Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Experto niega que se pueda culpar a la carne de causar diabetes u obesidad

Experto niega que se pueda culpar a la carne de causar diabetes u obesidad

El investigador venezolano de la Universidad Texas Tech (Estados Unidos) y experto internacional en carne, Nelson Huerta-Leidenz, ha afirmado en Pamplona que no se puede «culpar a la carne ni señalar, de forma específica, a ningún alimento de origen animal» como causa de diabetes, cardiopatías u obesidad

Así lo ha manifestado, durante unas jornadas organizadas en Pamplona por el Instituto de Innovación y Sostenibilidad en la Cadena Agroalimentaria (IS-FOOD) de la Universidad Pública de Navarra (UPNA).

El especialista ha enumerado, como desencadenantes de las enfermedades antes citadas, «el sedentarismo, la glotonería, el tabaquismo, la comida basura, el estrés y los pésimos estilos de vida».

En su intervención, según informa la UPNA, ha desmontado algunos mitos sobre el consumo de carnes en la nutrición humana.

Se ha referido a las conclusiones de la Agencia Internacional de Investigación sobre el cáncer de la OMS, que, en 2015, calificó a la carne procesada como «causante de cáncer colorrectal» y a la carne roja no procesada, como «probablemente cancerígena», unas «polémicas conclusiones», ha dicho, que «han sido cuestionadas basándose en una revisión sistemática de la literatura científica, pues el criterio de causa-efecto no se ha cumplido».

A juicio de este experto, «la investigación que vincula a las grasas de origen animal con el cáncer ha tenido otros factores de confusión».

«De hecho, investigaciones más recientes aclaran que la fuerte asociación entre consumo de carne y una dieta de baja calidad puede complicar los estudios epidemiológicos sobre carne y salud, como el realizado por la OMS, y tampoco hay evidencia de que los ácidos grasos saturados se asocien con la incidencia de cáncer», ha indicado.

El experto ha negado esa idea según la cual este alimento «no se digiere bien». «Se ha encontrado una mayor digestibilidad de aminoácidos de lomos de cerdo y de vacuno comparados con los del salmón y la pechuga de pollo -ha apuntado-. Lo que pasa es que la carne roja tiene un alto índice de saciedad, una característica importante en los alimentos para el desarrollo de dietas de control de sobrepeso u obesidad».

Otro de los mitos desmontados ha sido el de la presencia de más calorías y grasas en la carne. «Hoy en día es más magra», ha asegurado Huerta-Leidenz, quien ha negado que la carne posea otras grasas «perjudiciales», como las saturadas y las trans.

En tanto que la carne roja contiene «algunos ácidos grasos saturados, cuya ingesta individual puede tener efectos adversos sobre los factores de riesgo de cardiopatías, tales como elevar los niveles de colesterol en sangre», la mezcla de ácidos grasos de diferente grado de insaturación tiene, a su juicio, «un balance beneficioso para la salud».

Y es que, según ha indicado, «también contiene otros ácidos grasos -omega 3 polinsaturados, y monoinsaturados como el ácido oleico- y nutrimentos -por ejemplo, vitaminas B y selenio-, que ofrecen beneficios cardio-protectores».

El experto ha resaltado que existe «un consenso actual en que los alimentos individualmente consumidos ni causan ni curan el cáncer, por lo que la clave es la moderación en la ingesta».E FE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies