Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Madrid, capital de España

Número 32

Madrid, capital de España, es hoy una ciudad tomada por la nieve. La nevada del siglo, que la ha colapsado y eclipsado. Pero ¿desde cuando Madrid es la capital del Reino de España?

Fue Felipe II el que decidió traer la capital a Madrid. Hasta entonces la capital del Reino de las Españas no había tenido un lugar fijo. Debe recordarse que España tenía varios reinos en su haber y cada uno con sus fronteras, fueros y capitales propias.

Lo hizo en 1561, la orden la firmaba, hace ahora 459 años, un 10 de enero. Y aunque por un breve periodo de tiempo (1601-1606) se trasladó a Valladolid, Madrid continuó creciendo y expandiéndose hasta convertirse en lo que hoy es. Opciones tenía muchas por aquel entonces, Lisboa, Barcelona y Sevilla.

Lisboa y Portugal, recién incorporados a la corona hispánica no parecían lugares seguros de momento. Barcelona, tampoco, por estar adscrita al Reino de Aragón. Sevilla cumplía, por ser una ciudad próspera, tenía salida al mar a través del Guadalquivir y se encontraba entonces en plena empresa americana. Además, Andalucía era un lugar próximo y adscrito al Consejo de Castilla, Sevilla tenía ya una «capitalidad económica» con la Casa de la Contratación de Indias, una nobleza local y un obispado.

Sin embargo, el Rey se inclinó por Madrid.  por una parte, en que el rey tenía en esa zona un extenso coto de caza, la hoy llamada Casa de Campo. Otro factor clave para el Monarca es que no había grandes linajes nobles cerca de la Villa. Los más cercanos eran los Mendoza, que se asentaban en Guadalajara. De esta manera Felipe II se aseguraba de que nadie podría hacerle sombra como Rey. Y los que se acercaran solo podrían hacerlo a su rebufo, como cortesanos.

Además, su padre, Carlos I, le había concedido el escudo a la urbe años antes.

A ellos se sumaba la posición geoestratégica de la ciudad: estaba en el centro peninsular, rodeada de bosques, animales de caza y buen clima.

La ciudad también contaba con un abastecimiento de aguas a través del Manzanares y pozos. Además, tras la elección de Madrid como sede de la Corte, las obras en el Monasterio de El Escorial, sede del panteón familiar, comenzaron casi inmediatamente, con lo cual Felipe II tenía así más fácil la supervisión de las obras.

Andrés Valencia, historiador y profesor

Historia anterior Se rinde Boabdil y se entrega el reino de Granada a los Reyes Católicos.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies