Últimas noticias

Los toros desde la presidencia

Artículo 143

Desde el palco de la presidencia de la plaza Monumental de Las Ventas de Madrid puede hacerse más daño a las corridas de toros que un centenar de manifestantes protestando desnudos y ensangrentados en la puerta grande de la plaza.

En la vigésimo quinta corrida de la feria de San Isidro, que parece ser que es él quien llena la plaza y con el cartel de “no hay billetes” (que es lo que más duele a los antitaurinos), se lidiaban toros de Vitorino del Río, que los crió con ese fin, su lidia en la plaza de toros para ser muertos por estoque, de no ser por eso no los hubiera criado.

Salen seis toros y dos o tres se quedan en el banquillo de reservas, por si alguno de sus hermanos (suelen ser familia), se lesiona en la plaza.

En las corridas de toros el animal predominante es el caballo, que entre los de los alguacilillos, picadores y las mulillas, suelen ser 14. En las corridas de rejones, aumenta el número.

No quiero ni pensar si a los “animalistas” les da por protestar del sufrimiento y la exposición ecuestre.

Lo curioso del cartel anunciante de la corrida es que pone el nombre de la ganadería, el de los diestros y la hora. No dice nada del que preside y concede los trofeos ni de sus asesores.

Éste es nombrado por el delegado del gobierno, que a su vez lo nombra el consejo de ministros a propuesta del presidente del gobierno.

Cuando el viernes día 7 junio de 2024 el presidente le negó la segunda oreja (el público la pidió a gritos y llenó los tendidos de pañuelos), la presidencia, que es potestad suya concederla o no, no la concedió ante la perplejidad del público, los aficionados en su mayoría, los apoderados, el ganadero, los compañeros del diestro y los locutores de televisión.

¿Debería de dar explicaciones el señor presidente de la llamada telefónica que recibió instantes antes de salir las mulillas al ruedo? ¿Están en contra de la fiesta desde ámbito gubernativo?

Los toros (que ya pintó Goya), es un lugar donde el pueblo se expresa, grita, disfruta, habla, pide, concede, otorga y abronca. Cosa que en ningún momento lo hicieron a la presidencia ese día. Para el público se celebra el festejo y él lo valora.

Buena verdad es que habrá que tirar de las orejas a esas ganaderías que presentan en las plazas de primera, ganado de segunda. Máxime en corridas puntuales como la corrida de la Beneficencia, la de la Prensa o la de la Cultura, porque la gente no se puede pasar la corrida abucheando a todos los toros y echarlos al corral.

Nada más. Ahora solicito me nombren Doctor Honoris Causa de alguna universidad, aunque no creo que me hagan los honoris.

Manolo Royo, humorista www.manolo-royo.com

Artículo anterior Superman

About The Author

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies