Últimas noticias

La Presidenta Barkos destaca “la ventana mágica abierta al mundo” por Montxo Armendáriz

La Presidenta de Navarra, Uxue Barkos, acompañada por las consejeras de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, y de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera, ha entregado esta tarde, en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid, el Premio Francisco de Javier 2015 al cineasta Montxo Armendáriz, con el que el Gobierno quiere reconocer su trayectoria.

En su intervención, la Presidenta ha recordado la forma en que el director definía lo que en su infancia era para él el cine, “una ventana mágica que se abría al mundo”. “Y no se me ocurre mejor manera de presentar este premio –ha dicho la Presidenta de Navarra- porque con él queremos reconocer, desde luego su destacada trayectoria, pero también la imagen de Navarra que por esa ventana mágica proyecta en su obra. Una ventana que efectivamente se abre al mundo, y por la que Montxo Armendáriz cuenta historias que sentimos muy cercanas, y que al mismo tiempo tienen una dimensión universal”.

“Hablaba Montxo Armendáriz del cine y su infancia –ha seguido más adelante la Presidenta Barkos-, con las carencias de un chaval de Olleta en los años 50, que sólo pudo conocer el mar cuando ya tenía 15 años y al que el cine le sirvió para reconocer el mundo, para ver otros mundos distintos. Es lo que los espectadores de tantos países siguen y seguimos viendo en el cine y en su cine, otros mundos pero también el nuestro, que a veces nos cuesta o no queremos reconocer. Es el compromiso que él ha asumido tras la cámara, y que ha seguido fielmente, con un encomiable rigor”.

Tras recordar los numerosos galardones obtenidos por Armendáriz, que lo convierten en el  cineasta navarro más premiado, Uxue Barkos le ha entregado el premio Francisco de Javier 2015 “por una trayectoria, un trabajo y una proyección de los que nos podemos enorgullecer”, y le ha dado las gracias “porque nos has abierto con tu cine una gran ventana también”.

El Premio Francisco de Javier fue instituido por el Gobierno de Navarra mediante Decreto Foral 89/2009, de 14 de diciembre, con el propósito de honrar la memoria de San Francisco de Javier, patrón de Navarra. El premio se otorga para reconocer la labor de aquellas personas, entidades e instituciones que con su actividad proyectan en el exterior una imagen de Navarra como comunidad que contribuye al progreso, al bienestar y al perfeccionamiento de la sociedad. El Premio, honorífico y sin dotación económica, es concedido por el Gobierno de Navarra, a propuesta de su Presidente o de uno o varios consejeros, y se entrega en acto público.

Desde el año de su creación se han concedido los siguientes premios: al rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza (2009), al restaurador Pedro Ábrego (2010), al futbolista Ignacio Zoco y la cantante María Ostiz (2011), al pedagogo Salvador Estébanez (2012), al psicólogo y exdefensor del Menor de la Comunidad de Madrid Javier Urra, y al escritor y periodista Manuel Hidalgo (2014), además del que se entrega esta tarde a Montxo Armendáriz.

Montxo Armendáriz nació el 27 de enero de 1949 en Olleta (Navarra) y a los seis años de edad se mudó al barrio de la Chantrea de Pamplona. Estudió Electrónica en Pamplona y Barcelona y fue profesor en el Instituto Politécnico de Pamplona.

El corto “Barregarriaren dantza” (Danza de lo gracioso) fue su primer trabajo, sufragado de forma cooperativa por unas cuarenta personas. Obtuvo dos premios en el Certamen Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao en 1979, además de un galardón del Ministerio de Cultura.

Con las ganancias obtenidas, en 1980 rueda “Ikusmena”, con Fernando Larruquert en el montaje y Javier Aguirresarobe en la fotografía. Dentro de la serie “Ikuska”, Armendáriz se hizo cargo de la dirección del documental dedicado a la Ribera navarra. La Institución Príncipe de Viana subvencionó en 1981 su proyecto “Nafarroako ikazkinak/Carboneros de Navarra”, sobre los últimos supervivientes de este oficio. Sobre su personaje central, Anastasio Ochoa, Montxo Armendáriz elaboró el guión del que fue su primer largometraje, producido por Elías Querejeta, “Tasio”.

En 1986 ganó la Concha de Plata en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián con “27 horas”. Su siguiente obra, “Las cartas de Alou”, ganó diversos premios, incluido el Goya al mejor guión original y la Concha de Oro del Festival donostiarra en 1990.

Con “Historias del Kronen” alcanzó uno de los mayores éxitos de taquilla del cine español hasta la fecha, además del reconocimiento de la crítica y de los profesionales que le otorgaron su segundo Goya como guionista.

Su largometraje más reconocido ha sido “Secretos del corazón”, mejor película europea en el Festival de Berlín de 1997 y con la que participó en la final de los Óscar como aspirante a mejor película de habla no inglesa.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies