Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El Partido Siempre Opuesto a España. “Ciento y pico años de… honradez”

Los lectores que tienen la deferencia -y paciencia- de leer mis artículos, saben que así vengo llamando desde hace tiempo al PSOE, ese partido de los “100 años de honradez” -decían los que llegaron hace cuarenta años, ahora serán “más”– y que, desde el cisma de la UCD de Adolfo Suárez (q.e.p.d.) -la Unión de Centro Democrático, que ni era unión de verdad, como se vio, ni de centro del todo- y después del 23 F de 1981, tomaron el poder -Octubre (Diciembre) de 1982- del sistema pendular que desde entonces impera en España, empezando la modificación “a su antojo” de la legislación y organismos de control de la Administración -el Estado del Bienestar, vendían, cuando estaba claro que querían invertir los términos para conseguir el ‘bienestar de SU estado’-, permitiendo así un “escenario” que fuera propiciando un esperpento político que “justificara” el establecimiento, primero, de unas conductas de cierta laxitud y, después, de una corrupción sin tapujos –a medida de que se iban “acostumbrando” al “VALE TODO” y viendo después que, “NO PASA NADA” (como ya se habían encargado ellos de que así fuera)- que acabó  expulsándolos en 1996, pero no del todo, y que se ha ido extendiendo, tristemente, en la clase política en general, ya sea a nivel de partidos -como por sentencia firme lo fue el propio PSOE- o a título personal en no pocos políticos de unas u otras siglas, asentadas, nuevas o, tal vez, por llegar, si llegan. Lástima que los que pudieron cambiarlo casi todo, con dos mayorías absolutas en 2004 y 2011, no tuvieran más que vocación económica, loable y necesaria tras las ruinas heredadas, e internacional un poco -hasta donde le permitieran los socios europeos, claro-, y no hicieran nada en lo moral, social y educativo, las verdaderas y profundas crisis de final de siglo XX y principios del XXI en España, pero ese es otro tema que hoy no toca, aunque están en estrecha relación, por supuesto.

Volviendo a nuestro asunto, está claro que este partido de casi ciento cuarenta años de edad, que no de triste historia -mucho más corta, pues entre 1939 y 1975 estuvo prácticamente desaparecido-, ya se estrenó en su primera aparición parlamentaria con aquella frase a cargo de su fundador –Pablo Iglesias (Posse, no confundir con Turrión, marqués de Villa Tinaja)- que recogió el diario de sesiones del 7 de Julio de 1910: “Nuestro partido respetará la legalidad, siempre que ésta nos permita alcanzar nuestros objetivos. Si no, actuará fuera de la legalidad”, lo que era ya todo un “principio” que podía crear tendencia.

Cierto también que, esas siglas, sin dejar de ajustarse a las que dan pie al título de mi reflexión de hoy, en este momento sería más acertado todavía aplicarlas a “Pedro Sánchez Okupa España”, que no otra cosa está haciendo el Dr. Plagio cum Fraude desde que llegara a cuestas de su moción, hipotecada por todos los enemigos de España, “para dar estabilidad al país mediante la convocatoria inmediata de unas elecciones generales”, recomendación que le hace a modo de ultimátum al intérprete del “pajarito” -de cuenta- Hugo Chávez, al que asesora, alternándose con sus socios podemitas, su clonado José Luis Rodríguez, el homenajeado “amigo” de Pedro J. Ramírez.

Podría extenderme recordando los casi infinitos incumplimientos, contradicciones o directamente mentiras de Mr. Falconeti – este inane personaje miente hasta en silencio- y ese equipo/anuncio que eligió para acompañarlo en el despropósito de ver realizado su sueño, del que un tercio han desaparecido de la escena política o deberían haberlo hecho por estar bajo serias dudas de esa “honradez” que pregonaba en su día el partido, pero sería alargar innecesariamente lo que se puede encontrar en una sencilla búsqueda en la hemeroteca, por lo que me voy a quedar con los últimos y “sin ánimo de ser exhaustivo”, frase que ya he tomado prestada alguna vez del cultísimo y gran comunicador César Vidal en sus conocidos editoriales “Corría el año…”.

¿Formará parte de su característica “ambigüedad” -por utilizar un término suave- que después de su “terrible y amenazador” ultimátum al dictador venezolano Nicolás Maduro -todavía no recuperado del miedo que le produjo, seguramente-, al que mientras tanto ha llamado “tirano”, le ceda la pantalla de TVE al embajador venezolano para la defensa de su jefe? Por cierto que el “tirano”, después de mofarse de él ha replicado al Presidente de los Estados Unidos con un mensaje al pueblo estadounidense: “No permitamos un Vietnam en América latina. Si EEUU pretende intervenirnos, tendrá un Vietnam peor que el que pueden imaginar”. Casi ná p’al body.

En su enésimo viaje internacional en los casi ocho meses que lleva de “reina por un día”, esta vez a la República Dominicana, ha vuelto a desmentir su carta de presentación y único “punto programático” que le llevaba a presentar la moción de censura para echar a Mariano Rajoy y al Partido Popular -su verdadero objetivo- y se ha descolgado con un “Sí, me voy a quedar -al menos- hasta 2020” (sic). Una afirmación que el día anterior había dejado en entredicho su inefable ministra de Hacienda, la andaluza Mª Jesús Montero -de la acreditada ganadería de los ERE-: «Si no se aprueban los Presupuestos habrá elecciones en 2019», decía ella el martes.

Y, cómo no, el perejil de todas las salsas socialistas desde su retorno en este siglo -heredera decadente (como todo el partido) de Alfredo Pérez Rubalcaba, el Rasputín de Solares (como lo llamaba José García Abad en “El hundimiento socialista”) -, la vicepresidente -sé que a ella le gusta su cargo terminado en “a”, pero él (o la) que preside es presidente, lo siento- Carmen Calvo ‘Pixie’, sale al paso en el desayuno de Nueva Economía respecto a la controversia sobre la fecha de las próximas elecciones generales poniendo paz: “Aquí hay una posición que no es nueva. Si no se aprueban los presupuestos se acortan los tiempos, pretendemos ser un gobierno sin trampas… -duda, y añade- ni cartón -los latiguillos se le dan bien a estos artistas de la manipulación-, un gobierno serio”, remató. Si no fuera trágico y nefasto para España, sería de carcajada.

Para terminar, una nueva muestra del “cuelgue” político que este partido tiene lo acaba de volver a demostrar -a mi juicio- en la designación del candidato para la Alcaldía de Madrid, después de varios rumores y negativas, como la del propio Rubalcaba o la de la reina de las desaladoras, Cristina Narbona. Al final, el incansable viajero Sánchez ‘gratis total’ se decidió por el que fuera seleccionador nacional de baloncesto, Pepu Hernández, descolocando al parecer a los socialistas madrileños. Y como era de esperar, también se refirió a él en el mismo desayuno, con palabras de elogio, la ilustre egabrense antes citada, tras congratularse, como han hecho al unísono varios de sus compañeros de gabinete, aunque dudo que lo conociera, porque no veo yo a la Sr. Calvo muy aficionada al deporte de la canasta, pero del que dijo, contestando a una pregunta con otra, «¿Qué cuáles son sus cualidades?», respondiéndose a continuación, «Pues que compite y gana. Sabe competir y ganar. Forma parte del ‘refresco’ -un refresco maduro, por cierto- y de la normalidad que haya gente nueva que se incorpore a la política. Es un hombre que aporta al proyecto socialista», claro que no aclaró a qué proyecto -hasta ahora sin demostrar, más allá de la permanencia en el poder como sea- ni en qué aporta el susodicho, aunque seguramente tenga más sentido común que la mayoría de sus compañeros, pero no estoy seguro de si ha valorado bien con quienes se junta. Y ni en eso ha sido innovador este falsario partido, puesto que ya inició el camino Ciudadanos, la semana pasada, escogiendo como consejero “independiente” para la Junta de Andalucía a su antecesor en la selección, Javier Imbroda -le dio por el baloncesto a la izquierda, moderada o extrema-. Desde luego no hay duda de que de encestar sí sabe el posible candidato, que tendrá que superar un proceso de primarias como adelantó la vice, pero que si de lo que se trata es de “meter en la cesta” -lo que más le gusta hacer al socialismo con los recursos de los demás-, no cabe duda del “acierto” en la elección. Menos de cuatro meses faltan para saberlo.

Pero muy mal debe andar este partido para recurrir a tal apuesta de “futuro” que, en una entrevista en 2008, se decantaba por Mariano Rajoy frente a ZParo para “lanzar un triple en el último minuto”, ya que “lo veo con más capacidad de reflejos”, dijo entonces. Veremos qué hace, si gana esas primarias, contra ese “centroderecha” inventado por los medios en el que insisten muchos en meter todo lo que está a la derecha del PSOE. A su verdadero rival en el sector más moderado, Ciudadanos; al único que realmente respondería a esa ideología, el Partido Popular, si Pablo Casado termina de hacer bien el proceso de limpieza iniciado, apartando de una vez a algún predecesor demasiado protagonista; y al resurgido extremo por la derecha, que recoge votos de la extrema izquierda podemita, si hacemos caso a lo dicho muy recientemente por una de las líderes verdes y posible candidata a la misma Alcaldía en una entrevista publicada por ABC: “Nos beneficia –la ruptura de Podemos-, porque estamos captando el voto de la izquierda. En Andalucía fue de un 12%”.  Espero que no tenga mucho que hacer este señor contra los candidatos que se van conociendo de sus rivales y mucho va a tener que “entrenar” en sus ratos libres con el que se dice que fue su pupilo en las categorías inferiores del Estudiantes. Le sugiero encuentros para hablar de estrategia, entre canasta y canasta, en la pista que se hizo construir en el recinto de la Moncloa el innombrable Rodríguez, al que clona hasta en eso el actual inquilino.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior ¿Convenció la Convención? Pablo Casado debería pasar página

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies