Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Tal día como hoy… El Príncipe de Asturias respalda el ‘motín de Aranjuéz” ante la grave situación de España

Tal día como hoy… El Príncipe de Asturias respalda el ‘motín de Aranjuéz” ante la grave situación de España

Por José V. Ciordia, historiador

Tal día como hoy, un 19 de marzo de 1808 se desarrollaba el llamado  motín de Aranjuéz. Una revuelta de carácter popular, respaldada por el entonces Príncipe de Asturias, Fernando VII,  provocada por la difícil situación que atravesaba España como consecuencia de las guerras europeas y la crisis del absolutismo, y dirigida principalmente contra el que entonces era auténtico dueño de la situación política española, Manuel Godoy, que actuaba como si fuera,  el rey de España, ante la actitud indolente y pusilánime del verdadero rey,  Carlos IV.

La derrota de Trafalgar, en la que la armada española había sido destrozada por la armada inglesa del almirante Nelson, el descontento de la nobleza, la impaciencia del Príncipe de Asturias por reinar, la acción de los agentes de Napoleón, las intrigas de la  Corte -donde se iba creando un núcleo opositor en torno al Príncipe de Asturias-, así como el temor del clero a las medidas desamortizadoras, por las que veían que perdían su fuente de ingresos eran razones como para provocar en cualquier momento una revuelta popular.

A esto había que añadir la presencia de tropas francesas en España, que se había ido haciendo amenazante a medida que iban ocupando  diversas localidades españolas. El total de soldados franceses acantonados en España ascendía a unos 65.000, que controlaban no solo las comunicaciones con Portugal, sino también con Madrid, así como la frontera francesa.

La presencia de estas tropas termina por precipitar los acontecimientos. A comienzos del mes de marzo, la familia real se había trasladado a Aranjuéz, previniendo una posible captura francesa, para que, en caso de necesidad, seguir camino hacia el sur, hacia Sevilla y embarcarse para América, como ya había hecho Juan VI de Portugal.

Tas correr por las calles de Aranjuéz el rumor del viaje de los reyes a América, una pequeña multitud, dirigida por miembros del partido fernandino -nobles cercanos al Príncipe de Asturias-, se agolpa frente al  Palacio Real y asalta la vivienda de Godoy, al considerarle  el culpable de la marcha de la familia real. Su intención era provocar la destitución de Godoy y la abdicación de Carlos IV en su hijo Fernando. El día 19, por la mañana, Godoy es encontrado escondido entre esteras de su palacio y trasladado hasta el Cuartel de Guardias de Corps, en medio de una lluvia de golpes. Ante esta situación y el temor de un linchamiento, intervendría el príncipe Fernando, verdadero dueño de la situación. Su padre abdicaría al mediodía de ese mismo día, convirtiéndolo en Fernando VII.

Los acontecimientos de Aranjuez fueron los primeros estertores de la agonía del Antiguo Régimen en España. El pueblo había sido manipulado, pero en cualquier caso, su intervención fue decisiva, puesto que no solo consiguió la renuncia de un ministro odiado, sino también la renuncia de un soberano y el acceso al trono de un nuevo rey, legitimado por la voluntad popular. Caro fue el precio pagado: la sangre de la  Guerra de la Independencia y un posterior reinado de Fernando VII nefasto y que acabaría en la primera guerra carlista.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies