Lacturale TOP
Paris en el armario Principal
Paris en el armario Principal
Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier
Aoiz

Escudo de la villa de Aoiz (Navarra), sobre fondo rojo, dos espadas de plata con pomo y crucetas en oro, y entre ellas una corona de oro. Data del 22 de junio de 1494 en que se lo concedieron los reyes Catalina y Juan de Albret.

Escudo Aoiz

AOIZ
Categoria
Villa
Distancia a Pamplona
28 km.
Superficie en km2
16,1
Altitud
504
Habitantes
2640

Situación


La villa de Aoiz se sitúa en la parte nororiental de la Comunidad Foral de Navarra dentro de la denominada geográficamente Cuenca de Lumbier-Aoiz a su vez dentro de las Cuencas Prepirenaicas.

Historia


El núcleo de poblamiento surgió durante los siglos I al IV de nuestra era, como consecuencia de la Romanización. El nombre de Aoiz, según los lingüistas hace relación al dueño o encargado del fundus o dominio que dependía de de una ciudad o municipio romano.

En el año 924, parte del poblado de Aoiz fue destruido por el califa Abd al-Rahman III. De la villa se tiene constancia documental desde el siglo XI, cuando estaba a cargo del conde Erro (valle cercano a la localidad).

Aoiz formó parte del valle de Lónguida hasta 1424, año en el que se segregó. En 1479 fue elevada a la categoría de «Buena Villa» por la princesa Doña Magdalena, madre y tutora del rey niño Francisco Febo, recordando la Paz General que se firmó en la villa ante la ermita de San Román después de más de 30 años de Navarra entre agramonteses y beamonteses. El acto de paz, en el que los principales jefes rivales clavaron sus espadas en el suelo dio motivo temático al escudo de la localidad que fue otorgado en 1494 por los reyes Catalina y Juan de Albret. También desde 1479, Aoiz dispuso de representación en las antiguas Cortes de Navarra.

Durante tres siglos disfrutó de cierto desarrollo y de paz. Esta se ve truncada desde la Guerra de Sucesión, en 1710, cuando la villa fue amenazada por los ejércitos de Carlos de Austria, que tenían a Navarra como enemiga, por el apoyo de esta, al Borbón, Felipe de Anjou, futuro Felipe V. La villa sería saqueada por los franceses en la Guerra de la Convención, año 1794.

En torno al 1800 la villa se recupera lentamente y disfruta de cierta bonanza. Como rasgo curioso de este momento de la Historia, conviene recordar, que era regida por los Insaculados, que es el nombre que recibían aquellos que eran elegidos, por estar sus nombres en unos saquillos de tela, y ser sacados sus nombres al azar.

Como tantos otros pueblos navarros, la villa padeció durante la guerra de la Independencia todo genero de penalidades, infligidas tanto como por franceses como por guerrilleros, al igual que durante la I guerra carlista. La victoria liberal, le sería beneficiosa, al convertirla en cabeza de partido judicial, que le atrajo actividad industrial. A destacar la compañía “El Irati”, dedicada a bajar madera en almadías e incluso en barco. En 1910 contaba con 510 puestos de trabajo, una gran serrería, una destilería, una central eléctrica, además del ferrocarril del mismo nombre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR