Últimas noticias

El analfabetismo social catalán

Las particularidades regionales pueden ser curiosas e, incluso, graciosas. El dialecto catalán, como retroceso mental que se impone en una zona que tiene otra lengua estatal de superior riqueza  y  de mayor alcance, es una evidente agresión a su transmisión familiar y a la libertad de los padres para educar a sus hijos en la mejor enseñanza convivencial posible de respeto a los demás y de cooperación colectiva que supere las divergencias y los separatismos contrarios a la paz de la humanidad, con generalizaciones de degradaciones morales difundidas por intereses malvados oportunistas.

En el libro “Lengua Universal y Psigarmillano” (distribuido por el Servicio de Publicaciones de Eco Natura Integral) 2 Los hablares, B) c) Disparidades expansivas, se viene a decir que:

El aprendizaje de un idioma de gran expansión por quien domina otro u otros de gran expansión reporta ventajas de todo tipo, laborales, culturales, económicas y de fomento científico, comercial, personal, artístico o literario, como, por ejemplo, el inglés para parlantes de español o el español para parlantes de inglés o de francés, alemán o chino o de cuantos quieren relacionarse con países hispano parlantes.

Para los que hablan dialectos o idiomas de corto alcance, aprender algún idioma de gran expansión, es todavía más valioso e importante y decisivo en el desarrollo de sus personalidades y su vida. En Holanda o Noruega mucha gente habla inglés. En Marruecos mucha gente habla francés o español y va aprendiendo inglés.

Aprender un idioma o dialecto de corto alcance por quien lo posee de gran expansión, solamente se explica por razones muy particulares y voluntarias. Lamentable y pernicioso es aprenderlo a la fuerza y si, para colmo, se pierde o se chapurrea un idioma principal, se caerá defectos de la proyección personal, en acorralamientos, divergencias y  disociaciones sociales. Los padres que dejan que sus hijos sufran expolios educativos hechos por intereses de dominio político totalitario, son unos timoratos o despreocupados imperdonables que no sólo los hunden en el alingüísmo o analfabetismo social sino también en el aislamiento entre ellos mismos, con sus abuelos y parientes de otras tierras y los confinan en su espacio geográfico parlante, como les está ocurriendo a una desgraciada porción de gerundenses, leridanos, tarraconenses y barceloneses, en el noreste de España, manejados como geto comunicativo acomplejado y reactivado en el provecho de intereses disolventes.

El alingüísmo, la falta o reducción de recursos lingüísticos, coloca a los que lo sufren en una situación de inferioridad con la colectividad mejor dotada de medios de entendimiento que les rodea y, por lo tanto, sienten incomodidad, rencor  y odio contra sus congéneres expresivamente mejor dotados y se dejan llevar fácilmente a hacerles objeto de su desagrado consecuente por los líderes políticos que se escudan con ellos y les desorientan y esclavizan sin arriesgarse y obteniendo pingues beneficios particulares.

Justamente lo contrario de lo que la Humanidad necesita en punto a extender la educación de los niños para hacerles ser personas dispuestas a convivir con su entorno en paz, igualdad, y libertad de movimientos y pensamientos y a participar en el progreso y el bienestar colectivo con la adquisición de su propia estima y la de su sociedad.

Gentes educadas, gentes maleducadas refractarias a las personas educadas y gentes manipuladoras de maleducados es la mezcolanza que se padece en todas las civilizaciones del mundo desde los tiempos más antiguos, con guerras, exterminaciones y destrucciones sucesivas.

Es el gran reto con el que nos seguimos encontrando ahora, tal vez camino del triunfo de unas acumulaciones de idealismos intolerantes que, desestabilizando ya a gran parte del Mundo, lo van llevando a la debacle total que, según vimos profetizada en los estudios de Lengua Universal subyacente en todos los idiomas, será consecuencia de la tergiversación de las palabras por el disimulo de los pensamientos..

Juan Prada Bécares, Abogado, Promoción 9 Abril de 1952 para Defensa del Derecho a la Vida y la Integridad Física y Moral de las Personas.

Artículo anterior La educación católica generalizada erradicó el odio musulmán

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies