Últimas noticias

¿Cohete o petardo?

Es habitual que los inquilinos de la Moncloa se emocionen con la economía. Así Aznar nos dijo: “España va bien”. Zapatero, consciente de que era de letras, se preocupó en aprender en dos tardes la cuestión económica; para a continuación presumir de sistema financiero. Después vino la reunificación de las cajas y su práctica desaparición. Las pocas que quedan son ya bancos, pues de cajas sólo tienen el nombre o ni eso. Sánchez doctor en economía, primero nos vendió la moto y después se ha venido arriba y dice que la economía española va como un cohete.

En un cuadro de mando, hay bastantes indices y uno si quiere hacer trampas al solitario, puede fijarse en los que van bien y obviar los peores. Es cierto, que algunos indices macroeconómicos van relativamente bien. Sin embargo, en lo que nos afecta a los viles ciudadanos contribuyentes hay datos preocupantes.

El salario medio español, está por debajo de la media europea. Y lo peor es que respecto a economías comparables Italia o Francia nos superan. En la foto del continente europeo se aprecia que el norte y oeste disfruta de mejores sueldos que el sur y este. Si queremos mejorar no debemos mirar a los que están peor (Chipre, Malta, Portugal, Letonia, Lituania, Rumanía o Bulgaria) sino a los que van por delante.

“En un entorno marcado por la inflación y la perdida de poder adquisitivo, mantener un salario competitivo es más importante que nunca” nos dice Arantxa Odriozola (Reward&Performance) de Aon. Mientras Juan Arza, de Arza&Legazpi, indica que la mayoría de las subidas salariales no han podido sostener el ritmo de la inflación y los trabajadores siguen perdiendo poder adquisitivo.

Curiosamente mientras los trabajadores pierden poder adquisitivo, los costes salariales aumentan, esto es debido a que hay que mantener y financiar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Este recargo en el coste salarial lo pagan el empleador y el empleado.

Y así se da la paradoja que el padre jubilado tiene que ayudar al hijo trabajador en activo para vivir.

¿Dónde está aquella clase media? Que con su trabajo pudieron tener un piso en propiedad, muchos una segunda vivienda en la playa y sus dos hijos, era lo habitual mantener la tasa de reposición poblacional, cursar estudios universitarios. Ahora esos hijos no llegan a final de mes y emigran. Claro, que según la dicharachera vicepresidenta Maria Jesús Montero la clase media son todos los que cobran el SMI.

Y mientras los sindicatos, en vez de sacarle tarjeta roja por semejante declaración, se jactan de lograr la subida salarial de los funcionarios por acabar con la precariedad de los funcionarios. Los cuales, pobrecitos, ganan unos 10.000 euros más al año que el resto de los trabajadores, si comparamos salarios medios de unos y otros.

Nos asombramos del número de opositores. Los españoles de las generaciones millenial y Zeta, renuevan la obra de teatro de Concha Velasco y nos dicen aquello de mamá quiero ser funcionario. Por no hablar del Sr. Escriva que cambió el sistema de pensiones. Ya la media nacional lo hace a los 65,1 años pero insiste en que los funcionarios se puedan jubilar a los 60.

Como escribe Paula Fraga vivimos en una esquizofrenia cultural, enfermedad social diseñada por la izquierda posmoderna y que sirve a la derecha neoliberal que afirma “la sociedad no existe” porque pretende  grupúsculos atomizados, compuestas por individuos desarraigados y solitarios que no defienden patria ni clase.

Además para esa izquierda posmoderna la familia es otro problema, pero eso da para otro texto.

Si esto es ir como un cohete miedo da cuando nos convirtamos en petardo.

Jesús Bodegas Frías, Ldo. en Ciencias Biológicas,.

About The Author

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies