Lacturale TOP
Paris en el armario Principal
Paris en el armario Principal
Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier
Sangüesa

El escudo de Sangüesa se compone de: Fondo blanco con castillo de tres torres a un lado, flanqueado por la primera y última letra del nombre de la ciudad; y, a otro, las cuatro barras rojas de Aragón. Todo bordeado con las cadenas de Navarra en oro. Todo enmarcado por corona y por la leyenda “LA QUE NUNCA FALTÓ”.
Este blasón data de 1312, cuando el rey Luis el Hutín, satisfecho con la victoria de los sangüesinos sobre las tropas aragonesas, les concedió que al lado del castillo que usaban en su escudo pusieran otro cuartel blasonado con las cuatro barras rojas de Aragón y emblemaran el escudo con la empresa citada. Hasta dicha fecha el motivo usado en el sello fue un castillo.

Sangüesa

SANGÜESA
Categoría
Ciudad
Superficie en km2
69,8
Distancia a Pamplona
45 km
Altitud
404
Habitantes
5.078

 

Situación


La ciudad se localiza en una terraza fluvial de la margen izquierda del río Aragón, en el que desemboca el río Onsella. Aparte de por la ciudad de Sangüesa, el municipio está compuesto por las localidades de Rocaforte y Gabarderal,

Historia


En su término se han encontrado restos arqueológicos datados en la Edad del Bronce. Algunos autores creen que el emplazamiento de la ciudad de Corbio, capital de los suessetanos estaba cerca del emplazamiento actual de Sangüesa. Los suessetanos eran un grupo céltico de origen galo cuyo asentamiento se extendía por las vecinas tierras aragonesas.

De la época romana se han localizado numerosos asentamientos en su término. En el puente sobre el río Aragón existe una lápida romana con la inscripción «cornelia sibi et cornel»

La primitiva villa denominada Sangüesa la Vieja se identifica con la actual Rocaforte. Desempeñó en el siglo X un importante papel en la defensa contra los musulmanes. El gran esplendor que supuso el Camino de Santiago, ya en la Edad media, hizo que el rey de Pamplona y Aragón, otorgara el fuero de Jaca hacia 1090 a fin de repoblar Sangüesa estableciéndola como etapa principal en la Ruta Jacobea. Las condiciones del terreno dificultaron la ampliación de la villa por lo que, en 1122, Alfonso I el Batallador extendió el mismo fuero al “burgo nuevo” dado lugar a la actual  Sangüesa.

En su origen, en tiempos de Alfonso “el Batallador”, el enclave no tuvo carácter defensivo, puesto que Navarra y Aragón eran un solo reino. Tras su muerte, ambos reinos se separaron, por lo que la población tuvo que amurallarse.

Pronto surgieron barrios extramuros. Hacia 1150 el de la Oltra, y hacia 1170 el del Castellón. También extramuros, pero ya en el siglo XIII, se edificaron conventos, los de Carmelitas, franciscanos, dominicos y mercedarios. En la segunda mitad de siglo, se construye al sur, la calle y barrio de la Población. Posteriormente se rodearía de muralla todo el entramado urbano. Cada barrio tiene su propia parroquia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR