Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

A setenta y dos horas de una decisión ciudadana transcendental… promesas, nombramientos y mentiras

Estamos a 72 horas del cuarto intento en menos de cuatro años para decidir el incierto futuro de España, esta vez con un posible escenario mucho más preocupante después de tanto tiempo de inestabilidad política -que empieza a ser también económica- que puede alargarse si se volviera a repetir un gobierno apoyado por los que hicieron posible la moción de censura de Junio de 2018 o, también malo, llevar a una tercera cita con las urnas en un año de no conseguirse una suma constitucionalista que garantice la necesaria estabilidad, algo que veo difícil. Tengo claro que, como propuse entonces, es lo que debió haber hecho Mariano Rajoy en 2016 tras su recuperación en la repetición de Junio del tortazo recibido en Diciembre anterior, que prolongaban las encuestas, y profundizar en la debacle del PSOE, que habría pasado sin duda a un largo periodo de reflexión y regeneración, que necesitaba, para acabar con la herencia de José Luis Rodríguez, apartado su clon del primer plano de la escena política. Además, habría evitado, con seguridad, el renacer de VOX, que sólo ha vuelt a saldar su vieja deuda con el Partido Popular, aprovechando la buena fe de gente de principios hastiada con la situación, para incrementar aún más el nocivo efecto que el pluripartidismo ha causado sin aportación positiva visible. Pero para eso habría hecho falta un sentido de Estado que nuestro querido Registrador no supo demostrar en sus seis años y medio de gobierno y como no conduce a nada “llorar por la leche derramada”, vamos a la realidad del momento.

Será una cita posiblemente influenciada para muchos por las dos últimas y controvertidas sentencias “unitarias” de nuestro a veces incomprensible Tribunal Supremo, que hace difícil creer que no hayan condicionado la elección de la fecha electoral por su oportunista convocante ¿Por qué si no, ahora y no antes de ellas? Otra cosa es que el resultado del recuento sea satisfactorio para el presidente anuncio o tenga efecto boomerang como otra “venganza de Tutankamon” por la ignominia de remover los restos de Francisco Franco después de 44 años, contra lógica y derecho de la familia, en un exceso más del que confunde sus “urgencias” personales con los intereses generales del Estado.

No fueron pocas las “novedades” de esta semana, con encuestas para todos los gustos y promesas de las que “se hacen para no cumplirlas”, que decía Tierno Galván. Y cómo no, debates, primero de portavoces, después de líderes de los principales partidos nacionales en las últimas generales inútiles -me refiero a las elecciones, aunque bien podría aplicarse a buena parte de los intervinientes, que demostraron su mediocridad- y hoy, la última, ésta sí totalmente feminista -le gustará a Ana Blanco– entre las “primeras mujeres” de esos partidos, que ya veremos qué dará de sí bajo la batuta sectaria de la tocaya de una de las intervinientes, la otra Ana Pastor. O ésta, según se mire, que diría el gran amigo de la primera. Hasta puede que mejore las anteriores que fueron bastante pobres y aburridas.

No ha faltado un nuevo acto de “generosidad” interesada -a costa de ese “dinero público que no es de nadie”- del aspirante a seguir en el Falcon, actuando rápidamente en auxilio del orden de uno de sus mantras, el “cambio del clima climático”, ofreciendo España, Madrid, por supuesto, que no Barcelona en la que tanta “normalidad” hay por sus calles como dice ese portento ministerial Grande Marlaska -nunca un apellido fue tan hiperbólico-. Se apresuró el doctor Plagio cum Fraude a ofrecer la capital de España para recibir la 25ª Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU y brindar su ayuda a ese portento salido del exorcismo en que han convertido a la púber Greta Thunberg para que ocupe lugar preferente en el evento, ¡qué cumbre sin la niña Greta!, diremos parafraseando aquello de la “tía Juana”, aunque ignoramos cómo llegará desde USA al no querer viajar en avión para no contaminar, de eso se ocupa el ecologista Al Gore “jet” y el camarada Pedro Falconeti.

Destacable también la contundencia del susodicho Sánchez “las cosas que digo, las hago”, se debería referir a la exhumación de los restos de Franco, única de sus “promesas” cumplidas de aquella manera, ya que para lo que llegó, “convocar de inmediato elecciones para recuperar la estabilidad” lo tuvo que hacer por necesidad -y van dos-, como salida a su desgobierno e insensatez de postrarse ante los enemigos de España que lo auparon entonces y ni con ellos se mantiene. Cabría aplicar a este hombre anuncio y a sus socios aquello que decía Platón en Las Leyes: “De cualquiera que esclavizase las leyes poniéndolas bajo el imperio de los hombres, sometiere la ciudad a una facción y despertase la discordia civil, hay que pensar que es el peor enemigo de la polis”.

Vimos también un preocupante caso de “desmemoria”, sólo imaginable en casos de demencia senil prematura o Alzheimer anticipado, que no le deseo a mi amiga Rocío, pero no conozco a ningún titulado que no recuerde la fecha de terminación de su carrera como la Sra. Monjasterio, que ante las acusaciones publicadas por El País relativas a su ejercicio profesional justifica que “no recuerdo si en 1998 había terminado la carrera”. Lo dicho, junto a la desmemoria histérica de la izquierda y el nacionalismo, digno de estudio ese olvido. En fin, estos de VOX, dando tumbos como siempre.

Se escribió y habló mucho de los debates celebrados hasta ahora, así que no entraré muy en detalle en ellos, de los que ya dije que, salvo intervenciones aisladas, me parecieron patéticos y de una mediocridad notable en la mayoría de nuestros “representantes”. En el de los siete portavoces destacó al final -si sería pobre el debate, que ha sido lo más comentado- la aparente negativa de saludo del portavoz vasco Aitor Esteban al de VOX, Iván Espinosa. No seré yo quien saque una lanza por ningún nacionalista, pero siendo cierto que Espinosa dio dos pasos hacia la posición de Esteban, que rodeó su atril en lo que muchos interpretan como su negativa al saludo, no lo es menos que el verde, al ver ese movimiento, se giró con un medio “corte de manga” -vean despacio la secuencia- y, conociendo al personaje y su estiramiento chulesco y déspota donde los haya, no descartaría que pudiera aprovecharlo para vender su moto y periodistas y medios en general, todos a una como aquel editorial de la prensa catalana de 2009, hicieron el resto, porque hoy el objetivo de la prensa de izquierdas y nacionalista es “aupar a VOX, que hace daño al PP”. Claro que las declaraciones del vasco alimentan la tesis que acabó con acusaciones de “franquistas” a los de VOX y de “racista, xenófobo y esquizófrénico” al del PNV por Javier Ortega. A mi juicio, la mejor en ese debate fue Cayetana Álvarez de Toledo, que no tiene pelos en la lengua y dice lo que muchos querríamos haber oído hace tiempo a líderes del PP, de cuyo guión “políticamente correcto” sólo se salía Rafael Hernando, hoy silenciado en el Senado. La petición de perdón de Cayetana “por haber sido profundamente anticatalanes, aceptando al nacionalismo como animal de compañía” levantó ampollas en lugar de autocrítica en algunos de sus compañeros que llevaron al PP catalán de 19 escaños a uno. Y no fue la única, Alejo Vidal-Quadras -¿de vuelta a casa?- dijo que “llevaba 23 años esperando que el que fue su partido haga la autocrítica que ha hecho este sábado” añadiendo que el problema de Cataluña es «no tener suficientes psiquiatras», afirmación que comparto.

Tampoco nada más allá de unos sutiles comentarios sobre lo que no se remató bien en el debate a cinco del lunes, aparte del reparto anticipado de cargos, vicepresidencias y ministerios nuevos por parte del que ya veremos si sigue de “okupa” porque, a juzgar por la imagen dada en el plató con la mirada hundida en los papeles que le habían escrito -ya sabemos que sus colaboradores copian y escriben por él- parece que no las tiene todas consigo y sólo aspira a que los demás le den su “Sí es Sí, porque yo lo valgo” y pide su abstención para que, ahora que le beneficia a él, valga lo que no respetó antes, “que gobierne la lista más votada”. Me llamó la atención la imagen de dos de los protagonistas, la de Pablo Iglesias, un poco mejor pese a su atuendo de camisa remangada, mejorada con la corbata “suelta” y la del poco regenerador Santiago Abascal con dos tallas menos de camisa que literalmente le impedía abrochar el cuello, demostrando ese «aire legionario» que vende el que agotó todas las prórrogas posibles para librarse la mili que ahora ‘quiere’ restituir y de nuevo alardeando de «víctima del terrorismo», algo cuando menos cuestionable que le censuró Iglesias. Curiosa también la ferviente defensa d familia y natalidad de Albert Rivera, entendible lo primero porque lleva ya tres o cuatro intentos, pero no lo segundo, porque de momento sólo tiene una hija, es decir ni la tasa de reposición. Sí estuvo bien Rivera echando en cara a su oponente por la derecha, Abascal, haber vivido de un chiringuito que le puso el PP, con 82.491’80 € anuales, pero no supo desmentir al interpelado cuando falseó su respuesta: “estuve cuatro meses y comparecí a petición propia para pedir la eliminación de la Fundación”, vino a decir y ahí Rivera cedió pese a que la comparecencia fue resultado de la reclamación del entonces diputado de UPyD en la Asamblea de Madrid, Alberto Reyero -hoy en Ciudadanos y consejero en el gobierno madrileño-, que puso en apuros al de Amurrio: https://www.youtube.com/watch?v=bO0EPByqUVI. No tuvo presente -o no sabía Rivera- que antes de la Fundación para el Mecenazgo y Patrocinio -que cerró Ignacio González unos meses después de la comparecencia del 5 de Noviembre de 2013-, Abascal había sido dos o tres años -con el mismo sueldo- Director General de la Agencia de Protección de Datos de Madrid -otro chiringuito que hubo que cerrar, en este caso, creo que Esperanza Aguirre- por la que aparecía, “a firmar”, de vez en cuando. El conjunto de esa “intensa” actividad sí que podía ser más o menos la cifra de más de más de 300.000€ que Rivera achacó a Abascal que le “había costado enterarse de la inutilidad del chiringuito”. También desconocía Rivera que el nombramiento de Abascal en la Fundación de marras según el digital Infolibre fue “el 18 de Febrero de 2013”, que añade que según fuentes del Ejecutivo “El 28 de enero de 2014, Abascal ‘cesó’ a petición propia como director gerente de la fundación”, por lo parece que tuvo el cargo once meses y no cuatro como dijo. Muy curiosa también la fecha de “petición del cese”, ya que el 16 de Enero anterior -doce días antes- Abascal aparecía en rueda de prensa presentando VOX como Secretario General provisional del partido, en la calle Pradillo de Madrid. Y más aún, Abascal se “despidió” de Rajoy, en una de sus poco limpias actuaciones, mediante carta publicada por el diario El Mundo el 25 de Noviembre de 2013: tras acordar con Alejo Vidal-Quadras su incorporación a VOX con 5.000€ de sueldo. O sea, mentira sobre mentira u ocultación de gran parte de la verdad, que para el caso es lo mismo. A ver si se prepara mejor las cosas Sr. Rivera que a este paso no va a conseguir ni esos 32 escaños de 2016 con los que dice ahora que se conformaría. Como es lógico después de que las encuestas le dan en torno a 20 o menos.

Termino con mi opinión sobre el citado debate a cinco del pasado lunes. Para mí quedó claro que la única alternativa posible al frente popular que se atisba en el horizonte es la unidad de voto en torno al PP, una vez visto el resultado del experimento del pasado 28-A. Pero lo digo convencido tras lo que vi y oí el lunes y es que aparte de esa extraña coincidencia en los medios de que el posible ganador fue Abascal, fruto de esa presencia en las redes de sus fieles jóvenes que votaron en masa en los medios de acuerdo con las instrucciones recibidas para conseguir ese resultado, creo que Pablo Casado fue el único que puso en un brete al candidato socialista con su reiterada pregunta sobre si Cataluña es una nación y si pactaría con comunistas, nacionalistas y separatistas con la abstención o apoyo de BILDU, que se quedó sin respuesta y además fue, en mi opinión, el único que en su minuto de oro resumió un programa de Gobierno con sentido de Estado, que por su interés copio: “Me gustaría estar en tu casa ahora para mirarte a los ojos, darte la mano bien fuerte y pedirte tu confianza para liderar un cambio en España. Quiero ser el Presidente que esté a tu lado, que te sea útil, que te acompañe para resolver tus preocupaciones porque también son las mías. Quiero liderar un Gobierno de verdad, que no le tiemble el pulso frente a los separatistas y que no le tiemblen las piernas para resolver la crisis económica y social que siempre nos deja la izquierda. Un Gobierno que proteja a los mayores, para que tengan su tranquilidad con una pensión garantizada.. que impulse a los jóvenes para que puedan conquistar sus sueños, pero con un empleo de calidad… que acompañe a las familias para que sigan haciendo planes, pero desde la casa que quieren y con la educación y sanidad que merecen. En definitiva, quiero ser Presidente para desbloquear esta situación, para recuperar la concordia, para gobernar para todos por todo lo que nos une y para recuperar ese espíritu de ESPAÑA SUMA, para que no volvamos a fragmentar el voto del centro derecha como pasó en Abril porque sólo el PP puede ganar al Partido Socialista y puede formar Gobierno, un Gobierno de cambio. Por tanto, unamos nuestros votos para unir España”

Aunque me temo que, de no conseguirse esa difícil victoria del PP con apoyos suficientes y pese a la profecía del singular Miguel Ángel Revilla ayer desde Bilbao de que “no habrá nuevas elecciones”, unos días después de dejar caer que está “abierto a reconciliarse con el Partido Popular en un hipotético pacto entre Pablo Casado y Ciudadanos”, el escenario de la repetición electoral está más cerca de lo que necesita España.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior La injusticia de la Justicia, un hombre de Estado y más de lo mismo

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies