Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Religión en la escuela

Esta semana se va a tratar la propuesta de I-E de reducir la asignatura de religión de dos a una hora semanal. De Simón afirma que quieren quitar la religión del currículo escolar porque huyen del adoctrinamiento en la escuela y pretender sustituir ese hueco por una educación para convivencia, cívica, afectivo-sexual.

Además Chivite y los suyos apoyan la propuesta. No nos sorprenden estos intentos de la supuesta izquierda de meterse con la religión cuando no encuentran propuestas para resolver los verdaderos problemas de los ciudadanos.

Permitidme recordar a Jean Jaurés, figura cumbre del partido socialista francés en el siglo XX, asesinado en 1914 por su pacifismo y anticolonialismo que le escribió a su hijo una carta cuando le planteó que no quería estudiar religión. “Cuando tengas la edad suficiente para juzgar, serás completamente libre; pero, tengo empeño decidido en que tu instrucción y tu educación sean completas, no lo serían sin un estudio serio de la religión. (…) Hay que confesarlo; la Religión está íntimamente unida a todas las manifestaciones de la inteligencia humana; es la base de la civilización. Despreciarla es ponerse fuera del mundo intelectual y condenarse a una manifiesta inferioridad (…) Estudias mitología para comprender la historia de los griegos y de los romanos y ¿qué comprenderías de la historia de Europa y del mundo entero después de Jesucristo, sin conocer el Cristianismo que cambió la faz del mundo y produjo una nueva civilización?. No entenderías nada de arte sin conocer la fuente que lo ha inspirado. Las prodigiosas góticas, las pinturas geniales de Miguel Ángel (Capilla Sixtina), Rafael, Leonardo, la  música de Mozart, Bach. Los más grandes científicos: Pascal, Newton, Ampere, Pasteur, no  se pueden entender sin su profunda religiosidad”.

Incluso el propio Sartre, cuando estaba encarcelado escribió un cuento de navidad, mostrando así su respeto por la figura de Jesús y lo religioso. Continúa Jaures, “muchos tienen interés en que los demás desconozcan la religión; pero todo el mundo desea conocerla. En cuanto a la libertad de conciencia y otras cosas análogas, eso es vana palabrería que rechazan los hechos y el sentido común. Muchos anti-católicos conocen por lo menos medianamente la religión; otros han recibido educación religiosa; su conducta prueba que han conservado toda su libertad”.

Si nos damos un paseo por cualquier rincón de Navarra o España contemplaremos con admiración arte, pintura, escultura, arquitectura, literatura, que no serían lo que son sin el espíritu católico que los ha inspirado. Incluso para criticarlo se debe conocer profundamente, lo que no sucede hoy entre los nuevos laicistas.

Por lo tanto, privar a las futuras generaciones del aprendizaje de la religión en la escuela sólo puede entenderse desde un sectarismo atroz y una óptica reaccionaria y rancia que prefiere un pueblo inculto para poderlo manipular a su antojo, típica y ancestral táctica comunista.

Ojalá pudieran reflexionar aquellos que quieren quitar la religión de la escuela con estos testimonios y otros de comunistas, libertarios y socialistas que respetaron la libertad y por eso el conocimiento y enseñanza de la religión.

Samuel Valderrey Pérez, profesor de secundaria

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies