Últimas noticias

Los universitarios van “de bibliotecas” ante los exámenes de septiembre

Cuando ya casi están contando con los dedos de una mano los días que les quedan para presentarse a los exámenes de septiembre, los universitarios han empezado a llenar las bibliotecas para el esprint final, y algunas de ellas alargan desde esta semana sus horarios hasta la madrugada.

Además de ser una forma de “reencontrase tras el verano”, los estudiantes se pueden enfrentar “en compañía” a los apuntes de última hora y se concentran mejor, sobre todo si hay buenas prestaciones, coinciden en señalar a Efe algunos jóvenes asiduos estos días a las bibliotecas.

“Mejor en una biblioteca que estudiar en tu casa muerto de asco”, afirman con rotundidad Marcos, Rafa y Pablo, tres jóvenes de entre 20 y 21 años, estudiantes del doble grado en Derecho y Filosofía y que han decidido quedar esta semana como punto intermedio en la biblioteca María Zambrano de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

También es aquí, entre manuales y libros, donde puede ser fácil ligar, y es que siempre hay miradas furtivas entre estudiantes que hagan “surgir la chispa”, reconocen sonriendo.

Los horarios son otro punto a tener en cuenta por los alumnos a la hora de escoger una biblioteca y, precisamente a partir de hoy, doce de las dieciséis que la Comunidad de Madrid gestiona en la capital estarán abiertas en horario especial hasta el 16 de septiembre.

De esta forma, los estudiantes madrileños -al igual que ocurre en otras comunidades y con otros horarios- podrán preparar sus exámenes de lunes a domingo y de 9:00 a 01:00 horas, con lo que ampliarán su horario habitual que es de nueve de la mañana a nueve de la noche y también los días de apertura.

“Todo lo que sean facilidades se agradece”, resaltan estos tres estudiantes que reconocen que estudiar por la noche tiene sus adeptos y es “mejor” que estos centros abran en horas nocturnas e incluso las 24 horas.

Coral, 21 años y estudiante de Ingeniería Química, también se acerca a estudiar a la biblioteca que lleva el nombre de la filósofa y ensayista porque estudia “mejor que en casa”.

“Me quedaré probablemente hasta la 1 de la mañana, ahora es cuando hay que meter caña, estudiar antes es muy difícil”, confiesa esta joven que tienen los exámenes “a la vuelta de la esquina” (los días 7 y 8 de septiembre).

Dos estudiantes de Veterinaria, Eneko e Irene, también acuden a esta biblioteca madrileña porque al mismo tiempo “están de guardia en el hospital Clínico Veterinario” y les pilla cerca.

Eneko, que suele acudir a la biblioteca Central de Madrid, dice que, en general, pediría a estos centros que abrieran los fines de semana durante todo el curso, no solo en determinadas fechas como ahora con los exámenes de septiembre.

“En mi casa no me cunde y para aprobar las tres asignaturas que tengo prefiero ir a una biblioteca”, comenta por su lado Patricia, de 20 años y estudiante de Ingeniería Química en la Complutense, que piensa que también se puede estudiar de noche, sobre todo ahora que se agradecen las horas “fresquitas” al caer el día.

Precisamente el aire acondicionado, además de la luz, el espacio o el silencio son algunas de las preferencias de los estudiantes a la hora de decantarse por una u otra biblioteca donde recuperar para el estudio el tiempo perdido en verano.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies