Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

9 cosas sobre periodismo y eutanasia

Plantearse preguntas, buscar información, leer, reflexionar, adoptar una postura crítica, construir argumentos razonados y contrastarlos es lo propio de los debates.

Pero parece que el periodismo estos días nos ha dejado solos, (y muchos han comprado un relato que no admite devoluciones).

1.El caso. Una mujer que sufre. Un hombre desvivido por ella, la cual está postrada. El amor le lleva a él, a facilitarle la muerte a ella por ese sufrimiento que padecía, sumado a la falta de atención pública. Solos. Ni médicos, ni enfermeras, ni trabajadores sociales… ¿Seguro?¿Había algún médico o personal sanitario haciendo seguimiento de la evolución del paciente? ¿Estaban asistidos en casa? ¿Estaban en listas de espera para acceder a ayudas específicas? ¿Se habían negado a la posibilidad de ser atendidos de otra forma en alguna ocasión?

El relato periodístico aquí nos ha fallado porque no ha ido a la raíz. El periodismo es un poco de duda metódica cartesiana para llegar a las razones últimas (y a lo que no se ve a simple vista), y un poco de olfato e instinto.

2. El momento. En los albores de dos campañas electorales, con unos mares de información muy densos, parece muy jugoso marcar la agenda de los políticos y de los ciudadanos sobre los temas de campaña. Y un tema que va a lo más visceral y profundo del hombre como es el sufrimiento y el dolor, es una mecha que prende rápido.

El relato periodístico aquí nos ha fallado porque ha pasado de ser un instrumento de información, a ser el protagonista pulsando las bajas pasiones.

3. El objetivo. “Que hablen de lo que queremos que hablen y dirijamos la conversación”. Pero esto en comunicación ya data de antiguo. Se llama “Teoría de Agenda Setting”y McCombs, López-Escobar, Weaver, Shaw e incluso Lippmann (1922) entre otros, lo enunciaron y definieron.

El relato periodístico aquí nos ha fallado porque ha hecho que, de un caso particular, se desprendan ideas como que la Sanidad Pública no funciona, por no facilitar mecanismos de atención básicos, para que un enfermo no sufra dolor.

4. La puesta en escena. Una cámara lo graba todo. El suministro del veneno, el padecimiento, la muerte. La llamada al Samur, la llegada de la policía, la lectura de los derechos… todo. Parece sospechoso algo tan orquestado. Graban la previa, el durante y el después.

El relato periodístico aquí nos ha fallado porque sin que medie ningún criterio, han decidido hacer espectáculo de una desgracia, utilizando a los protagonistas.

5. Las ausencias. Dentro de un debate tan complejo, solo se ha dado espacio a situaciones particulares que, en todos los casos, son historias tristes de sufrimiento y soledad.

El relato periodístico aquí nos ha fallado porque, para abrir debates serios y amplios, se necesita escuchar a todas las partes o, al menos, más de una fuente que no sea interesada. La cobertura equilibrada y el criterio han brillado por su ausencia.

6. Los lugares comunes. “El derecho a morir con dignidad”, “respeto a las ideas”, “libertad de elegir”, “muerte digna”, “acto de amor y sacrificio”, “ayudar a morir”, “que la Iglesia Católica quite las zarpas de nuestra vida” … Todos estos mantras son repetidos una y otra vez desdibujando el debate de fondo.

El relato periodístico aquí nos ha fallado porque en vez de aclarar, embarra. No busca la verdad, sino contribuir a hacer más grandes esos lugares comunes, sin explicarlos ni, en su caso, desmontarlos.

7. El “estado del arte”. La eutanasia no es una realidad novedosa. En varios países de nuestro entorno ya está regulada. Y sus frutos no siempre han sido los deseados por la gente que la defiende. Pocos se plantean que lo que hoy llaman derecho a elegir, mañana puede ser un derecho ejercido sobre ellos por otros (familiares, facultativos, el propio Estado…). Las legislaciones de Holanda y Reino Unido (inspiradoras de la que se pretende introducir en España) han dado lugar a sonados casos como el de Friso de Holanda, trasladado a Londres justo pasado el tiempo que la ley marca para la desconexión de pacientes vegetativos, o el caso del niño Alfie Evans en Reino Unido, desconectado del soporte básico, dejándole morir de hambre, deshidratación y asfixia por el personal del hospital, en contra del criterio de sus padres, del de otros facultativos y con alternativas médicas para atenderle.

El relato periodístico aquí nos ha fallado porque no ha mostrado otras realidades similares ni caso que, siendo igualmente particulares, reflejan los extremos de la ley.

8. La otra cara. Los grandes olvidados y desconocidos en toda esta maraña son los cuidados paliativos y los profesionales que a ellos se dedican. Son caros, costosos y falta pedagogía de la praxis tanto en las universidades como en la sociedad en general. Los defensores de la eutanasia dicen que no tienen nada que ver. Pero son muchas las historias de pacientes aquejados de enfermedades graves que la pedían por los padecimientos que sufrían, hasta que llegaron a unidades de este tipo.

El relato periodístico aquí nos ha fallado porque no ha querido ejercer su función pedagógica ni mostrar esa vertiente muy relacionada con el tema. Si se quiere provocar el debate, que menos que darle el mismo espacio y tiempo.

9. Las reacciones. El enfoque sentimentalista y dirigido a las bajas pasiones, hace que haya una aparente corriente dominante a favor de la eutanasia. Pero, una vez más, esto en comunicación ya se ha definido y recogido en la “Teoría de las espiral del silencio” donde, el ruido de unos pocos, silencia opiniones disidentes y, muchas veces, mayoritarias. Pero ha conseguido marcar la agenda, con lo cual, misión cumplida.

El relato periodístico aquí nos ha fallado porque ha puesto toda la maquinaria a funcionara para promover una corriente única, que ha alimentado a través de píldoras (espacios, programas…) en las que ir desgranando la postura, en este caso, en favor de la eutanasia.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies