Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Juicio proceso separatista: Los objetos del “procés”

El cuaderno anillado de Enfocats, la SIM prepago para hablar con el “tal Toni”, las botellas arrojadas a los guardias civiles o la carta censal de una señora de Sant Cugat del Vallés son objetos clave de los registros del 20-S narrados esta semana por varios guardias civiles en el juicio del “procés”.

LA MOLESKINE

Encontraron dos agendas de esta marca en la casa de la mano derecha de Oriol Junqueras, Josep Maria Jové. Una del año 2006 y otra de 2016. En esta última había “referencias al referéndum y a testaferros de Esquerra”, según el agente. También anotaciones manuscritas de reuniones mantenidas por algunos acusados para hablar del “procés” que la Fiscalía aporta como indicios de su participación.

El CUADERNO ANILLADO

Contenía el documento Enfocats, donde se trazó la supuesta hoja de ruta a la independencia. Se encontró también en la casa de Jové y el guardia civil que la halló la describió como un cuaderno que “estaba anillado en una espiral”, de manera que “no se podían sacar ni meter hojas”.

3 MÓVILES

Los que llevaba encima Jové cuando fue detenido el 20 de septiembre. También se le incautaron otros dos móviles en su casa, relató uno de los agentes testigos.

OCHO FOLIOS TROCEADOS

La Guardia Civil los encontró en una papelera del despacho del exsecretario de Hacienda Josep Lluís Salvador. Presuntamente los había troceado su secretaria, a la que Salvador había avisado por teléfono de que una comitiva judicial iba a registrar el despacho. “Coge la pila de papeles de encima de la mesa de reuniones y tíralos al patio”. Los pedazos fueron reconstruidos y contenían, explicó un guardia, “escenarios posteriores al referéndum”.

LA CARPETA AZUL

Estaba en la casa de Salvador, un registro que, según un agente, fue “espectacular en cuanto a documentación”. La carpeta “llamó la atención” a los guardias porque dentro había manuscrito un “escenario de guerra” y un “escenario de guerrilla” con “vías de subsistencia” ante las medidas que podría tomar el Estado español como reacción al “desafío independentista”.

EL PENDRIVE

Encontrado también en casa de Salvador, contenía cuentas del “procés”. Un agente explicó que en el lápiz de memoria había un correo electrónico, “sin remitente” y del que “solo estaba copiado el texto”, en el que pedían 11.000 millones de euros de financiación a China.

A ese dinero habría que unir otras tres partidas, halladas en un documento de Salvador: 4.500 millones que recaudarían de impuestos del sector publico catalán, 6.000 millones de ingresos de ayuntamientos y 1.300 millones “de impuestos propios”.

“Todo ese dinero era el que necesitaban para soportar desde la declaración de independencia hasta que ellos ya tuvieran una estructura administrativa propia que les permitiese recaudar impuestos como un país”, explicó el guardia.

LA SIM DE TONI

En el domicilio del secretario de Difusión del Govern, Antoni Molons, se encontró una tarjeta SIM prepago dentro de un teléfono en “la habitación de su hija”. La cartulina portatarjeta de la SIM se halló en “una jarra en un mueble del comedor”, relató un guardia civil.

El número se correspondía con el que un ya famoso “tal Toni” dio a un diseñador gráfico al que encargó la impresión de publicidad del 1-O, que iba a ser supuestamente pagada por la Generalitat.

LAS PAPELETAS

Estaban escritas en español, catalán y aranés y se hallaron 10 millones en una nave de Bigues i Riells (Barcelona). La Guardia Civil las encontró el 20 de septiembre dentro de cajas en las que ponía “para la votación” y las requisó. Tuvieron que usar 8 furgones para llevárselas. Días antes, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, había estado visitando ese almacén.

LA CARTA

La que abrieron los agentes para comprobar qué contenían los 46.000 sobres con el logotipo de la Generalitat incautados en un almacén de Unipost el 19 de septiembre. Estaba dirigida a una mujer de Sant Cugat del Vallés, a la que se le informaba de que había sido designada segunda vocal de una mesa electoral del 1-O.

VALLAS

Varios agentes explicaron que los concentrados a las puertas de Unipost usaron vallas para cortar el paso a la salida de la comitiva judicial. Uno describió el recorrido elegido por los Mossos como “una ratonera”, ya que tuvieron que atravesar una calle estrecha en obras y llena de gente, con vallas, cascotes y zanjas. Los propios mossos, dijo, tuvieron que “emplearse a fondo” con los concentrados.

BOTELLAS

Las que les cayeron a los guardias civiles cuando sacaban de la Conselleria de Exteriores al exresponsable de Tecnología Xavier Puig. Según un agente que vivió la escena, hubo “forcejeos, botellas de agua y golpes” por parte de las personas ahí congregadas en un capítulo “inaudito” en el que la gente “agarraba por el cuello y la ropa” al detenido para “intentar sustraerlo”.

EL BOLSO Y LA RIÑONERA

Se encontraron dentro de los coches de la Guardia Civil dañados en la concentración del 20 de septiembre frente a la Conselleria de Economía. Un agente indicó que localizaron a sus dueños y ambos dijeron que los habían perdido. “El problema es que cuando visionamos las imágenes esa persona (el de la riñonera) era una de las que más hostigaron a los miembros de la Guardia Civil”, relató.

María Traspaderne

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies