Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Entre la “pólvora” naranja, la “cooperación” morada y el polvorín verde

En los últimos días, después de las deserciones en el partido veleta, hemos visto algunas reacciones de ciertos comunicadores -de esos que saben más que nadie de casi todo ante su clientela fiel- que me han recordado un viejo dicho que se suele aplicar a esos “adelantados” a su época que se “enteran” un poco tarde de algunas cosas, rendidos a la obviedad que lleva años ante sus ojos y que a causa de sus intereses o de su “negocio” -sinónimos en este caso- no han querido ver: “Has descubierto la pólvora” se les dice irónicamente, ya que, como se sabe, el descubrimiento del conocido explosivo tuvo lugar allá por el Siglo IX -nada menos- en China.

Efectivamente, parecen haber “sorprendido” a algunos -otros venimos insistiendo desde 2015 sobre la futilidad del aluvión oportunista que era Ciudadanos- las salidas de varias caras conocidas del equipo de Alberto Carlos Rivera, después de la votación en contra de la decisión del Comité Ejecutivo de seguir en el “NO es NO” a la investidura de Pedro Sánchez “Cum Fraude”. Salidas que han sido, completas, como la de Toni Roldán -que se va dejando su acta de diputado nacional-, a medias, como es el caso de Javier Nart -que deja la Ejecutiva de Ciudadanos pero parece que conserva su acta de eurodiputado, que una vez probado lo que conlleva, cuesta dejarla- o simplemente disidentes de la decisión partidaria, como ha sido Luis Garicano y alguno más que anteponen un posible apoyo, si no participación, como se ha comentado en algún medio, a un gobierno socialista antes que ese de “coalición o cooperación” que mendiga el “marqués de Galapagar” y que necesitaría de los apoyos de los que propiciaron la moción de censura, de indudable peligro para España.

El primero de los salientes, Toni Roldán -al que algunos califican como “el delfín de Garicano” del que parece que llegó de la mano-, ha sido en mi opinión el más honrado y coherente, ya que si uno no está de acuerdo con un proyecto, lo que tiene que hacer es dejarlo si no lo puede reconducir, y ha justificado su marcha con una contundencia digna de todo respeto: “La dirección estratégica que ha tomado el partido yo no la comparto. Vine a construir puentes y no a la pura confrontación. No me voy porque yo haya cambiado, sino porque C’s ha cambiado. Este no es el contrato que yo firmé. La política no es un supermercado, aquí no se venden productos que se puedan alterar de la noche a la mañana. Se venden ideas y yo sigo creyendo en el mismo proyecto para España en el que creía hace cuatro años”. Sin duda su perfil socialista y el que su nombre -junto al de su mentor- haya sonado como “apetecible” para un posible ministerio “sanchista” puede que hayan jugado un papel importante en esta decisión.

Aunque no ha tardado mucho en aparecer la reacción contraria y algunos de los que figuraban como “independientes” en el partido naranja, han dado un paso adelante anunciando su afiliación como señal de compromiso con la causa y apoyo al, en los últimos días, casi desaparecido líder. Así el gran fichaje en las últimas generales y número dos en su lista por Madrid, el exvicepresidente de Coca Cola, Marcos de Quinto, no ha tardado en salir al quite: “C’s no ha cambiado, sigue diciendo aquellas cosas que decía en campaña”. Veremos cómo acaba esa aparente ruptura de Ciudadanos si ese “NO” a Sánchez acabara en unas nuevas elecciones generales.

Otro “órdago” interesante -en mi opinión un nuevo “postureo” como decía en mi artículo de la semana pasada-, después de la renuncia el martes “a cualquier puesto en cualquier entidad”, que anunciara como decisión del Comité Ejecutivo Nacional, Iván Espinosa de los Monteros, escoltado por sus ahora inseparables Macarena Olona -siempre con su carpeta ‘Por España”- y Enrique Cabanas -otrora fiel “guardatodo” de Santiago Abascal-, ha sido la “enérgica” aparición a bombo y platillo, ayer, de Rocío Monasterio, cada día más “Monjasterio”, anunciando su nueva ruptura con el PP de Pablo Casado, al que acusa, ella también, de incumplir lo pactado, cuando al parecer uno de los “compromisos” firmados por los “juristas” de VOX -que no se leyeron la letra pequeña ni entendieron lo de “concejales de gobierno”– era la discreción y no revelar nada del acuerdo suscrito, al menos en el plazo de veinte días, que terminan el próximo 5 de Julio, pero que el pasado martes filtraban, como la propia Sra. de Espinosa de los Monteros dijo en su “improvisada” rueda de prensa, en la que utilizó esa misma palabra “hemos filtrado”, dijo la sonriente doña Rocío ante las cámaras, tras lo que sentenciaba su “firme” decisión de pedir “tres condiciones y tres principios” a cualquier partido que necesitara el pacto con la formación verde, sin el cumplimiento de los cuales se podrían “despedir de su apoyo en cualquier ámbito de negociación”.

Las “Condiciones” eran, Respeto, a sus votantes, “dejando de ‘insultarlos’ y suscribiendo abiertamente un acuerdo con VOX”; Compromiso, mediante la firma “por las tres partes, de un documento único” y en tercer lugar Lealtad para “cumplir con lo firmado”, ¿como ellos con los plazos, por ejemplo?, o como la que demostró su “amado” líder Santiago Abascal con quien lo recogió de la calle cuando el PP lo echaba en 2013 y le puso el generoso sueldo de 5.000 € mensuales, “conditio sine qua non” para unirse a VOX que puso el de Amurrio, todavía sentado en la dirección general de la Fundación para el Mecenazgo y Patrocinio, donde lo puso como segunda opción Dª Esperanza Aguirre con un sueldo de más de 82.000€ anuales después de tenerle que cerrar la primera, la Agencia de Protección de Datos madrileña, con remuneración similar. Por cierto, que en una tertulia de radio, la mañana de ayer, se comentaba que el propio Abascal decía que “La ventaja de los de VOX es que no necesitamos vivir de la política”, ante lo que hasta su defensora Isabel San Sebastián, con cierta sorna, no pudo resistir el comentario: “Pero, Santi, desde mi cariño y respeto, si tú no has hecho otra cosa en tu vida que vivir de la política”, como los que lo conocemos bien sabemos perfectamente.

Luego vinieron los “Principios” de mi amiga Rocío -lo fuimos en 2014, pese a mis diferencias con mi menos amigo, su altivo y prepotente marido, el citado Iván-, que para ella son: Prosperidad, consistente en “eliminar o bajar impuestos sin aumentar la deuda y exigir auditorías exhaustivas, suprimiendo subvenciones destinadas a mantener chiringuitos, cerrar entidades que no justifiquen su existencia”. Plausible, pero ¿empezarán por aclarar las cuentas de los “chiringuitos” que dieron de comer generosamente a su presidente mientras se dedicaba a otras cosas? Aunque para “prosperidad” la de algunos de sus compañeros, “pluriempleados” después de las elecciones generales, municipales y autonómicas; Libertad, que completó con “de Educación y pensamiento (sic) y, advirtió, “pediremos garantías”, anunciando que exigirían la derogación de “artículos de las leyes 2/2016 y 3/2016 de la Comunidad Autónoma de Madrid” y, el tercero, Defensa de la legalidad, que digo yo si será la que muchos militantes, apartados o fugitivos -estos especialmente numerosos en las últimas semanas-, dicen que no respeta su Comité de Garantías cuando la han reclamado. Finalmente, tras anunciar que VOX abría un “Periodo de negociación desde hoy -por ayer- al 2 de Julio a las 14:00” -ya veremos de qué se desdicen ese día a las 14:15- apostilló con un “venimos a defender ideas”, dando “prioridad a evitar políticas del consenso socialdemócrata de cualquier partido”, dejando en el aire a qué se refería, que tal vez fuera a las que vimos en Mariano Rajoy y su Vicepresidente, Soraya Sáenz de Santamaría o Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. En definitiva, palabras que se las lleva el viento como ya empezó a verse tras la pregunta de un periodista sobre si iban a poner en peligro la Alcaldía de Madrid, a lo que respondió: “Martínez Almeida ya es Alcalde de Madrid”, pero ahora desde la oposición “veremos partida a partida, porque para aprobar cualquier cosa hacen falta los votos de VOX”, o no -añado yo, que ahí puede estar la sorpresa- porque su supervivencia -cada día más cuestionada-  depende de no poner en riesgo gobiernos del teórico centroderecha, como hicieron en Burgos, en contra de su principal compromiso -este sí- electoral.

Y para que no faltase de nada en estos días, ¿qué fiesta sin la tía Juana?, reaparece el innombrable y repugnante asesor de la dictadura bolivariana, José Luis Rodríguez, que sigue sin sentarse en el banquillo, con unas declaraciones fuera de tono y en su línea buenista para, después de admitir que había hablado por teléfono, “un minuto”, con Oriol Junqueras, referirse al denominado “procés”, que ha quedado visto para sentencia en el Tribunal Supremo, y decirnos que “Ojalá sea una sentencia que no comprometa el diálogo” y para que no quedara sola semejante barbaridad, la remata con “Estoy a favor de que se estudie el indulto”, que completó a continuación con un “si lo piden”, menos mal. Y a ese respecto me vienen a la cabeza unos versos de Federico García Lorca que leí hace tiempo con los que despedía la historia de “La zapatera prodigiosa” y que, cambiándole el género -ahora sí sería “género”-, decían así: “Ya la corteja el alcalde / ya la corteja don Mirlo, /zapatera, zapatera / zapatera, te has lucido”, aunque a la vista de los personajes a los que este “Zapatero” corteja, Nicolás Maduro, Pablo Iglesias y ahora también, Junqueras, sería más acertado decirle “te has vuelto a lucir”, porque no deja de “lucirse” el “contador de nubes” desde que llegara a la Secretaría General del PSOE en el año 2000 -la negociación con ETA parece que la empezó entonces- y después al Palacio de la Moncloa tras el trágico atentado del 11-M de 2004, al que llamó “accidente” el potencial objeto de aplicación del Art. 102.2 de la Constitución, protagonista del peor desastre económico y social -hasta ahora- de la reciente Historia de España, si su clon no lo “mejora”.

Así pues, con esos antecedentes y una vez “cerradas” las negociaciones para conformar las corporaciones municipales y en vías de hacerlo algunas de las que siguen pendientes para cerrar ciertos gobiernos autonómicos -esos que nunca debieron existir pero que ahí están- fundamentales para el Partido Popular y me atrevería a decir que para España, por su trascendencia para hacer frente a una posible -no sé si previsible- repetición de mandato del que llegó “a hombros” de los enemigos de la Unidad Nacional, toman protagonismo las “reuniones discretas” del aspirante a presidente, en un ambiente que presenta visos de nueva convocatoria de elecciones generales, que algunos ya fijan para Noviembre y que consolidarían 2019 como el año récord en número de llamadas a las urnas, pues sería la quinta en pocos meses.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior Marchando… Otra de «postureo» y que se siga hablando de nosotros

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies