Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Chivite denuncia la «instrumentalización» de Navarra para «atizar» a Sánchez

La presidenta navarra, la socialista María Chivite, denuncia la «instrumentalización» de la Comunidad Foral por parte de la derecha para «hacer política nacional y atizar a Pedro Sánchez», pero advierte de que las decisiones de su Gobierno «no van a dar juego para eso»

Chivite (Cintruénigo, 1978) preside un gobierno de coalición, sustentado en un acuerdo respaldado por PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E, si bien estos últimos no han querido formar parte del Ejecutivo, al que se llegó tras un proceso negociador que fue «muy bien» en lo relativo a los actores implicados, pero que resultó «duro» por las «mentiras e insultos» de la derecha.

Así recuerda este proceso un mes después de su toma de posesión (6 de agosto) en una entrevista concedida a Efe, en la que se muestra tajante al afirmar que es «absolutamente mentira» que haya un acuerdo con Bildu para facilitar su investidura (5 parlamentarios se abstuvieron y 2 votaron en contra).

Al mismo tiempo asegura que el PSOE «ha conocido de primera mano el acuerdo y no ha tenido nada que decir», porque le conocen y saben que en su cabeza «no estaba hacer ninguna de las locuras» de las que se le acusaba y porque en él se habla de progreso, innovación, de avance en derechos de ciudadanía, de lealtad institucional o de rechazo de la violencia.

Para Chivite la clave «del éxito» de esa negociación fue que las conversaciones fueron «discretas» y no se realizaron a través de los medios de comunicación, se estableció «una relación de confianza».

Al mismo tiempo, reprocha: «La derecha se ha dedicado a insultarnos, sin aportar absolutamente nada, se ha dedicado a recorrer los medios de comunicación nacionales, sobre todo, distorsionando la imagen de Navarra, contando cosas que no eran ciertas y mintiendo e insultando al PSOE y a mí especialmente».

Por ello y tras los insultos a Pedro Sánchez llamándole «okupa» y la «foto de Colón», considera que «no era coherente» que Navarra Suma dijera que quería acordar con ellos. «Navarra Suma ha dinamitado todos los puentes», sostiene.

Ahora ese programa «disipa cualquier duda sobre sus acusaciones», afirma la presidenta, consciente de que su tarea «no va a ser fácil», al ser un gobierno con minoría parlamentaria, pero convencida de que es «una buena ruta para toda la sociedad navarra».

Pese a ello no cree que la derecha vaya a darles tregua, los ve «más en el bloqueo por el bloqueo». «Ya veremos, son cuatro años y no sería entendible que en la legislatura pasada, con una presidenta abertzale (Uxue Barkos) y con consejeros de Bildu, prácticamente el 50 % de las iniciativas legislativas salieran por unanimidad y ahora no fuera así».

En este sentido apela a la responsabilidad y, tras señalar que «la normalidad democrática es que los partidos hablen con los partidos», defiende que lo importante es sacar adelante iniciativas por su contenido y no por quién las ponga encima de la mesa.

Chivite, quien insiste en el compromiso de su gobierno con el rechazo de la violencia, ante los reproches de los que han sido objeto pide, en relación con las víctimas del terrorismo, que «no se instrumentalice el dolor» y dice que le gustaría que todos los partidos, en alusión a EH Bildu y NA+, estuvieran comprometidos con «el rechazo al terrorismo y al franquismo también».

Las diferentes posturas de los socios se evidencian en cuestiones como el denominado caso Alsasua, una cuestión judicializada sobre la que el Ejecutivo no va posicionarse, asegura Chivite, quien opina que «lo que quedó claro es que no era una pelea de bar, pero tampoco como algunos pretendieron vender era una cuestión de terrorismo».

La celebración el pasado fin de semana en esa localidad del Ospa Eguna (Día de la Expulsión) ha dado lugar a unas críticas al Gobierno que califica de «un cinismo político vergonzoso», puesto que, recuerda, «durante siete años de los gobiernos del PP en España se celebró el Ospa Eguna y nadie lo prohibió y en cinco años de gobiernos de UPN se celebró y nadie dijo ni palabra».

Más allá de que el acto no le guste, la justicia se pronunció y lo enmarcó en la libertad de expresión, asevera.

A Chivite, quien se marca como reto principal el empleo, le gustaría ligar la «marca Navarra» a la solidaridad, la sostenibilidad, el avance en derechos sociales y a la innovación y «no a todo lo que hemos vivido este verano», concluye. EFE

Por Marian García

Pérez-Nievas: “El acuerdo programático del PSN traiciona a su pasado y a sus votantes”

Chivite cree que hay tiempo para evitar elecciones tras los gestos de Sánchez

Sindicatos policiales denuncian «odio e impunidad» en el «Ospa eguna»

 La Mesa y Junta del Parlamento de Navarra ha rechazado el «Ospa Eguna» de Alsasua y el acto de Leiza

El Gobierno de Navarra respalda la «actuación ajustada a derecho» en el Ospa Eguna

Chivite comunica a la Policía Foral su compromiso con las Transferencias de Tráfico a Navarra

Otras noticias publicadas

1 Comentario

  1. Aurrepatarra

    Chivite asume la dictadura del euskera y da oxígeno a las leyes sobre el euskera que aprobó el Gobierno nacionalista de Uxue Barkos y que tanto criticó en la anterior legislatura. Navarra corre el riesgo de convertirse, después de Cataluña, en un desafío a la soberanía nacional y el PSN será corresponsable. Pobre Navarra y pobre España.

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies