Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Entrenar la fuerza muscular mejora la salud cardiovascular, según experto

 El ejercicio físico regular y, en concreto, el que se realiza para mejorar la fuerza muscular «mejora la salud cardiovascular a través de mecanismos no tradicionales», según el catedrático de la UPNA Mikel Izquierdo Redín.

Izquierdo, que ha publicado junto a otros especialistas un artículo al respecto en la revista científica «Nature Reviews Cardiology», apunta que esos mecanismos no tradicionales son la liberación por parte de los músculos esqueléticos de sustancias saludables para el corazón (mioquinas) o la mejoría de la microbiota intestinal.

Por ello, sostiene, comprender las vías a través de las cuales la actividad física influye en los diferentes sistemas y órganos del cuerpo humano «podría dar lugar a nuevas estrategias terapéuticas para atacar los mecanismos de las enfermedades cardiovasculares».

Y añade que «la pérdida de fuerza y masa muscular es uno de los factores de riesgo ‘olvidados’ de la enfermedad cardiovascular», algo que «puede ser corregido con un programa de entrenamiento de fuerza, incluso, en personas mayores».

Los firmantes del artículo junto a Izquierdo, adscritos a universidades, centros sanitarios e institutos de investigación de Estados Unidos, España, Portugal y Suecia, subrayan que ya es hora de considerar el ejercicio físico como «una medicina para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares».

En este sentido el artículo, coordinado por Alejandro Lucía Mulas, catedrático de la Universidad Europea de Madrid, afirma que, «a diferencia de la mayoría de los fármacos, el ejercicio está, en gran parte, libre de efectos adversos, y sus beneficios son, en un cierto grado, dosis-dependientes», lo que implica que, una vez lograda de forma gradual una habituación a él, se pueden aumentar las dosis de actividad física.

Los investigadores lamentan por ello que «el tremendo potencial del ejercicio de resistencia y del entrenamiento de fuerza para revertir tanto la enfermedad como los efectos del envejecimiento sobre la masa muscular y, por lo tanto, mejorar la salud cardiovascular es poco reconocido en la mayoría de los tratamientos clínicos».

De ahí que planteen «una visión integradora de las enfermedades cardiovasculares en el contexto de todo el cuerpo humano».

El sistema cardiovascular, apuntan en el artículo, «no debería ser separado de otros órganos, como los músculos esqueléticos o la microbiota intestinal, cuando se abordan las enfermedades cardiovasculares» porque una «visión integradora» que emplee además distintos enfoques (epidemiológicos, fisiológico y molecular) «podría ser de gran ayuda para los profesionales sanitarios». EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies