Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Unos 8.000 evacuados por el fuego de Gran Canaria

El incendio forestal declarado este sábado en Valleseco (Gran Canaria) ha afectado ya a 3.400 hectáreas, ha provocado la evacuación de unas 8.000 personas y tiene flancos que, según los técnicos, están fuera de capacidad de extinción

Unas 8.000 personas han sido evacuadas ya de poblaciones de la cumbre y el norte de Gran Canaria como consecuencia del incendio forestal que se declaró el sábado en un barranco del municipio de Valleseco y que en cuanto amanezca en la isla combatirán más de 700 personas y 16 aeronaves.

Según ha informado a Efe una portavoz del 112 de Canarias, ese dispositivo dará en breve el relevo a los 400 efectivos de distintos cuerpos que durante la noche han luchado por contener el fuego en la cola del incendio (Valleseco) y sus flancos derecho e izquierdo, ya que la cabeza ha seguido avanzado sin posibilidad de control por el Parque Natural de Tamadaba, en el noroeste de la isla.

De hecho, el casco urbano del municipio grancanario de Valleseco (3.784 habitantes) ha sido evacuado esta noche. El Centro Coordinador de Seguridad y Emergencias ha informado  de que la población será trasladada al municipio de Teror. Se trata del segundo casco urbano que ha sido preciso desalojar después de que el sábado se ordenara el desalojo de Tejeda debido a la proximidad del fuego. El incendio está descontrolado y algunos de sus focos tienen difícil extinción, según ha explicado el técnico Federico Grillo. Además del casco urbano de Valleseco, esta noche también ha sido evacuado el barrio de Saucillo en Gáldar. La fuerza y la dirección del fuego hacen que no se descarten nuevas evacuaciones durante la noche.

La cifra de desalojados de sus casas se ha calculado a partir del censo oficial de los distintos barrios afectados por las evacuaciones, ya que solo 400 personas han pasado la noche en los seis albergues provisionales habilitados en San Mateo, Teror, Gáldar, Moya, Agaete y Tunte, en este último caso en el sur.

Por su parte, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha afirmado esta noche en rueda de prensa que a pesar de contar con el mayor operativo terrestre y aéreo que jamás se ha tenido en un incendio en la isla, el fuego no está contenido ni estabilizado y se prevé que esta situación se mantenga al menos en los próximos tres días.

En la extinción trabajarán por turnos entre 600 y 700 efectivos así como diez medios aéreos, entre helicópteros, aviones e hidroaviones y han sido cortadas once carreteras, todas las que conducen a la zona afectada. Torres ha dicho que ha pedido ayuda al Gobierno Central, que enviará dos nuevos hidroaviones y no se descarta que también refuerce con personal.

Asimismo, ha sostenido que ya ha producido «un desastre» medioambiental y ha advertido del riesgo que supone que el fuego entre en el pinar de Tamadaba (noroeste de la isla), hacia donde se dirigen las llamas. «Es una situación tremendamente complicada», ha dicho Torres, quién ha subrayado que el objetivo es preservar ante todo la seguridad de las personas.

Ha insistido en que el fuego «no está contenido, ni mucho menos estabilizado ni controlado» y ha explicado que mantiene dos flancos activos, pero es la cabecera del fuego la que se presenta más virulencia y se dirige hacia el pinar de Tamadaba.

Este incendio ya ha obligado a desalojar cerca de 40 núcleos urbanos y probablemente habrá más en las próximas horas, ha dicho el presidente canario, quien ha pedido a la población que siga las recomendaciones de los servicios de emergencia y nadie se resista a abandonar sus viviendas.

Las condiciones meteorológicas de este domingo en Gran Canaria son adversas, con temperaturas altas, vientos de unos 50 kilómetros por hora y una humedad inferior al 30 por ciento. En la zona afectada por el fuego hay muchos árboles, cuyas copas se están quemando, lo que hace difícil controlarlo, ha destacado Torres. Además, hay barrancos muy estrechos, de difícil acceso, que conducen y extienden el fuego, y el viento está cambiando y podría modificar la trayectoria de las llamas.

Se trabaja en un flanco derecho en la zona de Cueva Corcho y Lanzarote; en otro izquierdo en el Rincón de Tejeda y Cruz de Tejeda, y en un foco central que se dirige hacia Juncalillo y el pinar de Tamadaba. Los efectivos confían en poder parar el avance del fuego en la circunvalación de Tejeda, para evitar que se propague hacia esa cuenca. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies