Últimas noticias

El reparto de fuerzas avala la abstención del PSOE pese a la división interna

Las federaciones socialistas siguen debatiendo entre mantener el no a Mariano Rajoy o facilitar su investidura, aunque sea mínima, en una aparente división territorial que se trasladará al Comité Federal del domingo, donde van ganando terreno los partidarios de la abstención.

De momento, son pocas las federaciones que abiertamente hablan de abstención, como Andalucía, Asturias, Extremadura o Castilla-La Mancha, y más las que insisten en el no a Rajoy, como País Vasco, Madrid, Baleares, Castilla y León, Cantabria, La Rioja o Murcia, pero es erróneo hacer una traslación milimétrica al Comité Federal.

El paradigma de lo engañoso que es contar votos por federaciones es Galicia, en manos de una gestora, cuya cabeza visible, Pilar Cancela, defiende el no a capa y espada. Pero está sola en ese afán, y otros miembros gallegos del Comité Federal, como José Blanco o Abel Caballero, apuestan por la abstención.

Y es que las voces en contra de Rajoy son cada vez más minoritarias, porque buena parte de los defensores de esa postura han virado a la abstención en los últimos días, asumiendo que la única alternativa sería ir a unas terceras elecciones que dejarían todavía más tocado al PSOE.

Así lo han explicitado esta semana el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, y muchos parlamentarios socialistas, después de que el PSOE andaluz rechazara el pasado lunes la convocatoria de nuevos comicios y su secretario de Organización, Juan Cornejo, hablara de abstención al referirse a la necesidad de que «no se bloquee la formación de gobierno si no hay alternativa».

Ya lo dijo hace meses el líder extremeño, Guillermo Fernández Vara, el primero en hablar públicamente de una abstención mínima.

Incluso los que siguen instalados en el «no es no» que abanderó el dimitido secretario general, Pedro Sánchez, prometen acatar la decisión que se adopte en la reunión del mayor órgano del PSOE entre congresos.

Ese es el caso de federaciones como la de Madrid, La Rioja, Cantabria o País Vasco, aunque en este último caso falta por conocer qué hará el diputado Odón Elorza, firme defensor de un gobierno alternativo con Podemos.

No parece que el PSC esté dispuesto a acatar una abstención y su primer secretario, Miquel Iceta, ha dicho que convocará una reunión del Consell Nacional del partido para que ratifique su ‘no’, con el riesgo de que el día de la investidura se escenifique una división sideral del grupo socialista en este tema.

Cobra fuerza por eso la opción de la abstención técnica, sólo de los once diputados imprescindibles para que Rajoy sea investido en segunda vuelta y con mayoría simple, que evitaría que se visibilizara el desgarro, sobre todo con el PSC, pero también con otros como la aragonesa Susana Sumelzo, que votará en contra del candidato del PP.

Una fórmula por la que apuestan federaciones como la castellano manchega que dirige Emiliano García Page, que hace sólo unas semanas se decantaba por mantener el no y que ahora es partidaria de que se abstenga «un número mínimo de diputados del PSOE para facilitar que la legislatura se ponga en marcha».

Desbloquear el gobierno quiere asimismo la Federación Socialista Asturiana, con el aval de la mayoría de agrupaciones locales que ya han sido consultadas, aunque algunas importantes, como la de Oviedo, se han posicionado a favor del no.

En Castilla y León, el secretario general, Luis Tudanca, ha abierto una nueva vía, que en principio tiene escaso recorrido, la de dejar libertad de voto el día de la investidura.

Una de las federaciones más divididas es la valenciana. El secretario general del PSPV-PSOE y presidente de la Generalitat, Ximo Puig, no se ha querido pronunciar públicamente esta semana sobre cuál de las dos posiciones defenderá, mientras que el portavoz socialista en Les Corts Valencianes, Manuel Mata, y el presidente provincial del partido en Valencia, Jose Luis Ábalos, defienden el no.

Todos han avanzado ya que acatarán la disciplina de voto sea cual sea la decisión final, algo a lo que no se han comprometido todavía los diputados baleares, que, junto con los catalanes, son los más firmes defensores del «no es no».

En Navarra, tres de los cuatro miembros del PSN en el comité federal (María Chivite -secretaria general-, Maite Esporrín y Alfonso Mateo) son partidarios del no a Rajoy, mientras que Amanda Acedo se inclina por la abstención, si bien será la Ejecutiva regional de mañana la que decida.

Los socialistas canarios tienen sus propias luchas internas y, mientras el secretario de Organización, el senador Julio Cruz, avanzó esta semana que los parlamentarios canarios votarán en el Comité Federal por abstenerse, los diputados nacionales Sebastián Franquis y Tamara Raya le enmendaron la plana a las pocas horas y le pidieron que no hablara por todos.

Mientras tanto, militantes de base encabezados por el alcalde de la localidad granadina de Jun, José Antonio Rodríguez, siguen recopilando firmas para reclamar un congreso federal urgente. Son ya 80.000, pero casi ninguno vota en el Comité Federal.

Chivite: “De una manera muy mayoritaria, el PSN votará ‘no’ a la investidura de Rajoy”

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies