Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Atlético-Bayern, dos estilos y una revancha

La firmeza defensiva de los rojiblancos contra la creatividad de los alemanes, posición contra posesión, Diego Pablo Simeone contra Pep Guardiola, argumentos más que suficientes para un partido atractivo Giménez, Lucas y Savic, tres para dos puestos

El Atlético de Madrid iniciará hoy otro gigantesco desafío en la Liga de Campeones en el Calderón, lleno para un choque de estilos contra el Bayern Múnich, con una revancha pendiente desde hace 42 años y con la final para el ganador de la eliminatoria, con la vuelta en terreno alemán. Posición contra posesión. El argentino Diego Pablo Simeone contra Pep Guardiola. La firmeza defensiva del Atlético contra los infinitos recursos en ataque del Bayern Múnich. 180 minutos, los de hoy en un estadio Vicente Calderón repleto de aficionados y los de dentro de una semana en el Allianz Arena, con un objetivo: la final de Milán.

Un partido enorme de tanta transcendencia en lo deportivo como en lo emocional, en el anhelo de revancha que tiene el Atlético en esta edición del torneo; la que tiene pendiente con el Bayern desde los últimos instantes de la prórroga de la final de 1974 en el estadio Heysel de Bruselas (1-1), perdida luego en el desempate por 4-0. Y la que tiene con la Copa de Europa, la competición que le falta en su palmarés por dos minutos, el que le apartó del título en la final de 1974 y el que frustró su éxito en el duelo decisivo del torneo hace dos años, el 24 de mayo de 2014 en Lisboa con el Real Madrid, cuando lo tenía ganado hasta que Sergio Ramos empató a uno.

Desde entonces, la Liga de Campeones es la gran ambición del Atlético, incluido en dos de las últimas tres campañas entre los cuatro mejores del continente y en unas semifinales que enfrentarán dos formas de entender el camino hacia la victoria; la presión, la seguridad, la eficacia y el contragolpe del Atlético contra la posesión, la colección de estrellas y el juego ofensivo del Bayern.

Pocos duelos enfocan tanto hacia los entrenadores, Simeone y Guardiola, dos de los mejores técnicos del mundo, y su diferencia de estilos. Son dos equipos preparados hasta el detalle más minúsculo para desarrollar la idea desde el banquillo, desde la que partirán en un partido de ida que pone en juego quizá más de medio billete para la gran final.

La prioridad del Atlético es ganar, como ya doblegó al Barcelona en la anterior ronda en el partido de vuelta (2-0). No hay otro resultado en su mente, mejor si es sin ningún gol en contra; una circunstancia que multiplicaría, en ese caso, sus opciones para la visita al Allianz Arena contra un Bayern de múltiples recursos.

Sin el uruguayo Diego Godín, fuera del partido por una lesión muscular, hay tres opciones para dos puestos en el centro de la zaga: su compatriota Giménez, el francés Lucas Hernández y el montenegrino Stefan Savic. La otra duda del once está entre el argentino Augusto para reforzar el medio centro o Carrasco, pendiente de su evolución de unas molestias en el tobillo, para el desborde, la velocidad y la presión en campo rival.

Enfrente está el Bayern, que llega al duelo de ida contra el Atlético a un paso de asegurarse su cuarta Bundesliga consecutiva -le falta solo una victoria a falta de tres jornadas- y en medio de una temporada cerca de la perfección en cuanto a resultados. En la Copa, el Bayern está en la final y ahora los partidos con el Atlético representan la posibilidad de superar la asignatura pendiente de la era de Guardiola: llegar a la final de la Champions y buscar hacer realidad el sueño del “triplete”.

El equipo alemán viajó a Madrid con dos bajas seguras, Arjen Robben y Holger Badstuber, ambas ya de larga duración, mientras que el central Jerome Boateng ha vuelto a entrenarse pero es poco probable que Guardiola, tras tres meses de baja por una lesión muscular, se arriesgue a hacerlo reaparecer justo en el duelo de hoy. La zona donde Guardiola puede dudar es la banda derecha, en la que, en el lugar de Costa, podría apostar por Kingsley Coman, algo más hábil para enfrentarse a defensas cerradas que el brasileño, cuya principal virtud es la velocidad que explota sobre todo contra equipos que dan espacios, lo que no es de esperar del Atlético. El duelo está servido y, a priori, sin un favorito claro, pese a la hipotética superioridad de los alemanes. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies