Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Una proteína implicada en el cáncer protege frente a enfermedades musculares

Investigadores del IDIBAPS han identificado que la proteína ZEB1, que está implicada en el desarrollo de diferentes tipos de cáncer, puede proteger al músculo de la atrofia y la distrofia según sus niveles y el tejido en el que se encuentre

Este estudio se ha publicado en dos artículos de las revistas Nature Communications y Nucleic Acids Research, y las investigadoras primeras firmantes son, respectivamente, Laura Siles y Chiara Ninfali, expertas en patología muscular en el IDIBAPS, centro de investigación vinculado al Hospital Clínic de Barcelona .

Las expertas han trabajado con muestras de pacientes con distrofia muscular de Duchenne, una enfermedad rara que comienza en la infancia y que causa la destrucción progresiva de los músculos, y con modelos experimentales de ratón.

El trabajo demuestra que la ZEB1, que estudios anteriores relacionan con la aparición de cáncer cuando sus niveles aumentan de forma alarmante, es esencial para proteger el músculo de diferentes enfermedades que producen daño o atrofia muscular.

Por el contrario, la disminución de esta proteína hace que los músculos sean más susceptibles a estas patologías.

Laura Siles ha explicado que «los resultados conseguidos demuestran que la ZEB1 es necesaria para disminuir la inflamación en el músculo y para que las células madre lo reparen después de una lesión o de la distrofia muscular».

Por su parte, Chiara Ninfali ha afirmado que también se ha demostrado que «protege al músculo de la atrofia inducida por la inmovilización o el desuso», como sucede en numerosas condiciones clínicas o patológicas.

Las investigadoras han considerado que estos trabajos «revelan un papel inesperado para la ZEB1 más allá del relacionado con el cáncer, y pueden abrir nuevas estrategias en el tratamiento de las distrofias musculares y de situaciones que comportan una pérdida de la masa muscular».

Financiado, principalmente, por la Fundación Duchenne Parent Project, el estudio ha contado también con el apoyo de la Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias y de Investigación (AGAUR, en sus siglas en catalán) de la Generalitat de Cataluña. EFE.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies