Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

CaixaBank y sindicatos alcanzan un preacuerdo sobre el ERE de 2.157 empleados con un coste máximo de 890 millones

La dirección de CaixaBank ha pactado este miércoles con los sindicatos de la entidad -a excepción de CCOO- un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 2.023 empleados en toda España que se cubrirá con salidas voluntarias y que tendrá un coste máximo para el banco de 890 millones de euros

Tras cuatro meses de negociaciones, ambas partes han firmado este mediodía un acuerdo que permitirá a CaixaBank ajustar su plantilla en territorios donde había detectado excedentes de plantilla y ganar en flexibilidad laboral.

El banco ha detallado a la CNMV, el supervisor bursátil, que el coste de 890 millones es el cálculo que hace la entidad teniendo en cuenta que el cupo del ERE se cubra al completo, aunque al mismo tiempo CaixaBank ha comentado que, si hubiera un 100 % de adhesiones, obtendría un ahorro anual de 190 millones antes de impuestos.

Según fuentes sindicales, el acuerdo, firmado por sindicatos como SECB, UGT, SIB, FEC y CIC, y del que se ha desmarcado CCOO, el primer sindicato del banco, divide a los afectados en tres colectivos.

A las personas nacidas antes de 1961 y hasta 1965 que acepten apuntarse al ERE -denominado colectivo A-, es decir, quienes tienen 54 o más años, se les abonará el 57 % de su salario regulador -el fijo con algunos complementos, sin incluir variables-, hasta los 63 años, así como el correspondiente convenio de la Seguridad Social hasta esa edad, y una prima de entre 18.000 euros y 28.000 euros.

A los nacidos en 1966 y 1967, que tienen 52 o 53 años, se abonará ese mismo porcentaje del salario durante ocho anualidades y se les pagará el convenio especial de la Seguridad Social hasta los 63 años, al tiempo que recibirán una prima de 38.000 euros.

Por su parte, los voluntarios incluidos en el tercer colectivo, el C, es decir, los menores de 52 años que acepten rescindir su relación laboral con CaixaBank, recibirán una indemnización de 45 días por año trabajado con un mínimo de 36 meses y un máximo de 42, así como un prima de entre 13.000 y 23.000 euros.

El ERE contempla que las salidas del banco sean voluntarias, según precisan tanto fuentes sindicales como del banco, si bien el acuerdo incluye la posibilidad de mover a un empleado hasta un máximo de 75 kilómetros por necesidades de la red de oficinas, un aspecto que ha hecho que CCOO se desmarcara del acuerdo.

Este ERE no afecta a las provincias de Barcelona y Teruel, y tampoco a los servicios centrales del banco, porque CaixaBank considera que en estos territorios o áreas no sobra personal
CaixaBank quiere ajustar plantilla en el resto de España, principalmente en la Comunidad de Madrid, en Andalucía o en la Comunidad Valenciana, que son las tres comunidades donde aprecia más excedente de plantilla.

Otro aspecto relevante del acuerdo, en este caso para la clientela, es que el pacto prevé que las oficinas convencionales del banco abrirán 30 minutos más, de lunes a viernes, de 08:15 horas hasta las 14:30 horas, en lugar de hasta las 14:00 horas.

No ha prosperado finalmente la propuesta de la dirección de abrir estas oficinas los martes por la tarde, aunque sí seguirán abriendo los jueves por la tarde entre octubre y abril.

En un comunicado, CaixaBank ha resaltado que el acuerdo laboral alcanzado este miércoles le permitirá «impulsar la especialización de la red, la cercanía al cliente, la presencia en el ámbito rural y la transformación digital».

El acuerdo sobre el ERE implica también que se incrementará el número de oficinas Store y Business Bank hasta las 700, ampliables hasta las 750, que se abrirán progresivamente hasta 2021 en toda España.

Asimismo, se ampliará el servicio digital «inTouch» para alcanzar los 2.000 gestores especializados en atención remota a los clientes, de forma que se alcancen los 2,6 millones de clientes atendidos por ese sistema en 2021.

En un comunicado, UGT, uno de los sindicatos firmantes, ha destacado que las indemnizaciones pactadas mejoran las del ERE de 2015, y ha añadido que de entrada la dirección de CaixaBank pretendía imponer una movilidad forzosa de personal de hasta 100 kilómetros para cubrir desajustes de plantilla.

CaixaBank prevé que el 60 % de las extinciones indemnizadas de contratos laborales se lleven a cabo durante el segundo semestre de 2019 y que el resto se sustancien en el segundo semestre de 2020.

La incógnita ahora es saber qué grado de adhesión suscitará el ERE entre la plantilla del banco, formada por unas 29.500 personas en España, sin tener en cuenta a las filiales, que quedaban fuera del ERE. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies