Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Marta Sanz: “Indagar en el dolor no es peligroso, es inevitable”

Marta Sanz: “Indagar en el dolor no es peligroso, es inevitable”

EFE.- La escritora madrileña Marta Sanz, autora de la obra “Clavícula”, que aborda las ramificaciones del dolor, ha asegurado en una entrevista con Efe que “indagar en el dolor no es peligroso, sino que es inevitable”

Por ello, es “importante reflexionar sobre nuestros dolores y las cosas que nos inquietan como paso previo para poder aliviarlas”, ha considerado Sanz, ganadora del Premio Herralde de Novela en 2015.

Sanz ha denunciado que ésta es “una época de un pensamiento positivo que actúa como apisonadora” y ha señalado que “intentando ver el lado más bonito de las cosas” en realidad se está “enmascarando patologías que hacen que, por debajo de la máscara, seamos individuos cada vez más putrefactos”.

Al respecto, ha explicado que “Clavícula” habla sobre “ese momento en el que el dolor confluye en un punto donde es imposible separar lo físico de lo psíquico, social y económico”, un punto que es “especialmente femenino”.

Las mujeres “están mucho más presionadas porque son más autoexigentes y se supone que tienen que cumplir con un extra”, ha declarado la escritora, que ha precisado que “esa exigencia que tenemos tremenda en nuestros trabajos, dentro y fuera de la casa, hace que seamos más susceptibles de padecer enfermedades físicas y psíquicas”.

Sanz ha defendido “la reivindicación de la queja”, que está relacionada con la precariedad laboral, en el sentido de que “vivimos en sociedades donde nos sentimos extremadamente vulnerables”.

“Pensamos que, si decimos que no, nunca jamás nos van a llamar”, ha remarcado, para añadir que en la sociedad actual “vemos multiplicadas nuestras tareas porque ninguna es lo suficientemente lucrativa desde el punto de vista económico para sobrevivir de una manera más o menos digna”.

Además, ha expuesto que, antes de la crisis económica, había “expectativas sobre las pensiones, las labores asistenciales del Estado o la sanidad pública que se van poco a poco carcomiendo y nos hacen sentir, en gran medida, viejos prematuros” y experimentar “vértigo ante el futuro”.

Otra consecuencia es que “vivimos una eterna sensación de aplazamiento, de que realmente el proyecto vital, laboral y humano que queremos tiene que ser permanentemente aplazado” por “las exigencias” del presente, algo que provoca “frustración”.

Para Sanz, la sociedad actual está “absolutamente preñada de contradicciones que se reflejan en la vida cotidiana de cada uno” y también muestra “hipocresía”.

La autora ha explicado que, “en lugar de intentar corregir nuestras enfermedades públicas y privadas, que son fruto de un capitalismo avanzado cada vez más perverso”, se crean discursos “míticos”.

Unos discursos, ha detallado, que hablan de que la crisis es “una oportunidad” o que uno debe ser “emprendedor”, por ejemplo, para “mantenernos más o menos conformes y anestesiados”.

Por todo ello, Sanz ha reivindicado una literatura que sea “instrumento de resistencia y de subversión” para dar forma “a través del lenguaje a todas esas cosas que no que queremos ver o no es conveniente que veamos”.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies