Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La política fiscal, uno de los caballos de batalla de los partidos navarros

La política fiscal, uno de los caballos de batalla de los partidos navarros

La política fiscal es uno de los ámbitos en los que mejor se evidencian los diferencias ideológicas entre Navarra Suma y los partidos del cuatripartito, ya que, mientras los primeros plantean una rebaja fiscal generalizada, los segundos proponen subir los impuestos a las rentas más altas

Navarra Suma y PSN, a preguntas de Efe, han coincidido en la necesidad de devolver el IRPF de las prestaciones por maternidad y no volver a cobrarles este impuesto, una medida que no contempla el cuatripartito (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra).

Bajar impuestos para reactivar la economía, aumentar la renta disponible a las familias y a los contribuyentes para que puedan destinar sus recursos económicos a lo que estimen más oportuno y ser atractivos para las empresas y generar más puestos de trabajo, es el planteamiento fiscal que defiende el candidato a la presidencia del Gobierno por Navarra Suma, Javier Esparza.

Así, Navarra Suma se compromete a bajar el impuesto del IRPF a la clase media y trabajadora y a las familias con hijos, a volver al sistema de reducciones («las familias con más hijos pagarán menos impuestos») y a la devolución con efecto retroactivo del IRPF de las prestaciones por maternidad.

Otras propuestas de la coalición son una deducción de 850 euros por cada hijo matriculado en el ciclo 0-3 (1.000 euros por hijo en el caso de familias numerosas y monoparentales), una deducción de 1.200 euros por cada hijo menor de 3 años para mujeres que trabajen, una bonificación del 100 % en el Impuesto de Patrimonio y una reducción en el pago por el impuesto de sucesiones y donaciones.

Para la candidata de Geroa Bai, Uxue Barkos, la prioridad en política fiscal es propiciar la captación de inversiones tanto para el impulso de nuevas actividades y sectores económicos como para el mantenimiento de la actividad actual, e impulsar la fiscalidad digital.

Geroa Bai apuesta por reforzar los mecanismos de competencia fiscal de Navarra tanto en el IRPF como en el Impuesto de Sociedades, crear programas de avales públicos y apoyo a proyectos estratégicos y fomentar programas de compras públicas que incentiven el desarrollo de productos innovadores en el tejido empresarial navarro y la adquisición de equipamientos energéticamente eficientes.

En relación a la lucha contra el fraude y la economía sumergida, Barkos plantea impulsar la educación tributaria y la concienciación fiscal de la ciudadanía, comenzando por las generaciones más jóvenes.

Bakartxo Ruiz, candidata de EH Bildu, ha defendido el mantenimiento, con carácter general, de las reformas fiscales emprendidas desde el año 2015, que «han permitido una mayor redistribución de la riqueza, así como la obtención de recursos destinados a las políticas sociales».

No obstante, respecto al IRPF plantea, entre otras medidas, la ampliación hasta 16.000 euros de la no obligación de declarar de aquellos contribuyentes que obtengan rentas procedentes exclusivamente de rendimientos de trabajo de un único pagador; la eliminación de la dualidad en el tratamiento de las rentas de trabajo y de capital; y la supresión progresiva del régimen de módulos o estimación objetiva.

Además, en el Impuesto de Patrimonio, EH Bildu propone que se elimine el escudo fiscal.

Por su parte, Mikel Buil, de Podemos, ha abogado por promover la derogación del articulo 135 de la Constitución y de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, así como aumentar los recursos en la Administración Foral en los planes de lucha contra el fraude fiscal.

Apostar por una fiscalidad que permita la sostenibilidad y la redistribución de la riqueza es otra de las propuestas de Podemos, que también plantea implantar medidas fiscales para avanzar hacia un «horizonte verde» y fijar un impuesto para operaciones de la economía digital.

Otras medidas que Podemos considera necesarias son establecer un IRPF «más justo y progresivo» e implantar impuestos a la vivienda vacía y a las transacciones financieras.

Entre las propuestas del PSN en materia de política fiscal, la candidata socialista María Chivite se compromete a devolver el IRPF de las prestaciones por maternidad y paternidad.

También apuesta por modificar el IRPF para aliviar a las rentas bajas y medias, y que las familias con hijos «no soporten más peso fiscal, como sucede ahora con la reforma del Gobierno de Barkos».

«Habrá que pedir más esfuerzo a rentas altas y replantear el Impuesto de Sociedades para que la tributación sea más justa», destaca la candidata del PSN.

Izquierda-Ezkerra, ha explicado su candidata, Marisa de Simón, apuesta por garantizar la financiación de los servicios públicos de calidad a través de los impuestos y «terminar definitivamente con el endeudamiento y los peajes en la sombra».

De Simón ha defendido subir el Impuesto de Sociedades a las grandes empresas, grandes fortunas y rentas del capital, lo que supondría unos 300 millones de euros.

También ha planteado reducir o eliminar los beneficios fiscales a las empresas y condicionarlos a la contratación en condiciones de igualdad, en particular de mujeres. EFE

Javier Rodrigo

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies