Últimas noticias

Los líderes europeos apoyan el plan Juncker para impulsar el crecimiento en la Unión Europea

Los líderes europeos apoyan el plan Juncker para impulsar el crecimiento en la Unión Europea

Los líderes europeos apoyan el plan de inversión de Juncker

El plan de inversiones impulsado por el presidente de la Comisión Europea tratará de movilizar 315.000 millones de euros

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han dado su respaldo político al plan de inversiones diseñado por el presidente de la Comisión Europea que pretende movilizar hasta 315.000 millones de euros y con el que se busca impulsar la economía para dejar atrás el estancamiento actual y darle un nuevo aliento.

«Hemos hecho un llamamiento a favor del establecimiento urgente del Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas«, ha dicho el nuevo presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, en referencia al mecanismo que servirá para aplicar el denominado plan Juncker.

Este plan, impulsado por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pretende insuflar oxígeno a la economía europea apuntando directamente a la sequía de inversión que padecen los Veintiocho desde el inicio de la crisis, como palanca para crear crecimiento y empleo.

El fondo estará dotado con una garantía de 16.000 millones a cargo del presupuesto comunitario -aprovisionado solo con 8.000 millones en especie- y otros 5.000 millones a cargo del Banco Europeo de Inversiones (BEI). A partir de ese núcleo se intentará atraer las aportaciones directas de los países y de los inversores privados que deseen participar en él.

Las aportaciones no computarán como déficit

Los Veintiocho han renovado su «compromiso para intensificar las reformas estructurales y continuar los esfuerzos para asegurar unas finanzas públicas equilibradas«, ha dicho Tusk, dos pilares que, con el estímulo de las inversiones, «forman nuestra estrategia para acelerar la recuperación» económica, ha apuntado.

En concreto, los líderes han añadido a última hora a las conclusiones del encuentro una línea en la que subrayan que las inversiones del plan Juncker se desarrollarán de acuerdo a la flexibilidad del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE. De hecho, se señala que la Comisión Europea adoptará una «posición favorable» a la hora de valorar estas aportaciones de capital dentro del procedimiento por déficit excesivo.

Esto, en una traducción simplificada del tradicional lenguaje comunitario, abre la puerta a que las inversiones que los países hagan a través del fondo queden exentas del cómputo del déficit y la deuda, han confirmado a Efe fuentes europeas.

España y Francia, dispuestos a aportar capital

España ya anunció su interés en aportar capital al fondo, sin mencionar una cifra concreta, pero advirtió de que la decisión final dependerá de las «condiciones» que se establezcan.

«No lo hemos decidido y no lo ha decidido ninguno. Ni siquiera se entró en el debate sobre cuánto va a aportar cada uno al fondo. Lógicamente, todos vamos a esperar a ver cómo se van produciendo los acontecimientos«, ha señalado Rajoy.

España ha presentado proyectos por valor de 52.971 millones de euros para financiar entre 2015 y 2017 con el plan de inversión público-privada propuesto por el presidente de la Comisión Europea, según se recoge en la lista publicada el pasado día 9 y que servirá como punto de partida para seleccionar proyectos. Las prioridades para el Gobierno son las interconexiones energéticas, los transportes y la I+D.

El presidente galo, François Hollande, también ha manifestado su intención de «apoyar este plan europeo con inversiones y aportando financiación«, y ha destacado entre posibles destinos de los fondos cuestiones como la energía y la lucha contra el cambio climático.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha recalcado que el proceso de selección de proyectos será dirigido por el Banco Europeo de Inversiones, de manera que se «garantiza que se eligen proyectos viables, no por razones políticas sino por razones económicas«.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, ha mostrado su respaldo al plan, a la vez que ha recordado que la UE necesita también «acuerdos comerciales de cara a abrir mercados para nuestros inversores, exportadores y empresas».

Concluir la negociación del acuerdo de librecomercio a finales de 2015

En esa misma línea, los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho han pedido durante el Consejo Europeo de este jueves concluir las negociaciones para un acuerdo de libre comercio con EE.UU. «ambicioso, completo y mutuamente beneficioso» antes de finales de 2015.

«La UE y EE.UU. deben realizar todos los esfuerzos posibles para concluir antes de finales de 2015 las negociaciones sobre una Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) ambiciosa y completa que sea beneficiosa para ambas partes», señalan las conclusiones del Consejo Europeo.

Así, a juicio de Rajoy, el Consejo Europeo que ha concluido el jueves -con lo que se ha anulado la reunión prevista para este viernes- ha sido «provechoso» y «cierra un año positivo en el ámbito europeo».

España, Francia y Portugal estudiarán proyectos de interconexión

La Comisión Europea va a presentar una propuesta de reglamento para la aplicación del plan, que determinará el tipo de proyectos en los que se invertirá y la participación con la que se llevarán a cabo. «Hay que esperar al reglamento que se va a presentar en enero» y a su aprobación por el Ecofin y el Parlamento Europeo, para que en junio pueda ponerse en marcha, ha explicado el presidente del Gobierno español.

Entre los proyectos de inversión que podrían recibir el impulso del plan están las interconexiones eléctricas y de gas, según ha considerado Mariano Rajoy, al tratarse de proyectos que benefician a varios países.

En relación a esa cuestión, el jefe del Gobierno español ha mantenido un encuentro este jueves con los líderes de Francia y Portugal donde han acordado volver a reunirse en febrero en España para analizar en los planes que cada país va a proponer. El presidente de la Comisión Europea también participaría en esa reunión.

El BCE respalda el plan Juncker

«El Banco Central Europeo (BCE) da una fuerte bienvenida a este plan que puede contribuir a aumentar la confianza en la zona del euro», ha asegurado por su parte el presidente, Mario Draghi, momentos después del espaldarazo de los líderes.

Sin embargo, Draghi ha advertido de que para que sea «efectivo», el plan tiene que ser puesto en marcha «con velocidad» -está previsto que esté operativo a mediados de 2015-, además de centrarse en invertir en proyectos con una rentabilidad «de lo más alta».

Además, el economista italiano ha vuelto a insistir en el mensaje que lleva meses dirigiendo a los Estados miembros: que no deben dejar la recuperación en manos de otros, como el propio BCE o, en este caso, las instituciones comunitarias. El plan «debe ser una oportunidad para un nuevo empuje renovado a las reformas estructurales», ha subrayado Draghi.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ha coincidido en señalar la importancia de que los países reaccionen ahora para «mandar una amplia señal que muestre confianza».

Schulz ha apuntado también a una de las cuestiones que más interés suscita entre los Estados miembros: la posibilidad de que las contribuciones que hagan al fondo de inversiones no computen como déficit a la hora de evaluar su cumplimiento del Pacto de Estabilidad, que exige que ese desequilibrio se mantenga por debajo del 3%, así como una deuda menor del 60% del producto interior bruto.

Por otra parte, el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha solicitadol al Banco Central Europeo (BCE) la adopción de medidas que permitan aumentar la inflación en la zona euro. Aunque ha explicado que no hay riesgo de deflación, ha considerado que la situación actual está lejos del 1,5% o 2% de inflación aconsejable.

«Intensificar la lucha contra la planificación fiscal agresiva»

Los líderes europeos se han comprometido además a «intensificar los esfuerzos en la lucha contra la elusión fiscal y la planificación fiscal agresiva, tanto a nivel mundial como de la UE».

En este sentido, piden a Bruselas que presente su prometida propuesta para el intercambio automático de información entre los Estados miembros sobre acuerdos fiscales con multinacionales y se comprometen a volver a discutir esta cuestión en la cumbre de junio de 2015. El párrafo sobre lucha contra la evasión fiscal se ha añadido a las conclusiones a petición de España.

Finalmente, los jefes de Estado y de Gobierno se han comprometido a seguir profundizando en la coordinación de políticas económicas con el fin de mejorar el funcionamiento de la unión económica y monetaria. Para discutir estas cuestiones se ha convocado una cumbre informal el 12 y 13 de febrero, tras la que los presidentes de la Comisión, el Consejo Europeo, el Eurogrupo y el BCE presentarán un informe en junio de 2015 sobre cómo avanzar en la integración en la eurozona.

 

 

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies