Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

110-114. Los Raptors nuevos campeones de la NBA ante unos diezmados Warriors

Los Raptors de Toronto, favorecidos con las bajas del alero Kevin Durant y del escolta Klay Thompson, derrotaron a domicilio esta noche por 110-114 a los Warriors de Golden State en el sexto partido de las Finales de la NBA que ganaron por 4-2 al mejor de siete

El triunfo permitió a los Raptors, que debutaron en las Finales de la NBA, conseguir su primer título en la historia del equipo y llevarlo a Canadá.

Aunque el alero estrella Kawhi Leonard se encargó de sentenciar el partido cuando a falta de nueve décimas de segundo anotó tres tiros de personal con una técnica por violación de tiempo muerto y dos tiros de personal, que lo dejaron con 22 puntos, los héroes de los nuevos campeones fueron los reservas, el base Fred VanVleet y el ala-pívot congoleño español Serge Ibaka.

VanVlees fue decisivo en el cuarto periodo con sus triples y al aportar 22 puntos al concluir el partido, mientras que Ibaka logró otros 15 que fueron decisivos.

El gran derrotado el base Stephen Curry, quien a falta de ocho segundos, con el marcador parcial en 110-111, falló un triple que podría haber sido el del triunfo de los Warriors.

Curry, como en toda la serie, desapareció cuando más lo necesitó el equipo después que la gran figura de los Warriors, Thompson, se tuvo que ir a los vestuarios lesionado a falta de 2:22 minutos para el final del tercer periodo cuando tenía en su haber 30 puntos y era la gran figura.

Ahí fue cuando los Warriors, que acabaron el periodo con ventaja parcial de 88-86, perdieron el partido porque aunque se mantuvieron con el marcador igualado, ya nunca tuvieron en el campo al jugador que pudiese conseguir las canastas que lo rompiesen a su favor.

Lo que si sucedió con VanVleet, quien acabó el partido con 5 triples de 11 intentos y 5-5 desde la línea de personal, mientras que el ala-pívot camerunés Pascal Siakam y el base Kyle Lowry lograron 26 puntos cada uno como máximos encestadores de los Raptors.

Leonard esta vez no pudo ser el líder del equipo al cargarse de personales, pero a diferencia de Curry, si anotó los tantos decisivos y acabó el partido con 22 siendo el quinto jugador de los Raptors que tuvieron números de dos dígitos.

Sus brillantes actuaciones en los cinco partidos anteriores le hicieron merecedor al premio de Jugador Más Valioso (MVP) de las Finales.

Ibaka, excepcional en su juego interior, disputó 22 minutos y fue el jugador más eficaz en el ataque de los Raptors al anotar 7 de 12 tiros de campo, falló un intento de triple, y acertó 1 de 2 desde la línea de personal.

Bajo los aros Ibaka capturó tres rebotes -dos defensivos- y dio dos asistencias, perdió un balón y cometió cuatro faltas personales.

El pívot español Marc Gasol, que llegó traspasado a los Raptors el pasado 7 de marzo, no tuvo su mejor inspiración encestadora, pero de nuevo protagonizó una gran labor defensiva dentro de la pintura e hizo historia al unirse a Pau como los únicos hermanos que han ganado el título de liga.

El mediano de los hermanos Gasol disputó 27 minutos en los que aportó tres puntos, todos conseguidos desde la línea de personal (3-4) después que falló los cinco tiros de campo que hizo, incluidos dos intentos de triples.

Pero dentro de la pintura capturó nueve rebotes -seis defensivos-, repartió cuatro asistencias, perdió un balón y cometió cuatro faltas personales.

Por los Warriors, junto a Thompson, que anotó 8 de 12 tiros de campo, incluidos 4 de 6 triples, el escolta Andre Iguodala fue decisivo en mantener al equipo con 22 puntos.

Mientras que Curry acabó con 21 puntos y siete asistencias, que no fueron suficientes a la hora de evitar la perdida el título por parte de los Warriors que buscaban el tercero consecutivo en los últimos cinco años de haber llegado a las Finales de la NBA.

Una vez más el ala-pívot Draymond Green volvió a ser también el jugador más completo que no falló al aportar un triple-doble de 11 puntos, 19 rebotes -15 defensivos-, 13 asistencias, tres robos y dos tapones.

Pero tuvo su punto débil en los ocho balones que perdió de los 16 que acumuló el equipo, siendo otra de las claves de la derrota de los ahora ya excampeones de la NBA.

Después de haber comenzado arrolladores los Raptors con tres triples consecutivos y parciales de 2-11 y 8-17, los Warriors comenzaron a igualar el juego y siempre estuvieron metidos en el partido para irse al descanso con parcial e 57-60.

A pesar que los Raptors tuvieron un 54 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 53 de triples con 9 de 18 y Lowry de gran figura al conseguir 21 puntos, con 7 de 10 tiros de campo, incluidos 4 de 5 triples, seis asistencias y seis rebotes.

Thompson con 18 puntos, incluidos dos triples, e Iguodala factor sorpresa de 11 tantos, además de Green, que se encargaba del juego interior con nueve rebotes, ocho asistencias y cuatro puntos fueron los que mantuvieron a los Warriors en el partido.

Curry estaba sin tener su mejor inspiración en todas las facetas del juego y las 10 perdidas de balón era el reflejo claro de que no había llegado al Oracle Arena, donde se jugó el último partido de su historia desde que se inauguró en 1966, con la inspiración para salvar a los Warriors y darles la oportunidad de ir a un séptimo partido.

La lesión de Thompson en el tercer periodo, se agravó el tirón muscular que había sufrido en el segundo partido, tampoco iba a favorecer a los Warriors, que mostraron su clase de campeones, pero al final sin dos de sus estrellas no pudieron con unos Raptors, que aprovecharon al máximo su ausencias, tanto que les valió su primer título de liga.

Los Gasol, Pau y Marc, los hermanos que han hecho historia en la NBA
La historia de la NBA está llena de dinastías, padres e hijos que ha competido en la liga profesional norteamericana e incluso abuelos y nietos, pero hasta ahora nadie había logrado lo que los Gasol, dos hermanos en posesión del título de campeones.

Es también la primera vez en la historia que un equipo no estadounidense gana el campeonato de la NBA. Han sido necesarios 14 años desde que en 1995, la NBA admitió sus dos primeros equipos de fuera de Estados Unidos, los Toronto Raptors y los Vancouver Grizzlies.

Los Grizzlies no pudieron sobrevivir en la ciudad del Pacífico canadiense y tras seis temporadas, en 2002 se trasladaron a la ciudad estadounidense de Memphis. Fue en ese equipo en el que militaron tanto Pau como Marc Gasol durante años.

Pero los Raptors, a pesar de unos primeros años que muchos consideran deprimentes, no sólo han conseguido sobrevivir en Toronto sino que han dado a Canadá su primer título de la NBA.

Quienes también han conseguido hoy algo histórico son Marc Gasol, Serge Ibaka y Sergio Scariolo.

Hace casi exactamente 10 años que Pau, el mayor de la dinastía Gasol, obtuvo su primer anillo de campeón de la NBA. Fue el 14 de junio de 2009 cuando el pívot catalán se convirtió en el primer español en conseguir el preciado título de campeón de la NBA con Los Ángeles Lakers.

Pau Gasol ganaría un segundo título, también con los Lakers que derrotaron en la final a los Boston Celtics.

Desde entonces, ningún otro jugador español a conseguido lucir el preciado anillo de campeón de la NBA en sus dedos aunque dos, Serge Ibaka y José Manuel Calderón, han estado cerca.

Ibaka disputó su primera final de la NBA con 2012, cuando militaba en los Oklahoma City.

Y el base Calderón, que durante años jugó con los Toronto Raptors, llegó el año pasado a la final con los Celeveland Cavaliers tras trece temporadas en la NBA.

Hasta hoy, con la cuarta victoria de los Toronto Raptors ante Golden State Warriors en la final de la NBA, los dos españoles del equipo canadiense, Pau Gasol y Serge Ibaka, se suman a Marc Gasol en el olimpo de los jugadores españoles que han ganado la liga de baloncesto más competitiva del mundo.

Además, el actual seleccionador del equipo nacional de baloncesto de España, Sergio Scariolo, también ha conseguido hoy el título de la NBA ya que es uno de los segundo entrenadores de los Toronto Raptors.

Hay una larga lista de países con jugadores que han ganado la NBA como Serbia con Peja Stojakovic, Croacia con Toni Kukoc, Francia con Tony Parker, Alemania con Dirk Nowitzki, Nigeria con Hakeem Olajuwon o Argentina con Manu Ginobili por nombrar sólo a los más destacados.

Pero muy pocos países, por supuesto a excepción de Estados Unidos, pueden presumir de tener múltiples jugadores que han ganado títulos de la NBA, una categoría a la que hoy se sumó España.

Y lo que ningún otro país ha conseguido, ni siquiera Estados Unidos, es que dos hermanos luzcan anillos de la NBA. A pesar de que según algunas estadísticas en la NBA han jugado más de 50 combinaciones de hermanos.

Hoy en día, quizás el caso más conocido es el de los hermanos Curry, Stephen (Golden State Warriors) y Seth (Portland Blazers). Además, su padre es un famoso exjugador, Dell, que jugó con los Toronto Raptors de 1999 a 2002, cuando se retiró.

Lo que si hay son padres e hijos que comparten campeonatos. El primer dúo de padre-hijo que consiguió el ansiado título fue el compuesto por Matt Guokas Senior y Matt Guokas Junior. El padre consiguió un título de la Basketball Association of America (BAA), el precursor de la NBA, en 1947 con los Filadelfia Warriors, equipo que actualmente es Golden State Warriors.

Por su parte, Matt Guokas Junior se hizo con el campeonato de la NBA en 1967 con los Filadelfia 76ers.

Tras los Guokas, otros tres dúos de padre-hijo han logrado incorporar títulos de la NBA a su historial: Rick y Brent Barry, Bill y Luke Walton y Mychal y Klay Thompson.

Sergio Scariolo engrandece su palmarés con un campeonato de la NBA
El italiano Sergio Scariolo sumó este viernes un nuevo éxito en su ya prolífica carrera al ganar, como entrenador asistente de los Toronto Raptors, el título de campeón de la NBA en su primera experiencia en la Liga estadounidense, que compagina con su labor de seleccionador español.

Se trata del tercer país en el que técnico nacido en Brescia en 1961 conquista el campeonato nacional, ya que en su palmarés también destacan un Scudetto en su Italia natal y dos Ligas en España, entre otros trofeos y reconocimientos.

Aunque sus mayores éxitos han llegado en el banquillo de la selección española, con la que ha conseguido dos platas olímpicas -en los Juegos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016- y tres medallas de oro y una de bronce en los campeonatos de Europa de 2009, 2011, 2015 y 2017, respectivamente.

Comenzó en el baloncesto como jugador, pero una lesión de tobillo desvió su rumbo hacia los banquillos antes de tiempo y, tras entrenar a varios equipos en Italia, logró levantar el Scudetto en el Pesaro con tan solo 29 años.

Llegó a España en la temporada 1997-1998 para dirigir al TAU Vitoria, al que hizo subcampeón de Liga en la primera campaña y campeón de Copa un año después. Su siguiente destino fue el Real Madrid, en el que compaginó la labor de entrenador con la de director de la sección deportiva, sumando a su currículum un título liguero y el reconocimiento como mejor entrenador de España.

El tercer club que fichó a Scariolo en la ACB fue el Unicaja de Málaga, con el que conquistó la primera Liga (2005) y Copa del Rey (2006) de la historia del club andaluz, al que también clasificó por primera vez para una ‘Final Four’ de la Euroliga, la disputada en Atenas en 2007, en la que acabó tercero.

Tras cinco temporadas en Málaga fichó por el Khimki ruso, en el que empezó a compatibilizar, en febrero de 2009, sus labores de técnico con las de seleccionador español, una doble responsabilidad que también ejerció cuando fue contratado por el Olimpia de Milán.

Su primera etapa al frente del combinado nacional, en el que sustituyó a Aíto García Reneses, duró cuatro años (2009-2012) en los que logró la medalla de Oro en los europeos de Polonia (2009) y Lituania (2011) y la de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 tras perder en una ajustada final frente a Estados Unidos.

Anunció su renuncia al cargo de seleccionador en noviembre de 2012, aunque fue de nuevo contratado para el puesto en mayo de 2015. Ese mismo año llevó a España a su tercer campeonato de Europa en la final disputada en Francia y al año siguiente repitió medalla olímpica en los Juegos de Río de Janeiro, donde la selección se colgó el bronce.

Su próximo reto llegará este verano, cuando retome las riendas de una selección española en la que tiene contrato hasta 2020 para disputar la Copa del Mundo de China.

Serge Ibaka consigue finalmente su soñado campeonato de la NBA
En su segundo intento, el jugador hispano-congoleño Serge Ibaka ha conseguido el campeonato de la NBA con los Toronto Raptors, siete años después de la primera oportunidad, cuando jugaba con los Oklahoma City Thunder.

Desde que llegó a Toronto en febrero de 2017, Ibaka ha presentido que el equipo del dinosaurio, el único conjunto no estadounidense de la liga de baloncesto profesional de Norteamérica era algo especial y el que le podía proporcionar el ansiado anillo.

En abril de este año, mucho antes de que nadie pensase que los Raptors tenían realmente posibilidades de hacerse con el campeonato, Ibaka, en declaraciones a Efe ya anticipó dónde estaría su equipo.

«Tenemos un buen equipo, para luchar por el anillo», señaló el jugador.

Y cuando los Raptors ganaron la final de la Conferencia Este tras derrotar a los Milwaukee Bucks, a quienes muchos consideraban los favoritos para acudir a la final de la NBA contra los Golden State Warriors, Ibaka explicó por qué los Raptors eran los favoritos.

«Nosotros tenemos mucha hambre. Ellos tienen mucha experiencia, pero nosotros tenemos hambre y vamos a ir a por ellos, vamos a luchar», declaró.

Si como equipo los Raptors tenían hambre, a nivel personal, Ibaka ha sido uno de los más hambrientos.

El pívot sabe perfectamente que llegar a una final de la NBA es un privilegio que cuesta mucho ganarse. Él lo hizo en 2012 con los Thunder y ha necesitado siete años para repetir la gesta.

«La verdad, no es fácil llegar a la final. No es fácil. Como te he dicho, después de siete años, trabajando duro, y ahora vuelvo otra vez a la final», confesaba a Efe tras la victoria frente a los Bucks.

«El Serge Ibaka de hoy tiene más experiencia. Sabe leer mejor el juego. Y el Serge de hoy sabe que es difícil ganar. Y de llegar a la final. El Serge de hoy quiere ganar el anillo», explicó en otro momento.

Desde que llegó a Toronto, Ibaka se ha convertido en uno de los pilares de los Raptors tanto dentro como fuera de la pista y la afición de la ciudad canadiense lo agradece.

Cuando el presidente de los Raptors, Masai Ujiri, se trajo a Ibaka de los Orlando Magic, el equipo quería mejorar su juego defensivo, entonces sólo el número 16.

En pocos meses tras la llegada de Ibaka, la defensa de los Raptors mejoró tanto que se situaron como el cuarto mejor equipo defensivo. Y en rebotes Ibaka hizo que los Raptors pasasen de ser el 25 de la liga al segundo.

La llegada en febrero de este año del también pívot español Marc Gasol relegó a Ibaka a ser el número 6 del equipo aunque el entrenador, Nick Nurse, ha dejado claro que no tiene un cinco titular sino un siete, con Ibaka y Fred VanVleet.

Pero si Ibaka ha jugado menos minutos que en el pasado, su importancia para el equipo no ha disminuido.

Dentro de la pista, el jugador nacido en Brazzaville hace 29 años ha demostrado en varias ocasiones su importancia durante los playoff.

Fuera de la pista, Ibaka es uno de los jugadores que más aporta a los Raptors.

En una ciudad tan multicultural como Toronto (de hecho, la más multicultural, según la ONU), la capacidad de Ibaka de hablar varios idiomas le ha hecho especialmente popular en las conferencias de prensa.

Oficialmente, Ibaka habla inglés, francés, español y lingala. Pero el pívot no tiene problemas para atreverse con italiano y portugués también.

Pero es su afable personalidad lo que le ha ganado un estatus especial entre los jugadores de los Raptors.

Esa característica de Ibaka quedó patente en abril de este año cuando invitó a Kawhi Leonard a participar en su programa de YouTube «How Hungry Are You?» («¿Cuánta hambre tienes?») en el que el hispano-congoleño da rienda suelta a su creatividad culinaria.

Leonard es bien conocido por su parquedad de palabra y su seriedad. Pero Ibaka consiguió realizar en la cocina de su casa la mejor entrevista que cualquiera ha realizado a la estrella de los Raptors, presentando el lado más humano del jugador.

Y además, consiguió que Leonard se comiese la pizza con pene de toro que Ibaka le había preparado.

Los Toronto Raptors, el equipo más español de la historia de la NBA

Los Toronto Raptors no son solo el único equipo de la NBA basado en Canadá, también son el equipo más «español» de la historia de la liga de baloncesto profesional norteamericana, gracias a los cuatro jugadores españoles que en un momento u otro han vestido su camiseta.

A esos cuatro jugadores (los históricos José Calderón, Jorge Garbajosa y los actuales Serge Ibaka y Marc Gasol) se une el seleccionador del equipo nacional de baloncesto español, Sergio Scariolo, quien actualmente es uno de los asistentes del equipo canadiense.

Sólo otro equipo de la NBA ha tenido también cuatro jugadores españoles, los Portland Trail Blazers, en el que han militado en distintas épocas Sergio Rodríguez, Rudy Fernández, Víctor Claver y Fernando Martín.

El primero que llegó a los Raptors fue Calderón, quien en agosto de 2005 firmó por el equipo canadiense, justo 10 años después de que los Raptors empezasen su existencia.

Porque aunque el equipo de Toronto se estableció en 1993 como parte de la expansión de la NBA en Canadá junto con otro equipo canadiense, los Vancouver Grizzlies, no fue hasta dos años después, en 1995 cuando los Raptors disputaron su primer partido de la liga profesional.

De hecho, hasta 1994 el equipo no tuvo nombre. Inicialmente, la idea era que su designación fuese Toronto Huskies, para mantener el legado del equipo del mismo nombre que compitió en la temporada 1946-1947 en la Basketball Association of America (BAA), el antecesor de la actual NBA.

Pero como relató en el escritor Michael Leo Donovan en 1997, los propietarios de la franquicia decidieron que era mejor buscar un nuevo nombre para evitar conflictos del logo de los Huskies con el existente de los Minnesota Timberwolves.

Así que tras un concurso público en todo Canadá para aportar ideas sobre el nombre y logotipo del nuevo equipo, en mayo de 1994 se decidió que el equipo se llamaría Toronto Raptors y la imagen sería un dinosaurio velociraptor.

Cuando Calderón recaló en los Raptors procedente del TAU Vitoria, en el equipo estaban jugadores como Chris Bosh, Antonio Davis, Alvin Williams o Morris Peterson. En su primer año, los Raptors, terminaron cuartos en la división atlántica, donde había llegado en 2004-2005 tras jugar desde su nacimiento en la división central.

El segundo año de Calderón en los Raptors en la temporada 2006-2007 fue también el primero de Jorge Garbajosa y cuando el equipo de Toronto empezó a mostrar realmente sus garras.

El equipo se había reforzado con el pívot italiano Andrea Bargnani y el alero Garbajosa y aunque empezó la temporada regular con malos resultados, fue capaz de dar la vuelta en la segunda mitad.

El equipo terminó en primer lugar en la división atlántica y en tercer lugar en la Conferencia del Este por detrás de los Detroit Pistons y los Cleveland Cavaliers.

Calderón se mantuvo en los Raptors hasta la temporada 2012-2013, tras siete años en el equipo canadiense y convertirse hasta entonces en uno de los 10 jugadores más trascendentales de los Raptors.

La vida de Garbajosa en Toronto fue más corta. El alero madrileño sufrió una grave lesión en marzo de 2007 y finalmente dejó el equipo en junio de 2008.

Durante cinco años, los Toronto Raptors no tuvieron ningún otro jugador español hasta que en la temporada 2016-2017 llegó el español de origen congoleño Serge Ibaka procedente de los Orlando Magic, donde sólo había militado durante una temporada.

La llegada de Ibaka en febrero de 2017 fue parte del plan del equipo canadiense de convertirse en un serio candidato a la corona de la NBA. Cuando el hispano-congoleño se incorporó a los Raptors coincidió con jugadores como DeMar DeRozan, Kyle Lowry, Powell Norman, Pascal Siakam, Fred VanVleet y Jonas Valanciunas.

Ese año, los Raptors quedaron segundos en la división atlántica y terceros en la Conferencia Este. Pero al año siguiente, con básicamente la misma plantilla, Toronto fue el primero de la división y la conferencia.

Pero como en años anteriores, los Raptors disputaron la final de la Conferencia Este a los Cleveland Cavaliers de LeBron James y perdieron estrepitosamente la ronda, y el derecho a disputar la final de la NBA, por 4-0.

Tras tres años seguidos bloqueados por los Cavaliers de James, los Raptors decidieron que estarían preparados para este temporada.

En junio de 2018, Nick Nurse fue elevado de asistente a entrenador del equipo y se tomó la dolorosa decisión de transferir al icónico DeRozan, junto Jakob Poeltl, por Kawhi Leonard y Danny Green.

Y en julio, el equipo contrato a Scariolo como uno de los asistentes de Nurse, compatibilizando esta labor con la dirección de la selección española de baloncesto.

Finalmente en febrero de 2019, los Raptors intercambiaron tres jugadores (Valanciunas, Delon Wright y C.J. Miles) por Marc Gasol, de los Memphis Grizzlies, un jugador que los especialistas consideran ha sido clave para que el equipo de Toronto se haya hecho con su primer título de la NBA. EFE

EFE

                              El jugador de los Toronto Raptors Marc Gasol FOTO: EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies