de honor del club más grande de la historia del fútbol mundial, su Real Madrid, y el mío, dicho sea de paso.

Si hace esos citados ocho días, el pasado 28 de Mayo, el Real Madrid callaba la boca a toda esa prensa francesa que alardeaba de “victoria” por el fallido fichaje de un pequeño traidor, Kylian MBppé, que se dejó comprar por el dinero y el regalo del club de estado del emir qatarí Tamim bin Hamad Al Thani y su emisario en Francia, Nasser Al-Khelaïfi, que le daba el abrazo del oso cuando oficializaba su traición, hoy, la pista central de Roland Garros caía rendida a los pies de un manacorí madridista. No sé si soñarán con Madrid Enmanuel Macron, Nicolás Sarkozy y el citado jeque que tiene el dinero por castigo.

Y no sólo se da la coincidencia del número de triunfos, 14 nada menos, cada uno, entre el Real Madrid y su, quizás, seguidor más distinguido y laureado, deportivamente hablando, Rafa Nadal, sino que existen ciertas coincidencias en su consecución. El Real Madrid conquistó sus 14 títulos europeos y “orejonas”, 6 Copas de Europa y 8 Champions League, después de disputar 17 finales del más prestigioso torneo de fútbol de clubs del mundo. Por su parte, Rafa debutó en esa pista parisina en 2005, hace justo 17 años, aunque contando ese año y el actual, 2022, sean 18 los campeonatos de tenis disputados por él  en la capital de Francia, e hizo pleno en las 14 finales a las que llegó. En los otros cuatro campeonatos disputados, cayó antes de la ronda final.

También hay cierto paralelismo entre el Real Madrid y Rafa Nadal, en cuanto a sus seguidores en número de triunfos en sus respectivas competiciones estrella. En fútbol, los 14 títulos del actual Campeón de la Liga española –el que, con 35, más tiene también de esa competición–, duplican a su “inmediato” perseguidor, el Milán, que tiene 7, y suma más que los dos que le siguen, el citado club italiano y el Liverpool –su última víctima- que, juntos, suman 13. En tenis, Rafa Nadal casi duplica al segundo del ranking de ganadores de Roland Garros, el histórico francés Max Decugis, que tiene 8 trofeos –conseguidos entre 1903 y 1914–, y suma lo mismo que éste más el tercero, el sueco Björn Borg, que consiguió 6 –disputó siete torneos entre 1974 y 1980– en su breve carrera como profesional, de sólo nueve años, ya que se retiró con 26, de forma sorpresiva,  cuando estaba en su máximo nivel.

Pero hay una cosa en la que Rafa sí “supera” al Madrid, y es en el plazo de consecución de sus títulos. El tenista, ha llegado a esa cifra de 14 títulos en Roland Garros, a sus 36 años –los cumplió precisamente el pasado día 3 de Junio, cuando jugaba la semifinal del torneo– y deja la incógnita de si podrá superarlos por la lesión crónica que arrastra en su pie izquierdo, aunque, “seguiré intentándolo”, dijo en sus intervención tras recibir su decimocuarta Copa de los Mosqueteros. Por su parte, el Real Madrid, que este año ha cumplido 120 años de existencia, logró esos 14 títulos europeos después de participar en 52 de las 77 ediciones celebradas –el siguiente, con 41, es el Benfica de Lisboa y, con 38 están Bayern de Múnich, Ajax de Ámsterdam y Dínamo de Kiev–, en las que en 31 llegó a la semifinal (59’62%). De éstas, como antes decía, en 17 pasó a la final y en 14 levantó la Copa. Sin duda, un palmarés que para sí querrían otros muchos grandes clubes del mundo, muy lejos de esas cifras.

Presiento que a mis amigos colchoneros, barcelonistas y sevillistas, no les va a gustar mucho una parte de lo que escribo, pero la realidad es la que es “dígala Agamenón o su porquero”.

Para otro día queda la “audacia frente al miedo” del nuevo “Maverick”, como calificaba al presimiente PinócHEZ su exdirector de gabinete, Iván Redondo, en la otrora Vanguardia Española. También las “presuntas” corrupciones, económica y sexual, en el, otrora también, reino de Valencia o la subida del 15% de las pensiones no contributivas con las que el susodicho compra la abstención de BILDU. Y la que se avecina en Andalucía, con la más que presumible victoria del Partido Popular de Juanma Moreno. Sobre esto, la última encuesta del “Centro de Invenciones SáncHEZ”, del fiel José Félix Tezanos, da un giro respecto a lo que hizo hace un año en Madrid, y vaticina una holgada mayoría de 47-49 escaños, a ver si consigue despertar a esa izquierda que puede hacer buena la última cifra de 33 diputados, de “la Sultana Andaluza”, Susana Díaz.

Antonio De la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión.

Artículo anterior La “utilidad” de unos inútiles y Real Madrid, 14 – PSG, 0

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies