Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

López-Otín: cualquiera puede ser destruido pero también puede resistir

El investigador y catedrático de Bioquímica Carlos López-Otín ha asegurado en Zaragoza que «cualquiera puede ser destruido, pero también cualquiera puede resistir», una demostración de la «resiliencia humana» que es el mensaje final de su libro «La vida en cuatro letras. Reflexiones de un científico»

Una publicación que le sirvió de «autoayuda» para superar la depresión que sufrió tras ser acosado laboralmente y haber perdido 6.000 ratones con los que trabajaba en su laboratorio en Asturias, el material animal de sus investigaciones generado durante veinte años.

El científico oscense ha comparecido en rueda de prensa en Ibercaja Patio de la Infanta en Zaragoza antes de impartir una charla titulada igual que su libro, la segunda tras un año y medio en el que no ha dado ninguna después de haber impartido unas 500 en los últimos diez años en distintos puntos del mundo y que ha querido que fuera en su tierra.

La primera tras este paréntesis de año y medio fue el pasado lunes en Asturias, donde ha vivido los últimos 32 años, pues es catedrático de la Universidad de Oviedo, y donde tenía su laboratorio.

López-Otín, quien se ha encontrado en Zaragoza con su familia, a quien no veía «desde hace un año entero», se ha mostrado «contento», una palabra que asegura que no usaba «desde hace dos años», y que ha podido decir tras una «dosis de extraordinario sufrimiento» y sin saber si se debe a que el «aragonés no rebla» o a que era muy pronto para dejarse «abandonar totalmente y perder la vida».

Lo cierto es que ha empezado a dar clases nuevamente en Oviedo, cinco horas diarias en las que encuentra «un universo mágico», y está reconstruyendo un laboratorio que quedó en ruinas «después de 32 años de trabajo y de 20 de hacer un tipo de investigación muy puntera que se perdió».

A sus 60 años, en los que ha vivido «feliz» si le quita dos, asegura que ha aprendido que en la sociedad actual «cualquiera puede destruir a cualquiera en cualquier ámbito de la vida», aunque ha logrado sobrevivir, y que la mejor receta para curarse es «el trabajo y artículos nuevos» que le aportarán «confianza y seguridad» para volver a «contribuir» a la sociedad.

Más tiempo requerirá, calcula que cinco años, volver a conseguir otra vez los 6.000 ratones que se perdieron en un día, pero confía en que cuando ocurra estará «en la lista de salida» y será una demostración de la resiliencia humana, aunque ha añadido que no sabe «dónde estará».

Y en este sentido, ante las ofertas de trabajo que ha recibido desde Aragón, el investigador ha reconocido que estaba «muy feliz» en Asturias hasta que toda su estructura «se tambaleó» y ha agradecido el apoyo recibido tanto del presidente del Gobierno de Aragón como del rector de la Universidad de Zaragoza, que se han puesto a su disposición «para lo que hiciera falta».

Ha respondido que él no quería que se le ofreciera nada, que vendría a Aragón «a lo que hiciera falta, gratis» si hay algún tipo de acuerdo para que pueda dedicar un día a la semana «a algo útil», pero a ayudar y no a suplantar a nadie porque no quiere crear desde cero su propio laboratorio en esta comunidad.

«Sería muy egoísta» que destinaran recursos a él cuando el laboratorio empezaría a funcionar en 10 años y él tendría 70 años, siendo que existen investigadores aragoneses más jóvenes en los que merece más la pena que se invierta, ha dicho.

«Quiero poner en marcha todo otra vez, pero tengo que recuperar la plena ilusión», ha concluido López-Otín, no sin antes recordar que 32 científicos de alto nivel se han suicidado por acoso profesional y que una sociedad así «no le gusta», ya que existen demasiados problemas como para crear otros «por cuestiones banales que llevan a la desesperación» y ante los que te sientes «indefenso». EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies