Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier
Lerín

El escudo de Lerín se compone de: Fondo azul y  castillo sobre una roca, con una escalera que llega hasta la puerta.

Escudo Lerín.svg

LERÍN
Categoría
Villa
Superficie en km2
97,9
Distancia a Pamplona
95
Altitud
434
Habitantes
1706

 

Situación:


Limita al norte con los municipios de  Allo, Oteiza y Larraga, al este con los de Miranda de Arga y Falces, al sur con los de  Andosilla y Cárcar y al oeste con el de  Sesma.

El río Ega  corta el término transversalmente. A ambos lados del río s se escalonan en diversos niveles de terrazas fluviales.

Historia


En su término se encontró un útil pulimentado de la Edad de Bronce; posible existencia de un yacimiento de la Edad de Hierro cerca del pueblo, así como diversos asentamientos de época romana, posiblemente “villas” de explotación agrícola o ganadera.

Su castillo emplazado sobre el Ega era cabeza de una tenencia al menos desde el siglo XI (1066). La villa pertenecía al dominio real y Sancho VII el Fuerte concedió fuero a sus habitantes.   La creación  por Carlos III del condado de Lerín (1425) para su hija natural Juana, casada con Luis de Beaumont, convirtió a esta villa en centro de las posesiones beaumontesas (Sesma, Cirauqui, Eslava y Sada. Además de Mendavia, Allo, Dicastillo y Arroniz).

Su castillo sirvió de plataforma para sus levantamientos frente a Juan II, por lo que sufrió varios asedios y graves años (1469). Continuadas las luchas y los levantamientos beaumonteses en los reinados de Francisco Febo y de Catalina y Juan de Albret, se buscó la mediación pacificadora del rey de Castilla que se comprometió a alejar al conde rebelde, a cambio tropas castellanas ocuparon las posesiones beaumontesas entre ellas Lerín.

Reconciliado el conde, le fueron devueltas sus plazas (1501) pero no tardó en reanudar los conflictos precisamente desde Lerín que fue finalmente asediado y tomado por los reyes (1507) e incorporado a los dominios de la corona. No obstante, como reconocimiento a los pobladores que habían ayudado a expulsar a los beaumontesas, los monarcas concedieron al lugar el título de buena villa con derecho a asiento en Cortes e hicieron a sus habitantes libres. La incorporación del reino a la Corona de Castilla, con la restitución a los condes de Lerín de todas sus posesiones puso fin a esta situación.

Por el matrimonio de la heredera Brianda de Beaumont con Diego de Toledo, pasó a la casa de los duques de Alba.
Como otros pueblos de Navarra, pero más si cabe por su configuración orográfica, que lo hacía especialmente apto para la defensa del territorio circundante, la villa había sufrido las guerras del siglo XIX. Fue incendiada en parte por los franceses el 26 de octubre de 1808, en los comienzos de la guerra de la Independencia. Y presenció una de las principales derrotas que sufrió en ella el guerrillero Espoz y Mina. Durante las Guerras carlistas, Lerín sirvió de fortaleza a los liberales.

A Lerín pertenece el despoblado de Baigorri, donde las posesiones de la casa de Alba fueron muy importantes hasta 1977, en que los renteros pudieron comprarle 27.000 robadas de tierra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR